BMW

BMW presenta el nuevo Serie 8 Cabrio

BMW presenta la variante descapotable de su buque insignia, que se suma a la coupé en su oferta.

Nuevo BMW Serie 8 Cabrio.
Nuevo BMW Serie 8 Cabrio. | BMW
@alexsoler66

El pasado junio, durante las 24 Horas de Le MansBMW presentaba su nuevo buque insignia, el Serie 8, una berlina de lujo que llegaba para situarse en lo alto de su oferta que presentaba nuevas líneas estéticas, un interior tan deportivo como lujoso y dos grandes motores para satisfacer a los más exigentes, un V8 de 4.4 litros y 530 CV de potencia y un turbodiésel de 3.0 litros y seis cilindros de 320 CV.

Para ampliar su oferta y abarcar tanto espacio como sea posible, la firma bávara presenta ahora la variante descapotable de su berlina, el BMW Serie 8 Cabrio 2019. En esencia, esta variante es exactamente igual que la presentada el pasado junio en cuanto a motorizaciones y equipamiento, pero con las variaciones necesarias para convertirlo en descapotable. 

Capota de lona

De este modo, BMW apuesta por una capota de lona para que sea el techo de este convertible, que tardará solo 15 segundos plegarse y desplegarse. Además, la maniobra se podrá hacer en marcha si se circula a una velocidad menos a 50 km/h. La firma alemana confirma que esta variante se desarrolló conjuntamente con la versión coupé, con el BMW M8 y con el M8 GTE de competición y, con la capota cerrada es prácticamente igual que el coupé, aunque con un poco más de trasero para conseguir espacio para la capota. Su maletero ofrece 350 litros de capacidad con la posibilidad de ampliarse si se abaten los asientos traseros.

Como novedades, el nuevo BMW Serie 8 Cabrio ha reforzado su rigidez para que, como afirma la marca en un comunicado, sea prácticamente igual a la del coupé. El objetivo del trabajo estructural es conseguir que su comportamiento sea lo más dinámico posible. Más allá de cuestiones técnicas, al equipamiento visto de serie en el coupé se le sumará un sistema de audi Harman Kardon que podrá, sustituirse por otro aún más avanzado de la firma Bowers & Wilkins. Asimismo, esta variante pierde el sistema de control por gestos porque en el coupé está incorporado en el techo.

Tampoco aporta novedades el cabrio en las motorizaciones, compartiendo los mismos motores que su versión coupé. No obstante, no tardará en llegar el nuevo M8, que probablemente presentará un propulsor aún más extremo para acentuar el carácter deportivo de las variantes 'M' de BMW.