¿Qué es el NEAT? Te presentamos a tu mejor aliado para perder...

¿Qué es el NEAT? Te presentamos a tu mejor aliado para perder peso

Compartir
Neat que es perder peso

Hoy toca analizar el concepto del NEAT. Un término que la comunidad fitness lo ha sumado ya al carro de las tendencias junto al cheat Meal, el ayuno intermitente o el entrenamiento HIIT.

¿Qué es el NEAT?

El NEAT hace referencia a toda la actividad física no asociada al ejercicio programado que genera un gasto calórico.  El NEAT acrónimo de “non-exercise activity thermogenesis” engloba todas aquellas acciones más o menos rutinarias que no se consideran actividades deportivas como tal pese a que requieran de un esfuerzo físico.

Subir por las escaleras, ir al trabajo caminando, o dar un paseo son ejemplos de actividades que condicionarán tu NEAT diario. Un cómputo de actividades que en muchas ocasiones subestimamos y que al final del día pueden suponer un extra de calorías quemadas más que interesantes para conseguir bajar de peso. El NEAT es un valor que gracias a la suma de pequeños detalles puede marcar la diferencia a la hora de conseguir o no perder peso.

¿Por qué el NEAT es tan importante para perder peso?

Aunque no es el único factor de incidencia la clave para perder peso es tener un gasto calórico superior a nuestro consumo calórico. Dicho de otra forma para adelgazar hay que comer menos calorías de las que quemamos.

Provocar este déficit calórico es de vital importancia tanto para perder grasa como para reducir esos kilitos de más. Un déficit calórico que puede aparecer por diferentes vías o por la combinación de varias de ellas:

  • Reduciendo la ingesta calórica
  • Aumentando el ejercicio físico practicando deporte
  • Incrementando nuestra actividad física diaria.

Cumplir con las dos primeras vías  es a menudo muy complicado. El trabajo, los compromisos familiares y los quehaceres diarios nos comen las horas del día  por lo que el tercer elemento de la ecuación (NEAT) adquiere más importancia.

Se puede aumentar el NEAT con pequeños detalles que rompan con nuestro estilo de vida sedentario. Pequeños cambios que aumentarán nuestro gasto calórico diario, nos ayudarán a mantener el peso a raya y pueden marcar la diferencia  a la hora de llegar o no a nuestros objetivos.

neat perder peso
Mantener el peso a raya es siempre una lucha constante

¿Cómo aumentar el NEAT?

Todo lo anterior está muy bien. ¿Pero cómo consigo aumentar el NEAT?. Pues la respuesta es muy sencilla. Todo pasa por romper con estilos de vida sedentarios.  Llevar una vida activa es el gran aliado de las personas que quieran aumentar su NEAT y su gasto calórico diario. Para hacerlo basta con cambiar pequeñas acciones diarias que hacemos por comodidad sin darnos cuenta.

Deja de subir por las escaleras mecánicas, acompaña los niños al colegio a pie, acude al trabajo andando o realiza la compra en el súper del barrio en vez de hacerla por internet. Estas y mil acciones más que afectan tu día a día son las que harán aumentar el valor de tu NEAT.


¿Cómo calcular mi NEAT?

Debes saber que más allá de las propias actividades existen otros factores que condicionan el NEAT de un individuo. La genética, el sexo, el peso o incluso el metabolismo de uno mismo pueden ser condicionantes del NEAT.  A igualdad de condiciones una persona de 100 kilos siempre tendrá un NEAT más elevado que una de 70. Para mover más peso se requiere de más energía.

Este motivo y el hecho de que cada persona tenga un ritmo de vida diferente (trabajo, familia, aficiones etc..) hace que calcular el NEAT con exactitud sea muy complicado. Por esto debes huir de leyes universales o de formas mágicas que prometan cálculos reales.

El mejor cálculo del NEAT o al menos la mejor aproximación se puede realizar a través de las conocidas pulseras de actividad.

pulsera de actividad
Las pulseras de actividad son perfectas para llevar un control diario.

Estas pulseras de actividad  monitorizan toda la actividad diaria en base a los pasos que damos y a lo activos o sedentarios que nos mostramos. En base a esta actividad y en el caso de que hayamos introducido correctamente nuestro peso, la pulsera calcula de forma bastante aproximada el gasto calórico.  Una vez tengamos este valor orientativo será cuestión de ajustar nuestra ingesta de comida para generar un déficit o un superávit calórico en función de nuestro objetivo.  Si queremos perder peso siempre tendremos que ingerir menos calorías de las gastamos.

Dicho esto es importante remarcar que no conviene obsesionarse y que lo más importante es contextualizar y tener presente que los datos de una pulsera de actividad son una estimación.

Lo que sí está claro es que cambiar la hora de sofà y Netflix por una hora de paseo con la pareja o con el perro se traducirá automáticamente en un aumento de tu NEAT. No te obsesiones, simplemente trata de llevar un estilo de vida saludable.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad