Industria

Una nueva alianza

Volkswagen podría usar plantas de Ford para producir coches en EEUU

Diess habló de sus acuerdos con Ford y de los aranceles de China y Trump tras una reunión en la Casa Blanca.

Planta de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee.
Planta de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee. | VOLKSWAGEN
@alexsoler66

Volkswagen podría utilizar la capacidad de producción de Ford en Estados Unidos para producir sus vehículos en el país. Así lo anunció este martes el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, tras una reunión en la Casa Blanca. El directivo admitió también que están contemplando una alianza con la firma estadounidense y que además estarían considerando construir una segunda planta en el país americano, provablemente en Tennessee, donde poseen una (Chattanooga) y donde Diess admitió que las negociaciones "están bastante avanzadas", aunque "podría haber otras opciones".

En la reunión en la Casa BlancaVolkswagen, junto con BMW y Daimler, pudieron hablar acerca de los aranceles impuestos por China a los vehículos importados desde Estados Unidos, área que afecta sobre todo a BMW y Daimler, que producen seis de los 10 vehículos más importados al país asiático desde Estados Unidos, y a los posibles aranceles sobre los vehículos europeos que Trump estaría estudiando imponer el año que viene, que sufrirían todas las marcas, sobre todo Porsche y Audi, del Grupo Volkswagen. Producir más vehículos en el país americano solventaría los posibles problemas de la imposición de nuevos aranceles por parte del presidente Trump.

Herbert Diess dirigiéndose a la prensa tras la reunión en la Casa Blanca. | REUTERS

En cuanto a la alianza con Fordel pasado noviembre salieron a la luz informaciones que apuntaban a una posible negociación entre la firma de Michigan y Volkswagen para unirse y trabajar juntos en áreas como la conducción autónoma, donde los estadounidenses parten con ventaja, y la movilidad eléctrica, área donde descaría la firma alemana. Esta alianza estratégica abarcaría varias áreas de negocio de ambas compañías y, pese a que no hay nada decidido aún, Bill Ford, director ejecutivo de Ford, dijo que las conversaciones van "muy bien".

Volkswagen no comprará acciones de Ford

Aunque se especuló sobre la posibilidad de que Volkswagen invirtiera en la compra de una participación de Ford como parte de una nueva alianza, Diess desmintió el martes la posibilidad pero dijo que la alianza que están construyendo "fortalecerá la posición de Ford en Europa porque compartiremos plataformas y nosotros podríamos usar la capacidad de producción de Ford en Estados Unidos para fabricar coches para nosotros. Necesitamos capacidad adicional en los Estados Unidos con una planta para VW y Audi". El directivo dijo también que en enero ofrecerá más noticias sobre esta alianza estratégica con la firma del óvalo y sobre la posible localización de una nueva planta del consorcio alemán en Estados Unidos.

Planta de Ford en Estados Unidos. | FORD

Ambas marcas llevan ya más de un año negociando en distintas acciones para establecer una relación beneficiosa para las dos partes. Entre sus planes cabría la inversión de los alemanes en Argo AI, una empresa que trabaja con Ford para el desarrollo de conducción autónoma, compartir fábricas en distintos mercados del mundo y acuerdos para producir conjuntamente vehículos eléctricos. 

La última generación de vehículos de combustión

Todas las marcas apuestan por la electrificación y destinarán grandes inversiones próximamente en este campo, excepto firmas como Subaru o Mazda, que esperan a ver qué pasa antes de actuar. El Grupo Volkswagen, de hecho, espera que la siguiente generación de vehículos de combustión, que llegará en 2026, sea la última y sea sustituida por una generación formada ya por híbridos y eléctricos. "Nuestros compañeros están trabajando en la última plataforma para vehículos únicamente de combustión", dijo Michael Jost, directivo de Volkswagen, el martes en una rueda de prensa. El consorcio se gastará más de 50.000 millones durante los próximos cinco años en la transición hacia la movilidad eléctrica.

Es por eso que Ford ve en Volkswagen un importante aliado de cara la producción de vehículos eléctricos. La marca alemana lanzará el I.D. Neo, su primer vehículo eléctrico, el año que viene, y le seguirán nuevos modelos de la familia eléctrica I.D. durante los próximos años, que producirán en varios países como China, el principal mercado de eléctricos. Por otro lado, Volkswagen espera lanzar versiones electrificadas de más de 300 coches de la oferta de sus marcas hasta 2030. Según la firma alemana, la mayoría de vehículos del mundo ya serán eléctricos o electrificados en 2050, aunque podrían quedar coches de combustión en mercados con una infraestructura pobre de carga.