Gravel o carretera: ¿Qué bicicleta comprar y por qué?

Gravel o carretera: ¿Qué bicicleta comprar y por qué?

Compartir
bicicleta de gravel o carretera

Todos sabemos lo que cuesta pagar una bicicleta. Los precios están por las nubes y parece que el límite para tener una bicicleta “decente” es cada vez más alto. A las habituales dudas de marca y modelo se le añade ahora la incertidumbre comercial de si decantarse por una bicicleta de gravel o de carretera. El gravel está de moda y parece que la apuesta de los fabricantes hacia este tipo de modelos es cada vez más potente. Se vislumbra un futuro prometedor pero hasta qué punto vale la pena comprar una bicicleta de gravel? Es mejor comprar una bicicleta de carretera o de gravel? Muchísima gente se encuentra ante esta duda y es que la versatilidad de estas bicicletas seduce a cualquiera…

Ventajas comprar una bicicleta de gravel

-Versatilidad: Creo que nadie me va a cuestionar este primer punto. Las bicicletas de gravel son muchísimo más polivalentes. La versatilidad que ofrece el gravel es su gran atractivo. Con una bici de gravel te puedes meter por todo tipo de terreno, mientras que  con las bicicletas de “road” quedas limitado al asfalto y todo lo que sea huir de él son ganas de complicarse la vida. Si buscas una bicicleta comodín que valga para todo tirate de cabeza hacia un modelo de gravel.

-Diversión: ¿Existe algo más divertido que embarrarse con una bicicleta hasta las cejas por pistas y caminos de cabras? Lo dudo muchísimo, así que si lo tuyo es la adrenalina, la diversión y te mola poner un toque de locura a cada salida, ya sería hora de que empezaras a probar esto del gravel. En Estados Unidos el gravel lo esta petando y carreras como la Diry Kanzas empiezan a ser tendencia mundial.

-Confort: Las bicicletas de gravel son lo más parecido a las bicicletas de gran fondo. Los fabricantes han estudiado minuciosamente la geometría del cuadro para que esta ofrezca la mayor comodidad posible al ciclista. Las bicicletas de gravel no son especialmente agresivas y acostumbran a presentar una pipa de dirección bastante alta y una distancia entre ejes perfecta para  el confort del usuario.

-Frenado: Si en el ciclismo de carretera todavía sigue abierta la polémica acerca de los frenos de disco, en el gravel no hay ninguna duda. Todas las bicicletas de gravel vienen con freno de disco. La calidad de frenado es inmensamente superior y rodando por pistas te puedo asegurar que se agradece y mucho disponer de un buen freno. Si en seco la mejora es notable, en lluvia y terreno mojado los frenos de disco se llevan la palma. Con este sistema puedes apurar muchísimo más la frenada y tener un paso por curva más tranquilo.

-Bikepacking: Con la llegada del buen tiempo muchos ciclistas empiezan a plantearse seriamente la opción de hacer rutas y viajes en bicicleta en formato bikepacking. Para esta disciplina las bicicletas de gravel están más preparadas que las de carretera convencionales. Son más resistentes y los cuadros tienen más facilidad para acoplar portabultos o maletas.

comprar bicicleta de gravel o carretera
El gravel es un disciplina claramente al alza

-Resistencia: La fragilidad de las bicicletas de carbono es de sobras conocida por todos. Las bicicletas de gravel están más reforzadas y para cargar lastre o para rodar por terrenos irregulares son muchísimo más fiables. Si quieres algo fiable y resistente te recomiendo que busques tu bicicleta entre los catálogos de gravel.

Ventajas comprar bicicleta de carretera

-Ligereza: Cuando se trata de subir puertos de montaña todos sabemos la importancia que tiene la relación peso potencia. Perder peso corporal con el ciclismo es una opción pero no deberías subestimar la posibilidad de aligerar tu bicicleta. En este sentido las bicicletas de carretera pesan menos que las de gravel. Los cuadros no están tan reforzados y los materiales que se utilizan son de lo más ligero. A misma gama de producto las bicicletas de gravel no tienen nada que hacer.

-Velocidad: Por pistas te aseguro que se puede ir muchísimo más rápido de lo que crees, pero evidentemente el asfalto sigue siendo la superficie reina cuando hablamos de velocidad. Si compites o buscas mejorar tus registros en una subida o en una marcha cicloturista despeja tus dudas y compra una bicicleta de carretera

-Aerodinámica: Existen muchos tipos de bicicleta y cada una presenta unas características propias de diseño. Las bicicletas aero son las más agresivas y están pensadas para sacar el máximo partido a cada vatio de potencia en los terrenos favorables. Las de gravel se asemejan bastante a las bicicletas de gran fondo pero las bicicletas de carretera siguen presentando una geometría mejorada en términos de eficiencia aerodinámica.

-Estética: Los diseños de gravel son chulos, pero me vais a admitir que no tienen nada que hacer frente a una buena bicicleta de carretera con ruedas de perfil. Las “road” bikes son espectaculares y una gozada a ojos del aficionado.

Opinión y conclusión

Imagino que si has llegado hasta este punto no te va a sorprender un pelo que diga que no existe una verdad única y cierta acerca de si es mejor comprar una bicicleta de carretera o de  gravel.

Cada ciclista corresponde a un perfil de deportista diferente, por eso es importante que conozcas el tuyo y que puedas decidir en función de tus intereses. Por intereses me refiero principalmente al uso que le vas a dar la bicicleta. Si el uso es ocasional y recreativo quizá lo más recomendable sea decantarse por una bicicleta de gravel. Siempre tendrás la opción de montar una cubiertas de carretera y rodar cómodamente por carreteras asfaltadas.

Por el contrario si el uso que le vas a dar es intenso seguramente te encaje más una bicicleta de carretera. El conjunto es mucho más ligero y es evidente que en términos de rendimiento y aerodinámica la superioridad respecto a una de gravel es incuestionable.

bicicleta de carretera o gravel
La carretera: fina, exigente y peligrosa

Por otro lado el presupuesto es otro factor en cuenta. Las bicicletas de gravel requieren de unos montajes más completos por lo que también acostumbran a ser más caras. En el mundo de la carretera puedes encontrar bicicletas decentes por 1000 euros, mientras que en el gravel el límite para disfrutar de una bicicleta “aceptable” es algo más alto. Resumiendo; presupuestos muy ajustados, carretera. Presupuesto algo más altos, valorar entre gravel y carretera.

Finalmente me gustaría comentar algo respecto al mercado de segunda mano. Las bicicleta específicas para gravel llevan poco tiempo en el mercado así que navegando por wallapop la probabilidad de encontrar un “chollo” es bastante más baja de la que tienes si buscas una ganga de carretera.

Tomate tu tiempo y valora a conciencia las diferentes opciones de compra que se te planteen. Si necesitas un cable no dudes en pedírmelo a través de los comentarios 😉

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad