Un sensacional Adrián Ben, quinto en la final olímpica de 800

La soriana Marta Pérez se clasificó para la final de 1.500 destrozando su marca personal (4:01.69)

De Grasse volvió a demostrar que compite como los ángeles y se colgó el oro en 200 metros con 19.62

Adrián Ben terminó quinto en la final de 800 metros
Adrián Ben terminó quinto en la final de 800 metros | EFE

No fue una casualidad la sexta plaza que consiguió hace dos años en el Mundial al aire libre de Doha con 21años recién cumplidos y el gallego Adrián Ben se ha superado este miércoles para lograr una sensacional quinta posición en la final olímpica de 800 metros.

Con 1:45.96, el azulgrana realizó una gran recta final y la mejor prueba de su competitividad y de su ambición es que no estaba contento, porque había tenido el sueño del bronce a tan solo 59 centésimas. Lo dicho, un atleta de presente que promete dar muchas alegrías en los próximos años.

Decepcionó con mayúsculas el favorito botswanés Nigel Amos (octavo) y la victoria final con festival keniano fue para Emmanuel Kipkirui Korir con 1:45.06, seguido por su compatriota Ferguson Cheruiyot Rotich (1:45.23) con el polaco Patryk Dobek (1:45.39).

En el ámbito internacional y tras el sensacional récord mundial matinal de la estadounidense Sidney McLaughlin (51.46), la gran cita era la final de 200 metros con el canadiense Andre de Grasse contra la 'armada estadunidense' liderada por Noah Lykes y con el 'chaval de 17 años Erriyon Knighton.

Y De Grasse volvió a exhibir su capacidad competitiva para mejorar la plata de hace cinco años y convertirla en oro con una sensacional marca de 19.62 que lo sitúa octavo de todos los tiempos en su cuarta medalla individual en los dos últimos Juegos (también fue bronce en 100 en Río y ahora en Tokio).

De Grasse logró su quinta medalla olímpica, la primera de oro

| AFP

El canadiense superó al trío estadounidense que se repartió las otras tres preseas. Kenneth Bednarek fue plata con 19.68, el favorito Noah Lyles tuvo que conformarse con la plata (19.74) y la de 'chocolate' se la llevó el jovencísimo Knighton con 19.93. Fue una grandísima final.

El extremeño Javier Cienfuegos no pudo seguir escribiendo la historia tras ser el primer español en una final olímpica de lanzamiento de martillo y terminó décimo con 76,30 metros en una prueba en la que reinó el polaco Wojciech Nowicky con un sensacional registro de 82,02, seguido por el sorprendente noruego Eivind Henriksen con récord nacional (81,58) y el polaco Pawel Fajdek fue tercero con 81,53 y sigue con su maldición olímpica.

Marta Pérez y Sifan Hassan, a la final

La otra gran protagonista de la tarde (mediodía en España) fue la soriana Marta Pérez, quien se regaló la clasificación para la final de 1.500 con una sensacional actuación al ser quinta en la segunda semifinal mejorando por casi tres segundos su marca personal y dejándola en unos colosales 4:01.69 para situarse cuarta en el ranking español de todos los tiempos solo por detrás de Natalia Rodríguez, de Nuria Fernández y de Maite Zúñiga... ¡Casi nada!

Marta Pérez accedió a lo grande a la final de 1.500

| EFE

Esa serie la ganó la neerlandesa de adopción Sifan Hassan (4:00.23) en su empeño por convertirse en la primera mujer de la historia con tres oros individuales en unos mismos Juegos (ya tiene el de 5.000 y sigue inscrita en el 10.000). Deberá estar atenta con la keniana Faith Kipyegon (3:56.80 en una primera 'semi' brutal), la etíope Freweyni Gebreezibeher (3:57.64), la británica Laura Muir (4:00.73) o la ugandesa Winnie Nanyondo (4:01.64)

La blaugrana Carolina Robles encontró el premio a su entrega y a su compromiso con el atletismo tras ser recalificada para disputar la final olímpica de 3.000 metros obstáculos en la que fue penúltima con 9:50.96 en una prueba en la que se colgó el oro la ugandesa Peruth Chemutai con récord nacional (9:01.45), seguida de una valentísima estadounidense Courtney Frerichs (9:04.79) y de la keniana Hyvin Kiyeng (9:04.79).

Bokesa, marca personal

En las semifinales de 400 lisos volvió a competir a la perfección Aauri Lorena Bokesa con su mejor marca personal a los 32 años (51.47) que la sitúan tercera española de toda la historia por delante de la histórica Blanca Lacambra y solo por detrás de Sandra Myers ('la española de Kansas') y de la hispanocubana Indira Terrero. 

Aauri Lorena Bokesa ha completado unos Juegos excelentes

| EFE

Brillaron con récord nacional la dominicana Marileidy Paulino (49.38), la bahameña Shaunae Miller-Uibo (49.60), la jamaicana Stephanie Ann McPherson (49.34) y la extraordinaria estadounidense Allyson Felix (49.39), la mujer más laureada de la historia que a sus 35 años busca su décima medalla olímpica con seis oros y tres platas en su zurrón.

Bien los 'combineros'

En cuanto la primera jornada de las combinadas, el alicantino Jorge Ureña está compitiendo bien con marca personal en 100 lisos (10.66), unos mejorables 7,30 en longitud, 13,97 en peso, 2,05 en altura y una increíble marca personal en 400 lisos (48.00) para irse a dormir octavo con 4.310 puntos.

Jorge Ureña opta a terminar en plaza de finalista

| EFE

Al frente de la prueba sigue el canadiense Damian Warner con 4.722 puntos tras empezar con 10,12 en 100 lisos y con 8,24 metros en longitud (habría sido bronce en la final individual) con el galo Kevin Mayer, actual subcampeón olímpico, quinto con 4.340 (en Río ganó el ya retirado estadounidense Ashton Eaton).

En féminas la catalana María Vicente se fue a dormir duodécima con 3.736 puntos a ritmo de récord de España con unas marcas de 13.44 en 100 metros vallas, 1,77 en altura, 13,09 en peso y 23.50 en unos 200 metros en los que se encuentra como pez en el agua.

En cuanto a la lucha por el oro va con ventaja la neerlandesa Anouk Vetter con 3.968 puntos, por delante de la belga Noor Vidts (3.941) y de su compatriota y gran favorita en la defensa del título Nafissatou Thiam (3.921)

María Vicente va a ritmo de récord de España

| EFE

La otra gran candidata a la victoria final, la británica Katharina Johnson-Thompson, se lesionó en la curva del 200 y se despidió de sus opciones...pero cruzó la meta cojeando y muy dolorida llevándose la admiración de los escasos presentes y de todos los amantes del atletismo. ¡Enorme!

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil