Garmin vivomove, reloj de pulsera con seguimiento de actividad.

Garmin vivomove, reloj de pulsera con seguimiento de actividad.

3002
0
Compartir
garmin vivomove reloj análogico monitor de actividad

Garmin sigue con su imparable ritmo de lanzamientos y en esta ocasión nos presenta el nuevo vivomove, un monitor de actividad integrado en el cuerpo de un reloj analógico clásico. La empresa líder en dispositivos con gps para running, ciclismo, outdoor y triatlón lanza al mercado un reloj de agujas sin GPS. ¿Y de repente un extraño? No tanto como pueda parecer a primera vista. En este artículo, además de analizar qué nos ofrece este nuevo vivomove, intentaremos explicar (o imaginar) cuales son los motivos de este lanzamiento.

Garmin vivomove: dinero, familia y búsqueda de estilo y diseño.

El Garmin vivomove es el octavo miembro de la familia “vivo” compuesta por dispositivos de seguimiento de la actividad diaria con conexión móvil vía bluetooth. Lo que comenzó con el lanzamiento solitario de la primera pulsera de actividad de la marca, el modelo vivofit, se ha convertido en una familia más que numerosa: nuevas versiones de la vivofit (2 y 3), pulseras con notificaciones inteligentes como la vivosmart (y HR) y dos smartwatch vivoactive (y HR). Una gama de productos que pretenden ayudarnos a “movernos” y con ello avanzar hacia una vida más saludable. Una familia que sin duda ha aportado suculentos beneficios a Garmin, casi duplicando la facturación del segmento de dispositivos para “fitness” desde que se lanzó al mercado la primera vivofit.

Familia monitores de actividad vivo garmin

Los monitores de actividad, aunque muchos no les ven utilidad alguna y algunos medios pronostiquen año tras año su desaparición, siguen vendiéndose y mucho. Pero nos encontramos en un mercado sobresaturado de pulseras, con una competencia cada vez mayor de las marcas asiáticas, y donde ya no sólo vale intentar quitarle parte de las ventas de Fitbit. Como dirían en expediente X: “el dinero está ahí fuera”, más concretamente lejos del “target” deportivo. Las grandes multinacionales de la tecnología deportiva saben que sus productos deben asociarse a la moda y el diseño para alcanzar a la gran masa de consumidores, los mismos que ven las zapatillas deportivas como un complemento de vestir y no como uno deportivo.

Los nuevos monitores de actividad buscan su hueco dentro de la relojería clásica y los complementos de vestir, algo en lo que Fitbit, el dominador en ventas de este tipo de dispositivos, ya está inmerso con su nueva pulsera “Alta” y el reloj “Blaze”, ambos con partes metálicas y pulseras intercambiables distintas a las típicas de elastómero.

Garmin necesitaba algún producto similar, que pudiese sustituir sin problema a un reloj de diario, alejándose del plástico de sus Forerunner y de la estética de sus pulseras, y la gran aceptación del diseño del Fenix 3 le demostró cual era el camino, un reloj de pulsera con bisel metálico y corte clásico.

Garmin-vivomove-vs-fenix-3

Pero en cuestión de monitores de actividad en relojes análógicos, Garmin no ha descubierto la pólvora con este nuevo vivomove. La marca Withings, más conocida quizás por su báscula inteligente o por haber sido adquirida recientemente por Nokia en un intento de abrazar nuevas fuentes de negocio, lanzó hace ya tiempo un reloj de pulsera analógico de línea clásica con monitor de actividad incorporado, alarmas silenciosas y cambio automático de hora. El modelo Activité está disponible en tres versiones: Activité Pop, en materiales plásticos, desde 99 €, la versión “Steel” en acero desde 169 € y un modelo de gama alta con correa de piel y cristal de zafiro por 340 €.

Garmin-vivomove-Withings-activite-Runtastic-moment

La empresa Runtastic, especializada en aplicaciones móviles para correr y ponerse en forma, también lanzó su versión, el Runtastic Moment, un reloj algo pesado que no llegó a terminar de convencerme en su prueba.

Una vez visto lo que hay en el mercado de los monitores de actividad y hacia dónde se mueve éste, veamos si el vivomove hace algo más que contar pasos y dar la hora.

Funciones básicas y principales características técnicas.

El vivomove monitoriza mediante un acelerómetro interno, y a partir del movimiento de nuestra muñeca, los pasos y distancia recorrida a lo largo del día, así como la calidad y cantidad de nuestro sueño (automáticamente). Al vincularlo a un móvil con Bluetooth 4.0 podremos sincronizar los datos registrados a la app móvil de Garmin Connect pulsando el botón lateral. En la esfera hay dos mini pantallas LCD que nos servirán para conocer el tiempo que llevamos sin movernos y el nivel de pasos diarios respecto al objetivo fijado (podremos determinar un número de pasos concreto o dejar que la aplicación fije de forma automática ese objetivo en función de nuestra actividad previa).

Garmin-vivomove-niveles-pasos-inactividad

Sólo dispone de un botón en su lateral, con el que sincronizar los datos a la app móvil (vía bluetooth) y cambiar la hora, a diferencia del Activité de Withings, el vivomove no tiene cambio de hora automático.

El vivomove no es excesivamente grande, la carcasa mide 42 mm de diámetro (el Fenix 3 mide 51 mm) y 12 mm de espesor con correas de 20 mm de ancho. En cuanto al peso, se mueve entre los 48 gramos de la versión Sport y los 51 gramos de las versión con correa de piel. El modelo con carcasa de acero, modelo “Premium” es algo menos ligero, 67 gramos, pero bastante menos que los 82 gramos del Fenix 3.

Al igual que el resto de dispositivos de muñeca de Garmin, el vivomove es sumergible (resistente al agua 50 m). Su autonomía es de 1 año y funciona con una pila botón que podremos cambiar en cualquier relojería de barrio (se necesita una llave especial). Su larga autonomía se debe en parte a que no dispone de ningún tipo de alerta (sonora o vibración) ni tampoco tiene iluminación. La falta de alertas es quizás su mayor desventaja frente a los modelos de Withings, que si que permiten fijar alarmas silenciosas.

El registro automático de actividades no queda del todo claro, aunque en la web no se especifica nada al respecto, en el manual del vivomove sí que nos indica esta función. Al sincronizar los datos registrados veremos un gráfico similar al obtenido con la vivofit 3 donde aparecen, además de los pasos dados, el tipo de actividad realizada, aunque por el momento no tenemos el detalle (minutos, pasos, distancia o calorías) de cada una de ellas de forma independiente.

bici-move-iq-vivofit-3

Garmin vivomove: precios y modelos disponibles.

El vivomove estará disponible a lo largo el 2º trimestre de este año (2016) en tres versiones diferentes: Sport, Classic y Premium, cada uno de ellos con esfera negra o blanca, pensada esta última para un público femenino.  Las versiones Sport y Classic, además de por el color del bisel y la esfera, se diferencian por el tipo de correa, de elastómetro en los modelos Sport (desde 169 €) y de cuero en los modelos Classic (desde 219 €). Los dos modelos “Premium” llevan correas de cuero y cambian la carcasa de “composite “, similar a la del Fenix 3, por una de acero inoxidable, haciendo que el precio suba hasta los 299 €. Salvo el modelo básico, el resto de precios son elevados, si tenemos en cuenta que “sólo” es un reloj que cuenta pasos, pero en el sector de la relojería los precios no están relacionados únicamente con las funciones, sino más bien con aspectos como el gusto, estatus o estilo.

Garmin-vivomove-modelos-precios

Junto a los seis modelos anteriores, Garmin pone a la venta las correas por separado, las de piel (negra, blanca, marrón y marrón claro) por 59 € y las dos versiones “Sport” (blanca y negra) por 29 €. Son correas de 20 cm con un enganche común al de mayoría de relojes clásicos, por lo que, además de las correas anteriores, no será difícil encontrar otras compatibles (por ejemplo metálicas) a precios más competitivos.

Garmin vivomove: resumen y alguna opinión.

Diseño y simplicidad, no busquéis mucho más, pero la realidad es que a un reloj análogico tampoco se le pide mucho más. Garmin presenta su vivomove como una opción alternativa al resto de la familia “vivo”, pensando en futuros usuarios a los que las pulseras de diseño deportivo no llegan a adaptarse a su estilo diario. Echo a faltar sobre todo la posibilidad de establecer alarmas silenciosas (vibración) y un modo cronómetro, ya sea con otra pantalla LCD, que funcione de normal como un calendario, o quizás con otra esfera más pequeña, aunque este último punto sería solventable mediante la mejora del registro automático de pasos y actividades.

Sinceramente creo que Garmin ha acertado y venderá bastantes, lo que no quiere decir que sea un producto perfecto, pero es sencillo y su estética bastante cuidada. Su precio se quedará probablemente en los 130 € para la versión Sport, similar a lo que podemos gastarnos en un Swatch o NIXON, por citar algunas marcas conocidas. Al final no hay que olvidar que el vivomove es ante todo un reloj, que registra la actividad, pero al fin y al cabo, un reloj al que llegaremos más por su diseño que por sus especificaciones.

Sin mucho temor a equivocarme, si este vivomove tiene buena aceptación, no sería una locura ver dentro de seis meses un vivomove HR, con sensor óptico de pulso, cargador usb y alguna funcionalidad más que en este se han ahorrado. Let see!!

Como casi siempre, Ray (DC RainMaker) ya ha podido tenerlos entre sus manos (nosotros tendremos que esperar algo más) y nos ha dejado un vídeo donde podemos apreciar mejor como queda en la muñeca y las diferencias entre cada modelo.

Espero que el análisis del lanzamiento del vivomove os haya resultado entretenido, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia y nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor para estar informados de todas las noticias relacionadas con el deporte y la tecnología.

PreMarathon.com @PreMarathon (Victor)

Te puede interesar...

Dejar una respuesta (Comentarios bajo la aceptación de nuestro Aviso legal)