Un brutal Warholm destroza su récord mundial en 400 vallas

El noruego rebajó en casi un segundo su propia plusmarca hasta dejarla en unos brutales 45.94

Pasaron ronda Mechaal, Fontes, Jesús Gómez y Aauri Bokesa; un gris Pablo Torrijos, eliminado

Un Warholm de otra galaxia hizo historia en Tokio
Un Warholm de otra galaxia hizo historia en Tokio | EFE

Si hace cinco años en Río el sudafricano Wayde Van Niekerk puso patas arriba el atletismo al borrar de los listados el histórico récord mundial de 400 metros lisos de Michael Johnson parando el crono en unos siderales 43.03, los Juegos de Tokio pasarán a la historia en el atletismo como los de Karsten Warholm.

El prodigioso atleta noruego realizó una exhibición en los 400 metros vallas para imponerse destrozando por 76 centésimas su propia plusmarca universal de 46.70 hasta dejarla en unos increíbles 45.94... un registro que le permitiría optar a las medallas en un Campeonato de España en los 400 lisos.

Warholm sabía que llegaba a los Juegos en un gran momento y fue ambicioso, marcando desde el inicio el ritmo a un sensacional Rai Benjamin que estuvo siempre en carrera y que logró de largo la segunda mejor marca de la historia con 46.17. El bronce fue para el brasileño Alison dos Santos, quien con 46.72 logró la cuarta mejor marca de todos los tiempos.

La otra final era el salto de longitud femenino con la excampeona y plata hace cinco años, la estadounidense Britney Reese, frente a una pléyade de rivales de gran nivel como la serbia Ivana Spanovic, la alemana Malaika Mihambo o la sorprendente nigeriana Ese Brume (líder del año con unos colosales 7,17).

Mihambo se llevó el oro gracias a su último salto

| EFE

Y no fue para menos con una emoción absoluta con las ocho primeras en solo 20 centímetros. Brume fue por delante durante buena parte del concurso con 6,97 hasta que Reese la superó en el quinto con la misma marca y por fin Mihambo, atleta entrenada por el mítico Carl Lewis, se coronó con 7,00 en el quinto para completar la 'triple corona' al ser también la campeona europea y mundial.

'Pleno' español en 1.500

Del trío español en el 'milqui', solo Adel Mechaal se mostró seguro. El actual campeón español disputó una exigente tercera serie en la que el australiano Stewart McSwein imprimió un ritmo frenético (1:58.51 al paso por el 800) y supo gestionar bien la carrera para terminar sexto y clasificarse por puestos con 3:36.74 (su mejor marca del año), aunque también habría entrado por tiempos.

La serie la ganó el británico Jake Heyward (3:36.14), el noruego Jakob Ingebrigtsen llegó cuarto (3:36.49) y la gran noticia fue la retirada del marroquí Soufiane El Bakkali al día siguiente de colgarse el oro en 3.000 metros obstáculos. Demasiado esfuerzo incluso para un genio como él.

Adel Mechaal pasó a semifinales con cierta solvencia

| AFP

Por su parte, Nacho Fontes no se encontró nunca cómodo en una primera serie que se corrió a un ritmo sostenido hasta que el británico Josh Kerr aceleró en la penúltima vuelta. El granadino superó a varios rivales en la recta y al final solo pudo ser octavo con 3:36.95.

Esa marca le permitió pasar a 'semis' con el quinto de los seis tiempos repescados. El keniano Timothy Cheruiyot, actual campeón mundial y gran favorito al oro, mostró una excelente imagen para terminar segundo con 3:36.01 a unos ritmos que para él son casi de paseo.

Mucho peor le fueron las cosas al medallista de bronce en el pasado Europeo bajo techo, un Jesús Gómez que corrió demasiado atrás en la segunda serie y se vio gravemente perjudicado por dos caídas que le lastraron el ritmo. Una de ellas fue la del reputado polaco Marcyn Lewandowski, quien fue recalificado.

Jesús Gómez, tras la carrera antes de saber que sería recalificado

| EFE

Sin embargo, la reclamación presentada por la Federación Española dio sus frutos y Gómez correrá las semifinales pese a ser duodécimo con 3:47.27 en una serie en la que el estadounidense Mathew Centrowitz (actual campeón olímpico) fue segundo con 3:41.12 por detrás del keniano Abel Kipsang (3:40.68).

Excelente Bokesa y mal Torrijos

Otra gran alegría la protagonizó una de las atletas más positivas y más queridas de la selección, una Aauri Lorena Bokesa que por fin logró pasar ronda en 400 lisos en su tercera participación en unos Juegos al ser cuarta en la última serie con su mejor registro del año (51.89, quinto de los seis mejores tiempos repescados).

Aauri Lorena Bokesa compitió de maravilla y pasó ronda

| EFE

En esa vuelta a la pista lisa paseó su grandeza la mítica estadounidense Allyson Felix a sus 35 años para ganar su serie con 50.84. También brillaron en las suyas la bahameña Shaunae Miller-Iubo (50.50), la jamaicana Stephanie Ann McPherson (50.89) y la más rápida de todas, la dominicana Marileidy Paulino (50.06), quien ha realizado casi toda la temporada en España.

La gran decepción de esta jornada matinal (madrugada en tierras españolas) la protagonizó Pablo Torrijos, quien quedó fuera de la final de triple con unos pírricos 15,87 y dos nulos. Una vez más las molestias físicas se han cruzado en el camino del castellonense. Una pena.

En cuanto a los favoritos, brilló el luso de origen cubano Pedro Pablo Pichardo con 17,71 y también se clasificaron entre otros el chino Yaming Zhu (17,11), el cubano Cristian Napoles (17,08), el argelino Yasser Mohamed Triki (17,05), el estadounidense Will Claye (16,91) y el otro gran candidato al oro, el burundés Hugues Fabrice Zango (16,83). Lesionado, no se clasificó el genial y veterano luso Nélson Évora.

Más clasificatorias

También se disputó la primera ronda de 200 metros en la que destacaron el jamaicano Rasheed Dwyer (20.31), el catarí Femi Ogunode (20.37), los canadienses Aaron Brown (20.38) y André de Grasse (20.56), el jovencísimo estadounidense de solo 17 años, Erriyon Knighton (20.55). O los dos más rápidos, sus compatriotas Kenneth Bednarek (20.01) y Noah Lyles (20.18).

En cuanto a la jabalina femenina, los mejores lanzamientos en la ronda clasificatoria fueron para la polaca Maria Andrejczyk (65,24), la estadounidense Maggie Malone (63,07) y las australianas Kelsey-Lee Barber (62,59) y Mackenzie Little (62,37), mientras que la veterana y laureadísima checa Barbora Spotakova se quedó fuera con 60,52.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil