Sport.es Menú

El Barça se conjura para ganar la Copa del Rey al Valencia

Messi y Piqué hablan hoy en rueda de prensa para reforzar la importancia de la final ante el Valencia

El Barça buscará cerrar la temporada con la quinta Copa del Rey consecutiva, un hito sin precedentes

xortunofc barcelona sevilla final copa del rey foto 190523202422
Esta imagen se ha repetido en las últimas cuatro finales de la Copa del Rey. Nunca hay quinto malo... | VALENTI ENRICH

El FC Barcelona  le da la máxima importancia a la final de la Copa del Rey que se disputa mañana sábado en el Benito Villamarín de Sevilla (21,00 horas). Un título que haría entrar a la entidad en la historia del fútbol español.

Nunca en la historia del fútbol español un equipo ha sido capaz de conquistar cinco ediciones consecutivas la competición de Copa, desde 1976  llamada del Rey y anteriormente Campeonato de España, Copa de la República y Copa del Generalísimo. Muy cerca estuvo el Madrid FC en los albores del siglo pasado y el Athletic Club en los años treinta, ambos con cuatro títulos. Solo por eso, por volver a escribir con letras de oro la historia de la entidad, valdría la pena que el Barça saliera airoso del Benito Villamarín.

Este título de Copa del Rey, no siempre valorado y a menudo ninguneado, provocó que el Real Madrid lo celebrará en la capital con rúa incluida, con aquella famosa fotografía de Sergio Ramos perdiendo el trofeo, que acabó siendo atropellado por el autobús. Esa Copa significó el primer triunfo del Madrid de Mourinho sobre el todopoderoso Barça de Pep Guardiola. Quiere ello decir que cuando interesa, la Copa del Rey sí es importante... e incluso salva temporadas.

Un título vital

Para el FC Barcelona esta competición tiene una importancia vital. No puede ponerse a la misma altura de la Liga o la Champions League, evidentemente, pero sí que obraría un efecto balsámico considerable después del desastre de Liverpool.  Y sobre todo, permitiría bajar el telón de la temporada 18-19 con un magnífico sabor de boca.

El club azulgrana ha hecho una campaña mediática muy potente, principalmente en redes sociales, para concienciar a los socios y aficionados con la finalidad de que interioricen ese mensaje y conviertan la final de mañana (21.00 horas) en una gran fiesta del barcelonismo.

El propio presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, ha liderado ese mensaje de optimismo y unidad colectiva. Lo hizo ayer ante  los 201 senadores del FC Barcelona (los que tienen el carnet de socio más antiguo) que se acercaron al Auditori 1899 para la reunión ordinaria anual del Senado. Les dijo que, pase lo pase, la temporada será “muy buena” y reafirmó su plena confianza en la labor de Ernesto Valverde como entrenador del priemer equipo.

Messi y Piqué, a escena

Dentro de esa política del club de considerar la final de Copa de la máxima importancia, hoy se vivirá un gesto, un guiño,  que refuerza esa opinión: por primera vez en cuatro años, Leo Messi comparecerá ante los medios de comunicación en la previa de un partido.  

Aunque eso debería ser lo habitual, precisamente por su excepcionalidad nos indica que la plantilla, con Messi a la cabeza, quiere más que nunca ganar este título. Al argentino le acompañará otro peso pesado del equipo, Gerard Piqué, más  avezado en atender a los medios de comunicación antes y después de un partido de alto voltaje.

El mensaje está muy claro: la plantilla quiere ganar del doblete (al que habría que añadir la Supercopa de España) por segundo año consecutivo. Sería el noveno en la historia del FC Barcelona. Otro hito sin precedentes en el fútbol español. Y es que, Champions League al margen, este Barça viene de estar presente en nueve de las últimas once finales de la Copa y ha conquistado ocho de las últimas once Ligas. Una barbaridad.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil