Salones

SALÓN DE PEKÍN

BMW presenta el iX3, un SUV eléctrico que exportará desde China

La empresa bávara pretende producir el iX3 en China y exportarlo desde ahí al resto del mundo.

1366 2000-1
BMW iX3, el primer SUV eléctrico de BMW. | BMW
@alexsoler66

Nadie duda de que el mercado Chino es el más grande e interesante para las marcas del mundo, especialmente para el segmento eléctrico. Según datos de la agencia Bloomberg, el año pasado se vendieron en el mundo un total de 1,1 millones de vehículos eléctricos. De este total, un 49% terminaron llegando al mercado Chino. Es por eso que en el Salón de Pekín, celebrado desde el 25 de abril hasta el 29 del mismo mes, hay una gran variedad de prototipos y propuestas eléctricas por parte de las marcas.

Sin embargo, BMW no solo ha presentado un prototipo eléctrico, sino que pretende que se convierta en el primer coche que exportarán desde China. El vehículo en cuestión es un prototipo de SUV, al que han llamado iX3 Concept, que, según la marca, tienen previsto empezar a producir en 2020 en su fábrica de Shenyang. Además, será el primer modelo de la firma bávara en estar desarrollado sobre una nueva plataforma modular que permitirá a la marca adaptarse al mercado por su versatilidad y su posibilidad de equipar tanto motores eléctricos, como híbridos o de combustión interna.

UN X3 ELÉCTRICO

Su nombre no esconde nada y estéticamente es muy parecido a la actual generación del X3 con algunos cambios en el frontal, unas llantas nuevas y un nuevo difusor trasero. En cuanto a su mecánica, se propulsará mediante un motor eléctrico que desarrollará una potencia equivalente a 270 CV que será alimentado por una batería de 70 kWh que ofrecerá una autonomía, según el ciclo WLTP, de 400 km, exactamente igual que la de uno de sus principales rivales, el Audi e-tron. BMW no ha adelantado si será de tracción total, delantera o trasera.

Igual que el mencionado e-tron, y a falta de más detalles sobre sus opciones de carga, el iX3 podrá recargarse en puntos de carga rápida, como los de la red Ionity, con una potencia de hasta 150 kW, que permitirá retomar la marcha con el 100% de la batería en solo 30 minutos.

EL PRIMER MODELO EXPORTADO DESDE CHINA

Según Brilliance China Automotive Holdings Ltd. empresa propietaria de la fábrica de Shenyang donde producirá BMW el iX3, el fabricante alemán pretende que las unidades destinadas al resto del mundo se produzcan también en su planta en la ciudad china. Según Bloomberg, citando a Herald Krüger, CEO de BMW, esta posibilidad no es solo factible, sino que además la marca estaría considerando sus opciones de exportar más modelos fabricados en el gigante asiático.

De cumplirse sus intenciones, BMW se convertiría en la primera marca premium en exportar vehículos con un alto componente tecnológico desde China y también querría decir que BMW empezaría a exportar el iX3 desde China a Estados Unidos, el segundo mercado más importante para la firma bávara, pese a las tensiones comerciales entre ambos países. Sin embargo, las autoridades chinas anunciaron una serie de medidas para aliviar las restricciones de propiedad extranjera sobre los fabricantes de automóviles, hecho que permitiría a las grandes marcas adquirir sus socios locales, como Brilliance China Automotive Holdings Ltd en el caso de BMW.

La elección de China como lugar para producir el iX3 no está tomada al azar. De hecho, la firma bávara ya fabrica una versión híbrida enchufable del SUV X1 en el país asiático. Tras el control y las restricciones sobre las emisiones, muy estrictas, implementadas en el país, China se ha convertido en el mercado más atractivo de cara a la comercialización de híbridos y eléctricos. Pese al potencial del mercado, los fabricantes han preferido exportar muy pocos coches desde China, produciendo los vehículos en otros países para evitar impuestos. Hasta ahora, las empresas que más han producido y exportado desde China han sido Volvo, ahora propiedad de Geely, que ha exportado varias unidades del S60 a Estados Unidos, y General Motors, que ha exportado algunos Cadillacs y Buicks. Antes de BMW, Ford anunció que trasladaría la producción del Focus de norteamérica a Chongqing, un cambio que, según Bloomberg, acarrerá 1 billón de dólares en gastos.

China, y varias empresas locales, como la citada Geely, se están convirtiendo en actores muy importantes dentro del sector de la automoción. Los estereotipos sobre mala calidad y la tecnología barata vendida en el país están cambiando y el país ahora ofrece cada vez más garantías y facilidades para que los fabricantes extranjeros trabajen allí. Es el mercado de eléctricos más grande del mundo, y parece que seguirá creciendo.