Con Pedri todo es mucho más fácil

Con Pedri todo es mucho más fácil

Pichi Alonso
Pedri, goleador ante el Levante
Pedri, goleador ante el Levante | JAVI FERRÁNDIZ

El Barça firmó una primera parte para olvidar frente al Levante. Incluso, unos 45 minutos más desastrosos que los vividos frente al Eintracht Frankfurt. El equipo de Xavi careció de control defensivo y fue incapaz de generar peligro salvo en un balón largo de Ter Stegen.

En el Ciutat de Valencia se constataron viejos vicios. La lentitud de la circulación del balón fue exasperante, con futbolistas tocando en tres o cuatro ocasiones antes de desprenderse de él. La ausencia de movilidad fue otro de los hándicaps, contribuyendo al marcaje de los hombres de Lisci.

Con el Barça exhibiendo un equipo largo, el Levante contó con enormes facilidades para disfrutar de transiciones rápidas y con peligro. Triste resumen de un equipo en el Eric García y poco más salvó de la quema. Y es que sin intensidad ni velocidad hoy no se gana a casi nadie.

Cambios y reacción

Dos claves marcaron el desarrollo de una segunda parte de absoluta locura. En primer lugar, el penalti que atajó Ter Stegen y dejó al equipo con vida. Y, a continuación, los cambios de Xavi agitando el banquillo. Ahí resurgió el equipo con una mayor intensidad y agresividad en todas sus acciones. Dos elementos fundamentales que, ayudados por la calidad de Gavi y, especialmente, Pedri -en un tono muy superior al de Nico y Frenkie-, obraron el pequeño milagro de la remontada.

A nivel de nombres propios es justo destacar la aportación de Luuk de Jong. Una vez más, en sus minutos finales fue decisivo con otra diana de auténtico killer. Impresionante sus registros. En el apartado negativo, Lenglet estuvo muy desafortunado con un penalti absolutament innecesario. Muy mal medido. Suerte de Eric que rayó a gran altura durante los 90 minutos. El central sigue creciendo.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil