Dani Arce y Sara Gallego rozan el podio en una tarde sin medallas

Dani Arce y Sara Gallego rozan el podio en una tarde sin medallas

Una excelente Sara Gallego fue cuarta en 400 metros vallas
Una excelente Sara Gallego fue cuarta en 400 metros vallas | EFE

El burgalés fue cuarto en 3.000 obstáculos con Martos sexto y la catalana se quedó a 11 centésimas del bronce en 400 vallas

El campeón mundial bajo techo Mariano García se mostró intratable para pasar a la final de 800 y Adrián Ben cayó eliminado

La catalana Sara Gallego se ha quedado a un solo paso de lograr su primera medalla absoluta en un gran campeonato tras su plata y sus dos bronces en Europeos de categorías inferiores. Con solo 21 años, compitió como una veterana en la final de 400 metros vallas para ser cuarta en otra exhibición de la neerlandesa Femke Bol.

La barcelonesa, cuya presencia este sábado en la final de 4x400 metros estará en función de sus sensaciones y de lo que decida el director técnico Pepe Peiró, realizó su habitual carrera en ascendente y progresó en la última recta recuperando un par de posiciones, pero no pudo con las ucranianas.

Con una enorme superioridad, Bol logró su segundo oro en estos Europeos con 52.67 y ahora buscará un histórico triplete en los 4x400 con los Países Bajos. Tkachuk fue segunda con 54.30 y Ryzhykova se colgó el bronce con 54.86, solo 11 centésimas menos que una sensacional Gallego.

Femke Bol conquistó su segundo oro en Múnich

| AFP

En la final de 3.000 metros obstáculos había tres españoles y Dani Arce se quedó a un solo paso del podio. En una carrera cuyo ritmo lo marcaron los gemelos italianos Zoghlami y su compatriota Abdelwahed, el burgalés peleó hasta el final para conformarse con la medalla de chocolate con Sebas Martos sexto y Víctor Ruiz decimotercero.

El primer mil se cubrió en 2:52.48 con el finlandés Topi Raitanen al frente, un atleta que fue octavo hace dos años en los Juegos de Tokio. Ahí los Zoghlami tomaron el mando (5:40.72 en el segundo mil) y en la última vuelta se llegó a atisbar un triplete italiano que finalmente no se produjo.

Dani Arce y Sebas Martos, a punto de saltar el obstáculo

| AFP

Y ello porque Raitanen demostró ser el más inteligente, tiró en la contrarrecta y tomó unos metros de ventaja que mantuvo para lograr su mayor éxito internacional con 8:21.80, seguido por el romano Ahmed Abdelwahed (8:22.35) y por el italiano de origen tunecino Osama Zoghlami (8:23.44) con Arce a 156 centésimas. Martos fue sexto con 8:26.68 y Ruiz, 13º con 8:37.24.

Aunque escasas, también partía con ciertas opciones de subir al escalón más bajo del podio el catalán Pol Retamal en la final de 200 metros, aunque se le ha hecho un poco larga una temporada repleta de objetivos y le faltó aguantar mejor la caída de la velocidad en el último tercio de prueba.

Hughes se impuso con autoridad y Retamal fue sexto

| AFP

El blaugrana fue sexto con 20.63, lejos de su marca personal de 20.28 que tampoco le habría servido para conseguir una medalla. Los británicos cumplieron los pronósticos con victoria para Zharnel Hughes con 20.07, plata para Mitchell-Blake (20.17) y bronce para el italiano Flippo Tortu (20.27).

Una de cal y una de arena en las semifinales de 800 metros. El campeón del mundo bajo techo Mariano García protagonizó una excelente carrera, dominando los tiempos, irrumpiendo en la primera plaza en la recta del 400 y no abandonándola hasta cruzar la meta primero con 1:46.52 seguido a nueve centésimas por el británico Jale Wightman (derrotó a Ingebrigtsen en la final del pasado Mundial de Eugene en el 'milqui').

Mariano García presentó sus credenciales a las medallas

| EFE

El de Cuevas de Reyllo mostró su mejor cara de una temporada estival en la que ha ido de menos a más y partirá con todas las opciones de lograr un espectacular 'doblete' con los británicos Wightman y Pattison, el sueco Kramer, el italiano Barontini y el irlandés English como grandes rivales, pero no los eliminados Dobek y Van Diepen.

Tampoco estará en la final un Adrián Ben que no ha encontrado este verano la gran forma de los tres cursos anteriores en los que cosechó sendas posiciones de finalista en los Juegos de Tokio y en los Mundiales de Doha. El gallego recibió un toque al paso por el 400, hizo toda la última curva casi por la calle tres y terminó séptimo y sin opciones con 1:49.26.

Los títulos

Además de los referidos oros de Femke Bol en 400 vallas, de Topi Raitanen en 3.000 obstáculos y de Zharnel Hughes en 200 metros, otro de los grandes protagonistas fue el noruego Karsten Warholm en 400 vallas.

El recordman mundial se resarció de su decepción en un Mundial al que llegó corto de entrenamientos por una lesión que sufrió en junio con una carrera en la que maravilló sobre todo en los dos primeros tercios y venció con 47.12, nuevo récord de los Campeonatos.

Warholm logró su segundo oro seguido en 400 metros vallas

| EFE

Tampoco dio opción a sus rivales la británica Laura Muir con una gran victoria en 1.500 metros (4:01.08) pese a la inesperada oposición de la irlandesa Mageean (4:02.56) y la ucraniana Marina Bekh-Romanchuk se reivindicó en triple tras quedarse sin podio en longitud con un magnífico mejor salto de 15,02 metros.

16 años después del título de su mítico padre Virgilijus Alekna, el joven lituano Mykolas se colgó el oro en disco con 69,79 por delante del favorito esloveno Ceh (68.28) y la suiza Mujinga Kambundji pudo en 200 metros (22.32) con la ya excampeona mundial y europea, la británica Dina Asher-Smith (22.43).

Temas