Consejos

SEGURIDAD VIAL

La importancia de colaborar entre conductores

Para poder circular con las debidas garantías de seguridad, es necesaria la colaboración entre los usuarios de la vía.

Colaboración entre usuarios
Colaboración entre usuarios | DGT
@Gemmagf_

La colaboración entre conductores es esencial para poder circular de manera ordenada y coordinada y, así, ser capaces de advertir posibles incidentes antes de que ocurran. Esta manera generosa de circular por carretera es una garantía de seguridad, ya que ayuda a evitar accidentes de tráfico. Así, desde Motor Zeta, te damos las claves para poder llevar a cabo esta colaboración que, en principio, se basa en: no molestar, no sorprender, advertir y comprender a los demás usuarios que compartes la vía con nosotros.

No molestar. Se puede molestar a los otros conductores tanto incumpliendo las normas y señales de circulación como faltando a la cortesía, a la educación cívica o vial y a la consideración con los demás. Por lo que es importante tener en cuenta que se debe conducir de manera que no se entorpezca la circulación del otro.

No sorprender. Es esencial no sorprender a los demás conductores y usuarios de la vía con súbitas maniobras y sin previo aviso, ya que puede causar múltiples incidentes e, incluso, accidentes. Se debe avisar de los cambios y maniobras que vamos a realizar con suficiente antelación y claridad, con la intención de no sorprender y dar tiempo a los demás a reaccionar correctamente y a tomar la buena decisión ante nuestro aviso.

Advertir. La intención de cambiar nuestra posición en la calzada, no solo debe ser advertida, sino que además, es necesario hacerlo correctamente. Es decir, nuestro aviso debe ser percibido y comprendido por todos aquellos usuarios a los que vaya dirigido, utilizando un sistema uniforme de señalización y de comprensión global. Así, no basta con querer realizar una maniobra y advertir de ella, sino que debemos poder hacerlo de manera totalmente segura, teniendo en cuenta que, de no ser así, la señalización empleada no nos otorga ningún derecho a realizar la maniobra.

Comprender. Es, también, importante saber ponerse en la piel del otro y una gran capacidad de comprensión, sabiendo disculpar y aceptar los errores que cometen los demás, que nunca deberán servir para justificar los propios o para adoptar un comportamiento agresivo o violento.

Básicamente, debemos tener en cuenta que no circulamos solos por las vías y la empatía con los demás nos ayudará a evitarnos varios malos tragos en las carreteras.