La ciudad del futuro

Audi promueve el estándar EEBUS para conectar el coche con el hogar

El Audi e-tron es el primer coche eléctrico que puede conectarse a casas inteligentes mediante el estándar EEBUS.

Audi e-tron, el primer vehículo que usa el estándar EEBUS de comunicación.
Audi e-tron, el primer vehículo que usa el estándar EEBUS de comunicación. | AUDI

Agencias

Los miembros de EEBUS, un estándar de comunicación que establece un lenguaje uniforme en el Internet de las Cosas, han probado sus desarrollos en la planta de Audi en Bruselas con el fin de lograr la integración de los coches eléctricos en el hogar inteligente. Según informó la firma alemana en un comunicado, los desarrolladores han probado la compatibilidad entre industrias antes de la introducción del estándar EEBUS para la comunicación de energía.

Como parte del certamen 'Plugfest E-Mobility', que se celebró los pasados 28 29 de enero en la factoría belga de Audi, los desarrolladores e ingenieros realizaron pruebas para verificar si el sistema fotovoltaico, la infraestructura de carga, el coche eléctrico y el sistema de calefacción pueden comunicarse sin interferencias.

Todos los dispositivos estarán conectados

Según detalló la marca de los cuatro aros, los dispositivos se conectan a través de lo que se conoce como sistema de administración de energía para el hogar (HEMS, por sus siglas en inglés). La información se reúne en este centro de control, que permite que todos los dispositivos relevantes para la energía intercambien información sobre sus requisitos de electricidad.

Esto requiere que "todos los grandes generadores de energía y los consumidores de la misma estén conectados, para garantizar un control y una gestión optimizada", ha apuntado Audi, que está trabajando junto con más de 70 compañías internacionales para crear un lenguaje común para la gestión de la energía en el ecosistema del Internet de las Cosas.

El papel del coche eléctrico

El vehículo eléctrico desempeñará "un papel importante como consumidor de energía en la nueva era digital", pero también tiene un "gran potencial" como dispositivo de almacenamiento de energía, ha detallado la marca. El vehículo cero emisiones puede absorber los picos de carga resultantes de la generación de energía mediante sistemas regenerativos y, al permanecer estacionarios durante la mayor parte del día, "deja mucho tiempo para una carga flexible". Por eso, los vehículos eléctricos pueden suponer una carga adicional para la red eléctrica y, potencialmente, pueden también servir como dispositivos flexibles de almacenamiento en el contexto de una disponibilidad variable de energía solar y eólica.

En opinión del fabricante de automóviles alemán, en el futuro, los dispositivos EEBUS interactuarán en mayor medida con la red eléctrica y una posible aplicación es un interfaz con el operador de red a través del HEMS, lo que permitirá a los coches eléctricos adaptar mejor su planificación de carga a los cuellos de botella de la red y asegurar que la red eléctrica sea estable cuando, por ejemplo, varios automóviles se estén cargando en la misma calle simultáneamente. El Audi e-tron es el primer coche eléctrico cuyo sistema de carta utiliza el nuevo estándar de comunicación.