Mercado

Mercado de ocasión

En Catalunya se venden más coches con más de 10 años que nuevos

En Catalunya se han transferido 132.317 coches de más de 10 años, pero solo se han vendido 130.961 coches nuevos.

Los coches de 10 años, estrellas del mercado.
Los coches de 10 años, estrellas del mercado. | MOTOR
@alexsoler66

Por mucho que crezcan las ventas de vehículos de entre uno y tres años, o de entre tres y cinco, en el mercado de ocasión, las grandes estrellas continuan siendo los coches de más de 10 años. En el conjunto de España, de hecho, el 58% de los vehículos vendidos en el mercado de usados tienen más de 10 años y en Catalunya el 59,3%.

A lo largo de este año, en la comunidad autónoma se han transferido 132.317 unidades de vehículos con más de una década de antiguedad, una cifra que supera las 130.961 unidades de nueva matriculación vendidas en la región. Es decir, los vehículos de más de 10 años no son solo el recurso más habitual en el mercado de ocasión, son los más vendidos en total en Catalunya.

Cuidado con los coches de más de 10 años

No obstante, estas cifras no son positivas. Desde asociaciones como Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y desde la patronal de concesionarios (Faconauto) recuerdan que los coches de más de una década son menos seguros que los más nuevos y, a la vez, más contaminantes. Según cifras de la DGT, la edad media de los vehículos accidentados con víctimas mortales en 2017 fue de 13,2 años. Por posibilidades, en un accidente con un turismo de 10 a 14 años el riesgo de fallecer es 1,6 veces más elevado que con uno de hasta cuatro años. Del mismo modo, en un coche de 15 a 19 años, el riesgo es 2,2 veces superior.

Esto no quiere decir que no se deba circular con vehículos de más de 10 años, pero sí que se deben extremar las precauciones y asegurar un mantenimiento correcto de componentes como los neumáticos y las luces. Según Tráfico, más del 5% de los vehículos salen a la carretera cada día con algún tipo de defecto en las ruedas.

Asimismo, la carencia de la última tecnología en los vehículos antiguos es un problema. Sistemas como el ABS, el ESP, el control de crucero, el sistema de frenado de emergencia o la alerta de punto muerto no están disponibles, por lo que el riesgo de sufrir accidentes es mayor. Además, los materiales y su resistencia estructural también pueden ser peores.

Por último, los vehículos más antiguos también son más contaminantes por la falta de motores de última generación más sostenibles y tecnologías de neutralización de emisiones. Es por eso, también, que quedan totalmente expuestos a las restricciones de las grandes ciudades por no tener acceso a la etiqueta ambiental de la DGT.

El parque seguirá envejeciendo

Pese a que las transferencias de vehículos de ocasión de entre uno y cinco años han crecido un 16,2% este 2019 hasta septiembre, con 142.282 unidades, las operaciones con vehículos de más de 15 años también han subido, cerca de un 8%, hasta las 505.000 unidades. Canales de venta como la importación, con un 14,1% más, el renting, con un 7,5% más, y los concesionarios, con un 5,9%, son los que más han crecido, pero el canal de particulares, donde se transfieren la mayoría de vehículos de más de 10 años, sigue siendo el más habitual, y además ha crecido este año un 2,9%.

Según datos de Anfac, la edad media del parque español actualmente supera los 12 años de edad, siendo uno de los más envejecidos de Europa y la estimación es que, durante los años 2022 y 2023, se alcanzará un punto máximo de 13 años de edad. "Las ventas de coches de más de diez años, que suponen el 58% del total, nos siguen diciendo que el mercado de vehículo de ocasión no goza de buena salud. Tendríamos que ir a un mercado cada vez más joven y con los modelos más viejos perdiendo protagonismo, como ocurre en otros países de nuestro entorno. No podemos acostumbrarnos a que se vendan más coches usados que nuevos", lamenta el director de comunicación de FaconautoRaúl Morales.