Diet break: tómate un buen respiro con la dieta

Diet break: tómate un buen respiro con la dieta

Compartir
diet break que es

Tumba metabólica, neat, calistenia, mini cut y ahora diet break. Las tendencias del mundo fitness no dejan de cambiar a ritmo de vértigo.

En esta ocasión toca renovarse para hablar largo y tendido del diet break. Un concepto que relaciona entrenamiento con dieta y nutrición.

Si te encuentras inmerso en una etapa pre competitiva, estás ultimando los preparativos de la operación bikini o bien en el vestuario te ha parecido escuchar chino cuando hablaban del diet break, estás sin lugar a dudas ante la publicación adecuada

¿Qué es un diet break?

El diet break aparece como una interrupción temporal de la dieta y nace con la finalidad de potenciar la adherencia y evitar que nos estanquemos durante los periodos de definición o de pérdida de grasa.

Como sabemos los períodos de déficit calórico demasiado agresivos o sostenidos en el tiempo pueden terminar ralentizando el metabolismo y generar un efecto rebote nada deseable.

El concepto de diet break que al menos en este término fue ideado por Lyle McDonald, busca restablecer el equilibrio general. Un “reset” metabólico y hormonal que te permita seguir progresando de una forma constante a lo largo del tiempo.

Como veremos más adelante existen diferentes formas de hacer un break en la dieta y la duración y la flexibilidad del mismo dependerán en gran parte de la composición corporal del individuo.

¿Cómo hacer un diet break?

Lo primero que debes tener claro es que un diet break tiene que ser siempre planificado y que si no quieres echar al traste el duro trabajo de las últimas semanas tendrás que hacerlo de una forma controlada y pautada.

Olvídate de la barra libre y de comer bollería industrial para desayunar y de cenar pizza cada día. El diet break es una interrupción en la dieta, pero esto no significa que esté todo permitido.

Solemos diferenciar entre dos tipos de diet break. El más “flexible” y que McDonald recomienda para gente con dieta flexible y el más estricto o controlado orientado a personas a las que les cuesta mantener la ansiedad.

El objetivo de ambos es el mismo, simplemente que el primero de ellos te permite la posibilidad de jugar algo más con los ultraprocesados y el segundo se centra en una vertiente de “real fooding”.

diet break deporte dieta
Si estas cansado y sientes que no progresas como antes tal vez sea momento de hacer un diet break

Durante el descanso en la dieta lo que buscarás es incrementar tu ingesta calórica y acercarte a una normo calórica que en la medida de lo posible te permita mantener el peso a raya.  (Subir algo de peso entra dentro de los planes)

En definitiva, debes aumentar la ingesta de comida y de calorías respecto a tu dieta actual. De esta forma pondrás fin al déficit y tu organismo empezará a reaccionar.

El reparto de macronutrientes debe realizarse correctamente respetando en todo momento la ingesta de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Tal vez puedas aprovechar para incrementar ligeramente el aporte proteico y de hidratos con la intención de favorecer la saciedad.

¿Cuánto dura un diet break?

La duración del diet break dependerá de la composición corporal del individuo, de su capacidad de adherencia y de la proximidad del objetivo. Por lo general, los diet break suelen durar entre 1 y 2 semanas. Sin embargo, en determinados casos se pueden alargar hasta 1 mes de duración. A diferencia de lo que habíamos visto en un refeed day, dónde se buscaban beneficios a través de un superávit calórico de 24 horas, aquí se pretende conseguir una recomposición corporal que nos permita sobrevivir al déficit de una forma saludable.

“Olvídate de dietas milagro y de preparaciones espartanas en un tiempo récord. Lo que rápido se construye, rápido se destruye”

Personas con un porcentaje de grasa más bajo podrán repetir el diet break con más frecuencia que una persona con un nivel de grasa corporal superior.

Ventajas del diet break

-Beneficio psicológico: indudablemente un alto en el camino siempre viene bien para reponer fuerzas tanto físicas como mentales. Poder permitirte algún que otro capricho será mejor que un regalo de cumpleaños. La comida afecta nuestro estado anímico y un break en la dieta nunca viene mal.

-Beneficio fisiológico: si empiezas a sentirte cansado, notas que no tienes tanta fuerza y que tus ejercicios pierden intensidad tal vez sea el momento oportuno para llenar el tanque de combustible. Como se acostumbra a decir en estos casos; “somos lo que comemos”.

-Déficit sostenible: el diet break te servirá para hacer más llevadera la situación. La recomposición corporal y el reset metabólico y hormonal te permitirán tolerar mejor la sensación de apetito y de angustia por la aparente falta de comida.

-Alarga la definición: sin lugar a dudas uno de los grandes beneficios se encuentra en la posibilidad de alargar el periodo de definición. Como he indicado en el punto anterior, un break en la dieta, te ayudará a sobrellevar mejor el proceso y te abrirá la posibilidad de alargar y repartir durante más semanas la definición.

Inconvenientes del diet break

-Difícil gestión: el diet break puede resultar complicado de gestionar. Algunas personas tienen ansiedad generalizada por la comida y salirse del guión les puede causar una enorme dificultad de autocontrol. El diet break no es todo incluido ni una barra libre, así que tendrás que tener muy claro lo que te puedes permitir y lo que no.

-Volver a la normalidad: la llegada del diet break siempre se agradece pero su despedida puede ser muy dura. Tener que asumir que vuelves a entrar en déficit es duro y esperar cierto tiempo para tener más libertad todavía más. La vuelta a la “normalidad” de tu proceso de pérdida de grasa puede ser muy dura.

-Dependencia: si eres de los que mentalmente sufre muchísimo durante los periodos de definición, un diet break puede resultar perjudicial en el sentido de que te termine generando una dependencia excesiva. Con esto me refiero a que nada más empezar la dieta hipocalórica estarás pensando en la semana del diet break. Estar contando los días podría alargar la agonía y convertirse en una tortura mental constante.

Prioriza la adherencia a largo plazo

No todo el mundo está preparado para afrontar un diet break. Algunas personas son incapaces de salir de su rutina y cualquier modificación les termina generando ansiedad y nerviosismo.

Ante esta situación es muy importante que te conozcas psicológicamente pero también a nivel hormonal. Si eres de los que tiene un metabolismo lento, te cuesta muchísimo bajar de peso y en seguida coges grasa, tal vez debas descartar el diet break y decantarte por seguir un déficit menos agresivo, pero más sostenible.

El sistema de prueba y error es el que mejor se adapta a estas situaciones. Prioriza cualquier acción que te resulte beneficiosa a nivel personal y acomódate a aquellas pautas nutricionales o rutinas de entrenamiento que te generen adherencia sostenida. Piensa en objetivos y resultados a medio y largo plazo y olvídate de dietas milagro o preparaciones espartanas en un tiempo récord. Lo que rápido se construye, rápido se destruye.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad