El vestuario del Barça cree en el doblete

NOTICIA SPORT

Los jugadores del Barça han recuperado el ánimo y se ven vivos en la Liga y la Copa del Rey

El mensaje optimista de Koeman ha calado y su cambio de sistema ha sido muy bien acogido

Koeman: Ha sido nuestro mejor partido sin balón | Perform

El FC Barcelona necesitaba un gran partido en un escenario de calibre para agarrarse al mensaje optimista que siempre ha transmitido Ronald Koeman. Esta victoria llegó en el Sánchez Pizjuán anulando por completo al Sevilla, que no dispuso de una sola ocasión de gol, y mostrando efectividad con la dupla Messi y Dembélé arriba. El cambio de timón vino acompañado de otro sistema, con tres centrales, que ha servido de estímulo y ha dado más seguridad al conjunto.

Koeman ha realizado un intenso trabajo psicológico desde el doloroso 1-4 frente al Paris Saint Germain en la Champions League. Su discurso tanto de puertas afuera como adentro ha sido el mismo. No se podía tirar la toalla ni mucho menos a estas alturas de temporada.

El equipo tenía que creer en sus posibilidades y habría opciones de remontar el vuelo. Las palabras a veces pueden ser vacías, pero cuando van acompañadas de hechos, como se vio en el Sánchez Pizjuán, ganan poso.

Intervención táctica

El equipo encaró como un gran reto el duelo de Sevilla y con el aliciente de estrenar sistema. Koeman dispuso de tres centrales, dos carrileros abiertos, tres centrocampistas y dos delanteros para dar otro aire al equipo. El nuevo dispositivo desconcertó al Sevilla y los blaugrana se sintieron muy cómodos.

Koeman fue autocrítico y en su análisis interno admitió que no había dado con la tecla frente al PSG. Este Barça no está para ir a tumba abierta ante un gran rival europeo y debe estar más arropado. El cambio fue significativo y pesos pesados como Messi, Busquets o Piqué lo agradecieron. Incluso, el gran sacrificado por la variación, Griezmann, se le vio implicado animando de forma constante desde la grada.

Los tres centrales funcionaron en Sevilla

| AFP

El equipo está unido y ha logrado un pequeño objetivo a corto plazo como era llegar con vida a la Liga en el mes de marzo. La ventaja con el Atlético de Madrid se ve asumible. Son cinco puntos y un partido menos para los colchoneros, pero al mismo tiempo, los rojiblancos tienen compromisos difíciles, empezando por el derbi ante el Real Madrid de la próxima jornada o la propia visita al Camp Nou. Hay tiempo para remontar.

La Copa será clave

El vestuario también apunta como fundamental el partido del miércoles frente al Sevilla en la vuelta de la semifinal de la Copa. El 2-0 es un resultado muy adverso, pero después del partido del sábado ha crecido la confianza de que pasar a la final no se puede considerar una misión imposible.

El encuentro liguero enseñó el camino y los futbolistas tampoco olvidan que el marcador de la ida fue engañoso ya que el meta Bono fue el mejor futbolista del Sevilla. La inercia ha cambio y los ánimos también. Dos elementos para incluso soñar con el doblete.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil