La mente del ciclista: del no puedo al sí puedo.

La mente del ciclista: del no puedo al sí puedo.

Compartir
la mente del ciclsita pensamientos

En deportes de resistencia como el ciclismo no basta con ser el más fuerte a nivel físico. La fortaleza mental es tan o más importante que el estado de forma ya que psicológicamente tienes que estar mentalizado para dar el máximo de ti y aguantar el enorme sufrimiento que se llega a padecer. Ante esta coyuntura y dada la enorme importancia del poder de la mente he considerado interesante realizar este post en el que plasmaré algunos de los pensamientos que recorren habitualmente la cabeza del ciclista.

Cuestión de actitud

La vida es actitud y el ciclismo no podía ser la excepción. Una actitud positiva es fundamental para superar los malos momentos personales y deportivos. Todos hemos sufrido una crisis a dos kilómetros de coronar el puerto, o hemos estado a punto de quedarnos cortados cuando se ha incrementado el ritmo bruscamente. Te puedo asegurar que estos momentos únicamente se superan con actitud y voluntad. A lo largo de una competición todo el mundo pasa por buenos y malos momentos, así que lo más importante es saber gestionarlos correctamente sin enseñar las cartas a tus rivales como si de una partida de poker se tratase.

Los faroles en el ciclismo no van a ningún sitio pero tienes que intentar que tu rival no se percate de tu mal momento. Si muestras debilidad puede que alguno aproveche la situación para poner ese puntito de más que te haga descolgar del grupo. Tu actitud debe ser siempre positiva y actuar con el firme convencimiento de que hoy vas a derrotar a todos los rivales de tu nivel.

Del no puedo al si puedo

¿Cuántas veces te ha pasado por la cabeza aquello de “no puedo más”? Tener esos pensamientos es totalmente normal y es que tu cerebro es bastante más listo de lo que pensabas.Tu cuerpo se acostumbra a lo bueno y tiene una facilidad innata para rechazar cualquier propuesta de sufrimiento o de molestia física.

Para esto es importantísimo que aprendas a controlar tu mente y que muestres siempre una actitud positiva ante cualquier circunstancia. Tal y como habrás oído en más de una ocasión tu mente debe ser la que controle tu cuerpo y no al revés. Si no dejas de repetirte “no puedo, no puedo, no puedo” es evidente que no vas a poder. En vez de de repetir esto ¿por qué no te repites el “sí puedo”?. Tu cuerpo a lo mejor no habla pero te aseguro que escucha atentamente tus indicaciones y si estas no vienen de forma positiva es muy complicado que tu cuerpo reaccione correctamente.

sufrimiento ciclismo mente para sufrir
Controlar la mente es fundamental para aguantar las largas jornadas de sufrimiento

Pequeñas metas, pequeños objetivos

Roma no se hizo en un día así que te recomiendo que no trates de visualizar la carrera o la marcha cicloturista como un todo. Lo mejor es que fracciones el evento en diferentes partes. Pequeños trozos que te permitan coger confianza poco a poco. Aunque matemáticamente sea lo mismo mentalmente no tiene el mismo valor decir “todavía me quedan 120 kilómetros” a decir “ya tengo hechos 45 kilómetros”. Puede parecer una absoluta tontería pero el tono con el que realizas la parla interna también es muy importante.

Un puerto de montaña, el paso por un determinado pueblo, una bajada… tienes mil opciones a lo largo del recorrido para marcarte como objetivos. La culminación de estos pequeños objetivos te generará confianza y encima puedes utilizarlos como puntos de recompensa. Una recompensa puede ser un bocado de una barrita que te encante, alguna gominola o cualquier otra tontería que te apetezca.

Todo esto que puede parecer una tontería te ayudará a superar mentalmente los malos momentos y sin darte cuenta en un abrir y cerrar de ojos estarás a punto de cruzar la meta.

Nivel de concentración

La concentración en el ciclismo es mucho más importante de lo que seguramente crees. Estar concentrado te ayudará a mantener una buena cadencia, a concentrarte plenamente en tu pedalada y a controlar los vatios. Estar concentrado implica rodar en posiciones cabeceras pero resguardado del aire. Tienes que tratar de ahorrarte los latigazos que se pegan a la salida de las curvas y los arreones que se sufren cuando la gente empieza a quedarse descolgada. Estos picos de potencia tan altos se pagan muy caros ya que estas aceleraciones van vaciando poco a poco el tanque de combustible.

Si estás compitiendo o tienes un objetivo real en mente es primordial que permanezcas concentrado. Además no serías el primero que por rodar despistado se cae o termina involucrado en una montonera.

mente ciclismo debilidad
Los pensamientos de debilidad recorrerán constantemente tu cabeza

Tu mente es tu peor enemigo

Deja de fijarte en tus rivales y en sus cuentas de Strava. Tu peor rival eres tú mismo y no serias el primer ciclista que termina hundido moralmente fruto de sus propios pensamientos negativos. La situación es la que es así que no sirve de nada lamentarse o quejarse de lo poco que has podido entrenar. Tu forma física actual no mejorará por muchas plegarias que hagas así que es momento de poner toda la carne en el asador y dar todo lo que puedas hasta el final. No olvides que “quien da lo máximo no está obligado a dar más”. Deja de plantearte objetivos materiales y busca la satisfacción personal. Llegar a meta fundido con la sensación de haberlo dado todo no tiene precio.

Las excusas no son bienvenidas

“Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa”. Deberías meterte en la cabeza esta frase. Lo de quejarse por costumbre parece ser un ritual. ¿De qué sirve lamentarse 10 o 15 minutos antes de la salida?. “No he entrenado lo suficiente, ayer me fui a dormir tarde, hace dos semanas estuve resfriado, estuve 2 semanas de vacaciones sin tocar la bici…” Excusas y más excusas es lo que se encuentra uno si se dedica a escuchar las conversaciones del personal antes de la salida. Quejarse no sirve de nada. Por muchas lágrimas que derrames no vas a andar más ni tus rivales van a levantar el pie del acelerador.  Así que ahórrate las fuerzas que invierte hablando y gastalas dandole duro a las bielas.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad