El Nápoles recorta distancias con un discutible penalti cometido por Rakitic

Rakitic ha llegado tarde al cruce y ha derribado a Mertens dentro del área en el descuento

Lorenzo Insigne ha transformado la pena máxima y deja al Nápoles a dos goles del pase

Insigne anotó el único tanto del Nápoles | MEDIAPRO

La primera parte estaba siendo extraordinaria para el Barça a nivel de resultado, ya que tras el tanto de penalti de Luis Suárez se había situado 3-0 y obligaba al Nápoles a marcar tres goles para pasar.

Sin embargo, las sensaciones del equipo eran un poco extrañas por los serios problemas físicos que atravesaba Leo Messi tras la brutal patada involuntaria que le propinó Coulibaly en la referida jugada del penalti.

El equipo que dirige Gennaro Gattuso aprovechó esa indecisión azulgrana y se lanzó al ataque ya en el tiempo de descuento de una primera mitad en la que el colegiado también anuló un gol a Messi por unas manos previas que solo vieron en el VAR.

En ese tiempo extra, Ivan Rakitic fue con fuerza a despejar un balón dividido dentro del área, pero calculó mal y terminó derribando a al belga Dries Mertens y Cuneyt Cakir no se lo pensó dos veces.

El turco no se lo pensó un instante a pesar de que la jugada no era del todo clara y ni siquiera fue a comprobarla al VAR pese a que Sergi Roberto se lo pidió encarecidamente.

Una pena, puesto que el croata estaba realizando un magnífico encuentro, multiplicándose en tareas defensivas y aportando en la construcción junto a un inspirado De Jong.

Además, el subcampeón del mundo fue el encargado de lanzar con maestría el córner desde el perfil izquierdo que permitió a Lenglet abrir la 'lata' y situar el 1-0 para cambiar un partido que había empezado con dominio y ocasiones napolitanas.

Insigne dio vida al Nápoles desde el punto de penalti | AFP

Así las cosas, Lorenzo Insigne tenía ante sí la posibilidad de volver a meter en el partido al Nápoles con toda la segunda parte por delante y no la desaprovechó.

En la penúltima acción de la primera parte, el italiano situó el 3-1 en el marcador... e incluso pudo ser peor, puesto que Callejón tuvo en sus botas el 3-2 al borde del pitido final.

Por tanto, habrá que ver cómo salen los dos equipos del vestuario y si el Barça retoma el control del encuentro o en Nápoles consigue dominar como lo hizo en los primeros minutos antes del referido 1-0.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil