Exhibición coral española ante la anarquía georgiana

Exhibición coral española ante la anarquía georgiana

Willy Hernangómez marcó diferencias en la primera parte
Willy Hernangómez marcó diferencias en la primera parte | EFE

España sumó con autoridad su segunda victoria en el Eurobasket sin dar opción a la anfitriona Georgia (64-90)

Los triples de Alberto Díaz, Rudy Fernández y Jaime Pradilla sentenciaron cuando Georgia se había situado 45-54

España ha sumado su segunda victoria en el Eurobasket después de pasar por encima de Georgia con un baloncesto coral en el que todos los jugadores de Sergio Scariolo aportaron aspectos positivos para una victoria clarísima que acabó llegando por 64-90. Es decir, 26 puntos, uno menos que ante Bulgaria (114-87).

FICHA TÉCNICA
EUROBASKET

GEO

64 ________________ 90

ESP

ALINEACIONES

GEORGIA, 64

(16+15+16+17): Alexander Mamukelashvili (10), Rati Andronikashvili (13), Thad McFadden (6), Goga Bitadze, Giorgi Shermadini (10) -cinco inicial-, Duda Sanadze (9), George Tsintsadze, Beka Bekauri, Kakhaber Jintcharadze (2), Beqa Burjanadze (6), Mikhail Berishvili (3) y Merab Bokolishvili (5).

ESPAÑA, 90

(18+22+31+19): Lorenzo Brown (5), Xabi López-Arostegui (9), Joel Parra (8), Juancho Hernangómez (9), Willy Hernangómez (14) -cinco inicial-, Jaime Fernández (2), Alberto Díaz (8), Rudy Fernández (8), Usman Garuba, Jaime Pradilla (12), Darío Brizuela (7) y Sebas Saiz (8).

ÁRBITROS

Severio Lanzarini (Italia), Dariusz Zapolski (Polonia) y Gatis Salins (Letonia). Eliminaron por cinco faltas personales al español Jaime Pradilla (min. 32:22).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo A del Eurobasket disputado ante unos 8.000 espectadores en el Tbilisi Arena (Tiflis, Georgia).

Era un encuentro complicado para la selección española por el espectacular ambiente que presentaba el Tbilisi Arena y por el debut con derrota de los anfitriones frente a Bélgica que les obligaba a no tropezar más para no ver comprometida su clasificación para octavos.

Mientras, los de Sergio Scariolo se jugaban dar un nuevo paso adelante en el torneo más complicado de los últimos tiempos, sin sus principales referentes de la última década y con la nacionalización de Lorenzo Brown para cubrir un hueco importante en la posición de base ya sin Sergio Rodríguez y con Ricky Rubio lesionado.

El mejor resumen de la primera parte es que España se fue a los vestuarios con una suculenta ventaja de nueve puntos (31-40) después de un 3/17 en triples, muchos de ellos bien lanzados en posiciones favorables y después de circulaciones trabajadas.

Sin su gran referente Tornike Shengelia, el gran peligro de los georgianos era Giorgi Shermadini (Lenovo Tenerife) y Scariolo se centró en tratar de anularlo. El problema es que esa atención derivó en problemas en el rebotes al ir el resto de rivales como posesos a atraparlos.

Lorenzo Brown rayó a un nivel alto

| EFE

De salida, dos canastas seguidas de Juancho Hernangómez dieron a los vigentes campeones mundiales su primera renta importante (6-10), pero la esperada irrupción de Shermadini y un triple de Duda Sanadze dieron la vuelta al marcador (16-15).

En el último ataque del primer cuarto, el 'repescado' Alberto Díaz anotó un triple para devolver la delantera a España al final del primer cuarto (16-18). Pese al triple inicial del exbético Beqa Burjanadze, las buenas acciones de Lorenzo Brown empezaron a disparar a La Familia (21-26).

Jaime Pradilla anotó un triple providencial que aumentó esa renta (23-29). Ahí se produjo un hecho importante, ya que dos canastones seguidos de Andronikashvili volvieron a apretar el marcador (31-34) y la afición georgiana se creyó que esa remontada iba muy en serio.

Nada más lejos de lo contrario. Los hermanos Hernangómez y López-Arostegui se pusieron manos a la obra y con una canasta por cabeza permitieron que España se marcharse a los vestuarios con su mayor ventaja hasta el momento (31-40). ¡Y eso con un 18% de acierto en los lanzamientos de tres!

Juancho Hernangómez sigue yendo a más

| EFE

Esa dinámica positiva se mantenía en el tercer cuarto y sendos triples de Juancho y de Willy Hernangómez parecían empezar a sentenciar el encuentro (34-51), aunque aún hubo que esperar para ello. El imprevisible Thad McFadden se echó el equipo a sus espaldas y Georgia llegó a acercarse a menos de 10 puntos (45-54).

A partir de ahí, explosión española con triples de un Alberto Díaz magistral en defensa, de Rudy Fernández y de un colosal Jaime Pradilla sobre la bocina para situar el marcador en un escandaloso 47-71 al final del tercer cuarto. España estaba jugando con un criterio enorme.

El último cuarto sirvió para que se siguiesen reivindicando los jugadores de la teórica segunda unidad como el eliminado Jaime Pradilla, el verdinegro Joel Parra, el repescado Alberto Díaz o su compañero de equipo Jaime Fernández. Entre ellos se encargaron de que la renta no dejase de crecer hasta el final (64-90).