Dembélé: 119 partidos jugados con el Barça... 100 partidos de baja por lesión

Dembélé: 119 partidos jugados con el Barça... 100 partidos de baja por lesión

El picotazo de Dembélé al Cornellà que desatascó el partido | RFEF

Ha vestido la camiseta blaugrana en 119 partidos, mientras que se ha perdido 100 encuentros por lesión

Regresó en Kiev tras cuatro meses de recuperación y jugó 25 minutos; dos días después, se le diagnosticó una elongación en el semimembranoso del muslo izquierdo

Las lesiones han sido un inseparable compañero de viaje para Ousmane Dembélé desde que aterrizó en Barcelona en el verano de 2017. Antes de la Eurocopa, sin embargo, parecía haber roto el maleficio, logrando disputar su récord de partidos en una sola temporada: 44. Pero en la cita continental su muslo derecho volvió a decir: "hasta aquí". Tras perderse por lesión 14 encuentros la actual temporada, el 'Mosquito' reapareció en Kiev, donde jugó 25 minutos Dos días después, vuelve a estar en el dique seco por una elongación en el semimembranoso del muslo izquierdo.

El galo ha alternado la enfermería con el terreno de juego, prácticamente, a partes iguales. Ha vestido la camiseta blaugrana en 119 ocasiones, mientras que se ha perdido cien encuentros por lesión a lo largo de las últimas cuatro temporadas. En total, son trece las lesiones musculares que ha sufrido desde que llegó al Camp Nou. Cifras que ponen los pelos de punta.

Su calvario empezó el 16 de septiembre de 2017, en un Getafe-Barça de Liga, en el que fue su tercer partido como blaugrana. Sufrió rotura del tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo y tuvo que viajar a Finlandia para ser intervenido.

En su primera temporada (2017/18) se perdió 27 de los 59 partidos oficiales por lesión; en la segunda (2018/19) fueron 13 de 60, en la tercera (2019/20) fue la peor sin ninguna duda: estuvo en el dique seco en 38 encuentros y solo se saltó al verde en nueve ocasiones.

La pasada campaña vimos al Ousmane en más plena forma. A excepción de una lesión que le mantuvo alejado de los terrenos de juego durante cinco partidos en el mes de diciembre, el '11' del Barça demostró su mejor versión, en lo que al estado físico se refiere.

Un doble problema

En el empate 1-1 frente a Hungría, el extremo del Barça saltó al césped en el minuto 57 vistiendo la camiseta de la selección francesa, pero unas molestias en el muslo derecho le obligaron a pedir el cambio media hora más tarde.

Los peores presagios se cumplieron y el francés dijo adiós a la Eurocopa. Pasó por el quirófano por una desinserción del tendón del bíceps de la rodilla derecha y se le diagnosticaron cuatro meses de bajas. Regresó en Kiev según los plazos previstos, pero tras jugar solo 25 minutos -diez más de lo acordado en principio- sigue el calvario.