Entrenador de ciclismo – 5 consejos para dar con el preparador ideal

Entrenador de ciclismo – 5 consejos para dar con el preparador ideal

Compartir
entrenador de ciclismo

Si buscas entrenador para ciclismo debes prestar mucha atención a estos consejos. Tips y recomendaciones para dar con el mejor entrenador de ciclismo.

Si buscas un entrenador para ciclismo hay una serie de aspectos que deberías valorar en tu elección. Elegir el entrenador idóneo es más complicado e importante de lo que a priori puede parecer. Una buena o mala elección condicionará tu estado físico y en consecuencia tus resultados en la competición o en las diferentes marchas cicloturistas.

Pocos son los ciclistas que prestan atención a este detalle y es que lo que es bueno para tu amigo no tiene por qué serlo para ti. Me refiero básicamente a la importancia de tomar una decisión personal. Cada entrenador es un mundo y sus prácticas o sus particularidades no tienen por qué adaptarse a todo el mundo. Algunos entrenadores de ciclismo priorizan claramente la intensidad, mientras que a otros les encanta planificar largas sesiones de entrenamiento.

Ante estas evidentes diferencias operativas uno debe elegir lo que mejor le conviene. Si tienes una hora y media para entrenar no tiene ningún sentido que busques un entrenador de la “vieja escuela” que te haga un planning con 20 horas semanales de entrenamiento.

Por qué necesito un entrenador de ciclismo?

Lo primero que deberías meterte en la cabeza es que un entrenador de ciclismo es una inversión y no un gasto. Estás invirtiendo en tu mejora y de la misma manera que lo haces comprando unas ruedas de perfil, un potenciómetro o un cuadro de alta gama deberías hacerlo contratando los servicios de un preparador físico especializado. 

Empezar a entrenar bajo las indicaciones de un preparador no solo te va a permitir mejorar la condición física a medio- largo plazo, sino que, además, tendrás una motivación extra para salir a entrenar. Cumplir con lo estipulado puede generar cierta pereza, pero tu aseguro que un entrenamiento específico pasa muchísimo más rápido que un entrenamiento de fondo en el que te limitas a sumar kilómetros.

La contratación de un entrenador además te ayudará a regular las emociones. Nada de sumar 6 horas el día que estás motivado y luego descansar durante 3 días porque no te sientes con ganas. Un entrenador se tiene que pagar y ello quieras que no te obliga a justificar la “compra”.

entrenador ciclismo planificar temporada
Para tener éxito resulta fundamental preparar la temporada y los picos de forma con antelación

Además, un buen entrenador ser encargará de controlar tus volúmenes y cargas de entrenamiento y evitar de esta forma que caigas en el temido sobreentrenamiento. Si prescindes de los servicios de un profesional y decides “auto entrenarte” es probable que termines llegando a un punto muerto en el que te resulte imposible mejorar. El entrenador de ciclismo es el responsable de marcar los descansos oportunos y marcar todas las pautas a seguir desde la pretemporada y el periodo de base hasta la finalización del periodo competitivo. Si finalmente te decides a contratar los servicios de un especialista no hace falta decir que ya te puedes olvidar por completo de los “palos” y arreones que te pagabas cada día con tus compañeros de grupeta. Un entrenador está para hacerle caso y aunque no tienes que volverte loco y dejar de socializar como hacen algunos, es importante que te centres en tu trabajo sin importarte mucho lo que haga el resto.

En lo personal te recomiendo que una vez tengas claro qué entrenador puede adaptarse mejor a tus necesidades trates de evitar a toda costa cambios de entrenador durante la temporada. Cada preparador tiene sus particularidades y el cuerpo es probable que no se tome del todo bien estos nuevos estímulo sin previo aviso. Si quieres cambiar de entrenador evidentemente estás en tu derecho, pero te recomiendo que lo hagas siempre al finalizar la temporada.

Por último, quiero recalcar que el ciclismo es un deporte mucho más técnico de lo que puede parecer. La llegada de los potenciómetros, las dietas modernas y un sinfín de novedades marcan la diferencia. Ante esta tecnicidad y el más que probable desconocimiento es importante que te pongas en manos de personal cualificado. Un entrenador trabaja por objetivos y rápidamente te darás cuenta de la importancia de planificar correctamente los picos de forma. Un ciclista, amateur o profesional, no puede estar en forma 9 meses al año.

Recomendaciones a la hora de elegir un entrenador de ciclismo

Tal y como comentaba elegir un entrenador para ciclismo no es ninguna tontería y os puedo asegurar que la gente no le presta la atención suficiente. Si quieres mejorar debes ponerte a disposición de un verdadero profesional. Me gustaría remarcar lo de verdadero y es que para entrenar a un ciclista no sirve cualquiera.

En los tiempos que corren y por desgracia todo el mundo se ve capacitado para ejercer como “entrenador personal”. Una farsa que rodea desde hace algunos años el mundo del deporte y de la que tampoco se ha librado el ciclismo.

Un “monitor de sala” no es un entrenador de ciclismo. Con todos mis respetos para el monitor de sala, pero hay gente que se ha formado durante años para ejercer profesionalmente como entrenador de ciclismo. Afortunadamente la oferta es muy grande y en el sector puedes encontrar profesionales como la copa de un pino. Cuestión de buscar con calma, informarte previamente y dedicar cierto tiempo antes de tomar la decisión.

Si lo anterior te ha resultado de utilidad no te pierdas mis consejos y advertencias que todo ciclista debería tener en cuenta antes de elegir un entrenador de ciclismo.

-Personalización: te recomiendo que huyas completamente de los entrenadores “copy paste”. Nada de entrenamientos generalizados de 3 x 10 minutos. Cada ciclista es diferente y presenta sus propios datos de potencia, pulso y cadencia. Esto requiere de un trabajo personalizado y es el entrenador que debe adaptarse al ciclista y no el ciclista al entrenador. Busca un preparador físico que realmente veas que personaliza todos tus entrenamientos y que los adapta a tus zonas de potencia y a tus niveles deportivos. Para progresar es fundamental ajustar las cargas e intensidades del ejercicio lo mejor posible. Un test FTP y una prueba de esfuerzo deberían ser el punto de partida de cualquier entrenador debidamente cualificado. 

-Proximidad: Es importante que tengas a tu entrenador cerca. Con lo de cerca me refiero básicamente a la posibilidad de interactuar con él habitualmente. Un entrenador de ciclismo es también un psicólogo y es importante que más allá de los datos y la cuenta de training peaks pueda palpar tus sensaciones. Dedicar 20 minutos a hacer una valoración semanal debería ser prácticamente obligatorio. Podéis aprovechar para ajustar las cargas y las intensidades según los resultados y la frescura mental y física. Los entrenadores “online” no son mala opción pero te recomiendo que si te decantas por ellos busques entre lo mejorcito que ofrece la red.

entrenador ciclismo psicologo
En ocasiones el entrenador debe ejercer como amigo o psicologo

– Feeling: las relaciones humanas son muy importantes y no deberías ver a tu entrenador ni como un jefe ni como un sargento. La relación con entrenador debe ser de total confianza y sinceridad. Los ciclistas no somos robots y si pasas una mala temporada porque tienes problemas en el trabajo, con la pareja o con la familia es importante que se lo transmitas al entrenador. Quizá sea momento de hacer un “reset” o de tomarse un descanso temporal. Entrenar por entrenar no sirve de nada. la mente del ciclista tiene un poder increíble y la motivación es clave para progresar.

-Capacidad de respuesta: Lluvia, un resfriado, problemas familiares… a lo largo de la semana pueden ocurrir muchísimas cosas que te obliguen a modificar tus planes de entrenamiento. Ante esta situación es importante que tengas un entrenador que te ofrezca alternativas y tenga una capacidad de respuesta rápida y efectiva. Reestructurar el planning semanal ante posibles cambios es más importante de lo que algunos piensan.

-Precio: Lógicamente el precio también es algo a valorar. La mayoría de entrenadores ofrecen diferentes tarifas en función del servicio. La opción básica como norma general es demasiado sencilla y a menos que estés empezando en esto no la recomendaría. La opción intermedia puede resultar interesante pero si no cogues el premium olvidate por completo de exigir plannings a medida. La mayoría de servicios premium contemplan también pruebas de esfuerzo de forma periódica y diferentes test de rendimiento como puede ser un test de lactato. Lo que puede parecer una tontería o un complemento más es realmente efectivo a la hora de evaluar la evolución que está teniendo el deportista con el paso del tiempo

-Infraestructura: Algunos entrenadores ponen a disposición de sus clientes gimnasios o polideportivos para realizar ejercicios para ciclistas en el gimnasio durante la pre temporada y el periodo de base o acondicionamiento general. Este es un factor más a tener en cuenta ya que el acceso mensual a un gimnasio decente te costará fácilmente 60 euros. Por infraestructura también entendemos accesorios como rodillos o máquinas de recuperación. Al fin y al cabo todo lo que el entrenador pueda poner a disposición será bien recibido. En los tiempos que corren los pequeños detalles marcan la diferencia.

 La conclusión de todo esto es muy clara. Busca un entrenador cualificado, con experiencia pero ante todo una persona de confianza que te transmita buen “feeling” y que esté dispuesto a modificar los plannings de entrenamiento cuando sea necesario. Evita el copy paste y los vende humos que prometen milagros en cuatro días. El ciclismo no es flor de un dia.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad