Consejos

DÍA MUNDIAL DEL AHORRO ENERGÉTICO

Las claves para ahorrar energía mientras conduces

Siempre se pueden llevar a cabo acciones que permiten contribuir a reducir el impacto en el medio ambiente.

Ahorro energético
Ahorro energético | PXHERE
@Gemmagf_

Nuestra manera de conducir puede contribuir al ahorro energético. Por ello, y con motivo del Día Mundial del Ahorro Energético, Midas recopila pequeñas acciones que ayudan a reducir el impacto en el medio ambiente, puesto que la energía que utilizamos cada día se obtiene a través de procesos que contaminan y que contribuyen a agotar los recursos naturales. Se trata de una problemática cada vez mayor, por lo que resulta importantísimo concienciar y sensibilizar a la población sobre el daño que la actividad del hombre ejerce sobre el planeta.

Estos son los consejos que la cadena especialista en el mantenimiento integral del automóvil lanza con el objetivo que ahorremos energía con nuestros coches:

Arrancar sin pisar el acelerador. Pisar el acelerador a la hora de arrancar el coche aumenta el consumo de combustible y, por lo tanto, el impacto en el medio ambiente. En los motores de gasolina, empieza la marcha justo después de arrancar. Espera unos segundos antes de hacerlo si tu coche es diésel.

Usar marchas largas y mantener una conducción suave y fluida. Conducir con bajas revoluciones y utilizando marchas largas ayuda al ahorro energético. Además, es esencial que procures que la conducción sea fluida, evitando frenazos y acelerones y cambios de marcha innecesarios.

Conducir con las ventanillas bajadas. El aire acondicionado aumenta el consumo de combustible, por lo que conducir con las ventanillas bajadas supone un ahorro. Eso sí, siempre que sea en trayectos urbanos.

Mantener los neumáticos a punto. Las ruedas generan entre el 15% y el 20% del consumo combustible del automóvil. Por ello, es esencial buscar la eficiencia de sus componentes y mantenerlos en un estado óptimo es fundamental para intentar reducir los consumos.

Reducir el equipaje. Desplazarse con bultos innecesarios en el coche tampoco ayuda a ahorrar energía, pues cada kilo de peso influye directamente en el consumo de tu vehículo.

Ojo con el cambio de aceite. Es importante cambiar el aceite cuando corresponda. De hecho, si alargas los intervalos de sustitución del lubricante, la suciedad del fluido aumentará y se estropeará de manera más rápida. Esta degradación hará que el motor esté más desprotegido, que sus componentes se deterioren antes y que el consumo de combustible crezca.

Prestar atención al filtro del aire. La pérdida y eficiencia del motor, con el consecuente aumento del consumo, puede ser una consecuencia de tener un filtro del aire en mal estado.

Hacer las revisiones correspondientes. Para evitar un consumo de combustible incorrecto, es fundamental que revises tu vehículo de manera general en los plazos de kilometraje indicados. Consultar el libro del fabricante es una gran ayuda para tenerlo siempre a punto, ya que en él encontrarás información sobre normativas e indicaciones de la marca, que harán que el coche tenga un consumo de carburante adecuado.