Una década del punto de inflexión de la Roja

Se cumplen diez años de la histórica victoria ante Italia en los penalties en la Euro'08

Iniesta, Silva, Ramos y Reina sobreviven de un equipo que rompió la barrera de los cuartos de final

Cesc supera a Buffon en la tanda de penalties de Viena en 2008
Cesc supera a Buffon en la tanda de penalties de Viena en 2008 | Reuters

La historia de la selección española fijó el inicio de su ciclo ganador diez años atrás. Fue un 22 de junio del 2008 cuando  llegó el punto de inflexión que convirtió a la Roja de un eterno aspirante a un equipo de época, con dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010) en su palmarés. Un ciclo que aún no se ha cerrado totalmente ya que en la concentración de este Mundial del 2018 aún se encuentran cuatro supervivientes  de la Eurocopa de Asutria y Suiza: Iniesta, Silva, Ramos y Reina.

Luis Aragonés fue el principal responsable del cambio. Fue valiente sacrificando a vacas sagradas de la época como Raúl, Michel Salgado, Albelda o Cañizares para dar paso a los jóvenes y ya tuvieron galones futbolistas como Silva o Iniesta, que continúan como fijos en el once de Fernando Hierro en la actual Copa del Mundo de Rusia.

España empezó la Eurocopa del 2008 de forma  excelente ganando los  tres partidos de la fase de grupos ante Rusia, Suecia y Grecia. El equipo accedió a cuartos de final por la puerta grande, donde le esperaba Italia, la campeona del Mundo dos años antes en Alemania.

Cesc y Casillas

El partido fue espeso y con pocas ocasiones. El tiempo reglamentario y la prórroga registraron un empate sin goles, por lo que se llegó a los penalties. Y fue entonces cuando por fin a España le salió cara. La losa de elimiaciones en los penalties en México'86 o Corea y Japón'02 quedó enterrada.

Casillas, con sus paradas, y Cesc  Fàbregas, anotando el lanzamiento decisivo ante Buffon fueron los héroes del partido que dio paso a las semifinales. España empezó a creer de verdad a partir de entonces y no hubo quien le paré. Arrolló a Rusia en semifinales y venció en la final con el histórico tanto de Fernando Torres ante Alemania. Xavi fue elegido el mejor futbolista del torno y se abrió una década dorada que continúa vigente.

El estilo perdura

Pese a los fiascos en Brasil'14 y en la Eurocopa de Francia'16 se mantiene el estilo marcado por Luis Aragonés en 2008. El 'tiqui-taca' perdura  con futbolistas que se incorporaron en 2009 y lo potenciaron como Piqué o Busquets. Isco es el actual referente de este juego, aún arropado por Busquets, Iniesta o Silva, que prolongan una manera de entender el fútbol que ha hecho grande a la Roja.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil