Opinión

LA Revolución del equipo coreano

Sébastien Loeb ya es piloto de Hyundai

Loeb ficha por Hyundai y da por finalizado su idilio con el Grupo PSA, donde ha conseguido grandes éxitos.

Sébastien Loeb.
Sébastien Loeb. | MOTOR
@quiqueautosport

Con este millonario traspaso, Loeb ha dado por finalizada su larga estancia en el Grupo PSA, que incluye a las marcas Peugeot y Citroën, y con el que ha conseguido una lista interminable de éxitos y de títulos.

Una noticia, desde luego, sensacional que nos permitirá ver en acción un año más a una gran figura como es el piloto galo. Visto lo visto en el pasado Rallye de España-Cataluña, donde ponía patas arriba la clasificación anotándose una contundente victoria, quién sabe ahora de lo que será capaz de hacer.

Vale que ha firmado solo por disputar seis rallyes, pero no tengo la más mínima duda que, como arranque con fuerza en Montecarlo y en Suecia, sus dos primeros compromisos, el equipo coreano no dudará en ponerle más deberes. Repito, no sé lo que este piloto puede dar de sí.

Con Thierry Neuville y Andreas Mikkelsen como titulares, más la llegada de Loeb, el único gran perjudicado de toda esta operación dentro del equipo Hyundai es nuestro querido Dani Sordo.

De momento, ya ha tenido que ceder su puesto al francés en Montecarlo, también lo hará en Suecia, ya que a Mikkelsen no le pueden bajar salvo que Hyundai decida actuar y rescinda o denuncie su contrato.

Las estadísticas de la pasada temporada hablan por si solas y no dejan en un buen lugar al piloto noruego que es otro de los obstáculos contra los que va a tener que luchar el cántabro.

Por tanto, situación complicada la de Sordo. Qué se merece año completo, pues claro que sí. Qué el equipo titular debería estar formado por él y Neuville, pues también. Esta dupla, más la ayuda de Loeb, daría lugar a una formación de armas tomar, tan competitiva como equilibrada.

Así las cosas, solo queda esperar como se desarrollan los acontecimientos en un Campeonato del Mundo de Rallyes que pinta bastante bien con todos estos movimientos más el protagonizado por Seb Ogier y su regreso a Citroën.