El ultimátum (esta vez sí definitivo) del Barça a Dembélé

Después de una serie de avisos ignorados por Ousmane y su entorno, el club azulgrana tiene claro que no se puede tensar más la cuerda

El hartazgo general es evidente y el de Vernon solo tiene dos caminos

Linares - FC Barcelona | Dembélé puso la tranquilidad con este gol desde fuera del área | RFEF

Lógicamente, del dicho al hecho hay un trecho. Pero desde el FC Barcelona hace días, incluso semanas, que se lanzan ultimátums al entorno de Ousmane Dembélé para desenquistar de una vez por todas el asunto de su renovación. Hartazgo es la palabra que mejor resume el sentimiento del barcelonismo respecto a un ‘affaire’ que está agotando los límites de paciencia de muchos de los agentes implicados.

No el del jugador y su agente Moussa Sissoko, desde luego. Ninguna prisa tienen por deshojar la margarita. Continúan filtrando que la partida no termina aquí, que no descartan seguir pero que la decisión no tiene por qué ser inminente. O, lo que es lo mismo, siguen ninguneando a un FC Barcelona que durante estos tres años y medio que lleva Ousmane vistiendo la casaca azulgrana ha aguantado lesiones, faltas de disciplina y extravagancias varias. 

PUNTO DE NO RETORNO

Todo el embrollo con el extremo francés está muy cerca de desembocar en una solución final que difícilmente no será violenta para uno u otro bando. Ante la parsimonia absoluta con la que se está topando, la directiva azulgrana quiere zanjar ya un asunto que se está dilatando en demasía y que amenaza con ser un incordio importante para el día a día de Xavi y el vestuario. Mensajes contradictorios (que si la familia y el futbolista se quieren quedar, que si es su agente el que lo está enturbiando todo...) que no llevan a ningún lado más allá de que el Barça ha dicho basta. Ni siquiera el propio técnico de Terrassa, que había colmado de flores a Dembélé en todas las ruedas de prensa anteriores y que parecía prendado de él, está ya de su lado. Todo ha ido demasiado lejos.

El ultimátum (esta vez definitivo) del Barça sobre Dembélé

| Valentí Enrich

DIFÍCILES SALIDAS

A partir de aquí, desde el FC Barcelona se está preparando el terreno para la drástica salida que parece va a tener el asunto. En caso de que, como todo hace prever, el galo siga sin aceptar la propuesta de renovación que tiene en la mesa, desde la entidad azulgrana tienen claro que no quieren que vista más la casaca barcelonista. La idea y el objetivo prioritario sería una salida. Obviamente, en forma de venta mejor, pero esa posibilidad se antoja muy remota.

De hecho, el club es consciente de que no tiene la sartén por el mango en este caso, puesto que Ousmane ya es libre para negociar con quien quiera y no se le puede forzar. La alternativa de la carta de libertad sería lo más factible. Pero estamos en las mismas. Todo depende del ‘sí’ del futbolista, que sigue esperando al mejor postor para sellar el contrato más suculento de su carrera. Y este, salvo giro radical de los acontecimientos, no lo encontrará en la Ciudad Condal. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil