El Barça B perdió el brillo pero encontró la efectividad

La inspiración de Konrad, la mágica zurda de Collado y la solvencia desde el punto de penalti de Rey Manaj dieron un apurado triunfo

Al filial azulgrana se le atragantó un Villarreal B que lo intentó hasta el último minuto

Konrad de la Fuente abrió el camino de una sufridísima victoria
Konrad de la Fuente abrió el camino de una sufridísima victoria | Javi Ferrándiz

No fue el Barça B fluido y clarividente de otras ocasiones. A falta de brillo, máxima efectividad ante un Villarreal B que, durante muchas fases, le consiguió quitar el balón a los azulgranas. Mucho mérito para los de Miguel Álvarez, pero escasa recompensa porque los de Garcia Pimienta hicieron valer sus individualidades para sumar tres puntos de oro con sangre, sudor y lágrimas. Konrad estuvo inspirado, Collado la clavó en un libre directo y la pelea de Peque provocó un penalti, el territorio del infalible Rey Manaj.

FICHA TÉCNICA

Segunda B, grupo 3-C

BAR

3-2

VIL

Barça B

Carevic; José Marsà (Igor, 83'), Comas, Roger Riera, Balde (Mika, 83'); Nico, Matheus (Jandro, 71'), Collado; Konrad (Oriol Busquets, 94'), Peque y Rey Manaj (Hiroki, 83').

Villarreal B

Jörgensen; Lanchi, De la Fuente, Copete, Tasende; Agüero (Sergio Lozano, 71'), Ros, Pacheco (Víctor Narro, 78'), Ahn (Millán, 71'); Arana (Carlo García, 78') y Harper (Hassan, 60').

Goles

1-0 M.14 Konrad; 2-0 M.57 Collado; 2-1 M.58 Arana.; 3-1 M.68 Rey Manaj; 3-2 M.73 Millán.

Árbitro

Martínez Montalbán (Murciano). TA: Comas (19'), Matheus (50'), Rey Manaj (53'), Konrad (65'), Collado (88')/Ros (30'), Lanchi (55'), Agüero (62'), Copete (67'), De la Fuente (80').

Incidencias

Partido de la jornada 3 de la segunda fase disputado en el Estadi Johan Cruyff ante 953 espectadores.. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exdirectivo Josep Mussons.

Solo dos cambios en el once titular de García Pimienta. La entrada de Carevic en la portería y el regreso del explosivo Balde al lateral izquierdo. Ambos hacía seis jornadas que no eran de la partida. Los problemas, no obstante, estuvieron en el centro del campo. Miguel Álvarez hizo valer la superioridad del el 4-4-2 en la medular y los azulgranas perdieron demasiados balones. Nico, muy vigilado, tuvo dificultades en la salida y a Collado le costó conectar con los de arriba.

Pero el capitán anduvo muy listo al filo del cuarto de hora para robarle el balón a Copete en la salida y ver a Konrad dentro del área. El de Miami armó con rapidez la pierna derecha para batir dentro del área y de chut raso y cruzado al sueco Filip Jörgensen.

Collado saca a pasear su zurdita

De cara a la segunda mitad, tocaba mejorar porque, aunque Carevic no había pasado por grandes apuros, el equipo necesitaba activarse sobre todo en la circulación para asegurar el triunfo. El japonés Ahn avisó con un chut raso que atajó el montenegrino, mientras que el autor del gol, Konrad, seguía siendo el más inspirado del ataque azulgrana.

Siguió apretando el filial del Villarreal y a los 52 minutos, llegó una clarísima. Harper, tras un rechace de Matheus, envió el balón en el travesaño cuando lo más fácil era marcar. La alerta estaba encendida... hasta que apareció la magia de Collado.

El de Sabadell lanzó magistralmente una falta, colocadísimo chut con su guante en la zurda que se coló por el hueco entre las dos barreras formadas por los amarillos. Pero el filial se distrajo, lo vio todo hecho, y a la siguiente acción recortó distancias Harper de jugada individual. Nadie lo pudo frenar.

Mereció el Villarreal B seguir en el partido, aunque se pudo quedar con diez cuando Agüero solo pudo frenar a Konrad agarrándole del cuello. La amarilla se quedó corta.

Rey Manaj no falla desde los 11 metros

En todo caso, el filial ya hacía minutos que había puesto una marcha más y en un rápido ataque, Copete cometió un claro penalti sobre Peque, siempre un incordio para las defensas rivales, que transformó con su habitual eficacia Rey Manaj, engañando por completo a Jörgensen. Su décimo gol de la temporada.

Pero el 'submarino amarillo' nunca le perdió la cara al partido y aprovechó otro despiste defensivo de un filial muy blando atrás. Millán, que acababa de entrar, marcó a puerta vacía. Demasiadas facilidades y a seguir sufriendo.

La lesión de Arana, que salió en camilla aplaudido por la afición, no enfrió a un Villarreal B muy decidido. Pimi, que antes había dado entrada a Jandro, apostó por el triple cambio, refrescó los laterales con Igor y Mika, y arriba fue el turno de Hiroki Abe. Ya en la prolongación, reapareció Oriol Busquets.Se hicieron muy, muy largos los seis minutos de añadido, más uno de propina. El resultado más justo, sin duda, el empate, pero también hay que saber ganar cuando no se juega tan bien. Y el Barça B lo consiguió para ser segundo en solitario en la clasificación tras una jornada redonda, pues el Nàstic cayó ante el ya claisficado Ibiza, y Andorra y Alcoyano se repartieron los puntos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil