Salones

Salón de Frankfurt

Salón de Frankfurt, Mercedes-Benz Vision EQS

El Vision EQS es la visión de la marca, tanto estética como mecánica y de materiales, del futuro de las berlinas de lujo.

Mercedes-Benz Vision EQS.
Mercedes-Benz Vision EQS. | DAIMLER AG
@alexsoler66

Así como BMW o Hyundai han presentado prototipos en el Salón de FrankfurtMercedes-Benz también ha hecho lo propio con el Vision EQS, que muestra no solo el futuro estético de las berlinas de lujo de la firma de Stuttgart, sino también su propulsión. A diferencia que el 'Concept' desvelado por BMW, el de la marca de la estrella es claramente futurista y sí apuesta por anunciar su mecánica y prestaciones.

El Vision EQS, como integrante de la familia EQ de Mercedes-Benz, es un vehículo 100% eléctrico que busca sentar las bases, tanto estéticas como de rendimiento, de los futuros vehículos eléctricos de la marca. En ese sentido, empezando por el diseño, la compañía alemana presenta una berlina estéticamente muy fluida y aerodinámica. Destaca en el frontal EQ, una seña de identidad de la familia eléctrica de la marca que, en esta ocasión, se ilumina. Esta vez, el negro no solo hace acto de presencia en la parrilla, sino que además se extiende por encima de la línea de la cintura, iluminada mediante el sistema Lightbelt, creando un contraste que busca ser elegante y otorgar personalidad al vehículo.

En la zaga, la estrella de Mercedes-Benz adquiere nuevas funciones. 229 estrellas luminosas individuales conforman una banda luminosa integrada en la trasera que llamará mucho la atención y redondeará una silueta donde la luz juega un gran papel. En general, la estructura del vehículo está basada en materiales como el acero, el aluminio y la fibra de carbono.

Interior minimalista y futurista

Una vez dentro del Vision EQS, el usuario se encuentra un interior mucho más futurista que el exterior. Según Mercedes-Benz, su habitáculo se inspira en el mundo de los yates de lujo, por lo que se forma a partir de transiciones suaves para crear un espacio "sosegado", casi minimalista. El salpicadero parece una cubiera de barco, que termina fundiéndose con la consola central en una estructura envolvente pero espaciosa.

En términos de materiales, la firma alemana se aprovecha de materias sostenibles. En primer lugar, la madera de arce se utiliza junto a la microfibra dinámica de color blanco creado a partir de botellas recicladas. También tendrá protagonismo el cuedro sintético de tacto similar al cuero napa natural.

En la pantalla de la consola central el usuario podrá gestionar el sistema de infoentretenimiento Advanced MBUX, desde el que se podrán controlar todos los aspectos del coche, desde las luces exteriores, hasta la ventilación.

Propulsión

El Mercedes-Benz Vision EQS montará dos motores eléctricos, uno en cada eje para disponer de tracción total, alimentados por una batería situada debajo del habitáculo. En terminos de potencia, la marca declara 470 CV de potencia y 760 Nm de par máximo disponibles desde cero para acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

Su autonomía sería de hasta 700 kilómetros (WLTP), aunque la marca no ha revelado la capacidad de la batería, recargable al 80% en menos de 20 minutos si se usara una toma de carga de 350 kW de potencia. Según Mercedes-Benz, el Vision EQS puede ofrecer asistentes de conducción para un nivel tres sobre cinco de automatización, aunque gracias a sus sensores, en el futuro podrá ampliarse el nievel de automatización hasta el cinco, el que permitirá la conducción autónoma total.