Conectividad

Internet de las cosas

Seat, Telefónica, la DGT, Ficosa y Aeorum prueban el Internet de las Cosas

Las cinco partes prueban un sistema que alerta a los conductores de las condiciones de la vía y posibles obstáculos.

El sistema dará más margen de maniobra a los conductores ante posibles obstáculos.
El sistema dará más margen de maniobra a los conductores ante posibles obstáculos. | SEAT

Redacción

Seat, Telefónica, la Dirección General de Tráfico (DGT), Ficosa y Aeorum han puesto en marcha un proyecto piloto de Internet de las Cosas (IoT) en el que gracias a un dron y un coche conectado se detecta a ciclistas y obstáculos en la vía para alertar al conductor de su presencia y mejorar así la seguridad de los conductores y demás usuarios de la vía.

Para realizar este proyecto, ha sido necesaria una conectividad móvil celular con las primeras características de la futura red 5G, y el objetivo es dar al conductor un 'sexto sentido' para prevenir accidentes. Seat y Telefónica llevaron a cabo la primera fase del proyecto, con dispositivos integrados en la infraestructura urbana como cámaras, señales luminosas y sensores infrarrojos.

El responsable de 5G Connected Car de la firma automovilística de MartorellCésar de Marco, ha explicado que el coche es capaz de comunicarse en ciudad con su entorno y ahora también en zonas rurales. "En esta prueba piloto incorporamos un dron, que envía la información a la red celular y ésta al vehículo, y el conductor tiene la información en el cuadro de instrumentos", ha añadido.

Un trabajo compartido

El proceso ha requerido de sistemas de todas las partes. En primer lugar, el vehículo estará conectado a la red gracias a una unidad telemática, Telematic Control Unit (TCU), desarrollada por Ficosa que, a su vez, estará operada por un software, también de Ficosa, que posibilitará la comunicación entre la red interna del vehículo y el entorno. La plataforma DGT 3.0 de la Dirección General de Tráfico permitirá informar a los usuarios de la vía a través de actualizaciones del estado del tráfico en tiempo real, de los desvíos, carriles reversibles, aplicación de medidas de protocolos de contaminación, restricciones u obras, entre otros tipos de inconvenientes. Todos estos datos se intercambiarán entre conductores con la plataforma como intermediaria, asegurando el anonimato de los mismos, para que los conductores dispongan de toda la información posible. Aeorum, por su parte, ha desarrollado los drones y el sistema de Inteligencia Artificial para identificar los obstáculos de la carretera.

El ser humano tarda unos 150 milisegundos en reaccionar al tacto, la vista y el olfato, pero con la futura conectividad 5G el tiempo de reacción desde que se detecta un obstáculo hasta que se comunica con el coche será de cinco milisegundos. "Gracias a esta tecnología celular, que ya tiene características 5G, podemos obtener una baja latencia y detectar a tiempo real la presencia de ciclistas o vehículos en la carretera", ha añadido De Marco.