Munitis, el veterano que se olvidó del dinero para ayudar a su equipo

J. Giraldo/D. Rubio

Sigue tirando del carro del Racing de Santander a pesar de ser uno de los jugadores más veteranos de la Liga. Pedro Munitis (Santander, 19-6-1975) volvió al club de su tierra en 2006 y firmó un contrato muy peculiar: cinco temporadas de duración, pero a cobrar en siete porque tenía una ficha muy elevada. Es decir, podría estar dos años (2011-12 y 2012-13) viendo al Racing por la televisión y cobrando el sueldo que le correspondía, o bien aceptar alguna de las ofertas que tuvo del extranjero, pero ha preferido seguir jugando por amor al arte y a su equipo. “Hubo propuestas, pero por la situación del Racing, porque venimos de una Ley Concursal, por la situación económica del club, porque hay mil problemas, he querido seguir. Sabía dónde me metía. Me apetece pelear por un objetivo, me encuentro bien y el club quería que continuase, así que todo arreglado. La clave es tener algo por lo que luchar. Si pierdes eso, lo pierdes todo. Y el año que viene, ya veremos”, dijo a SPORT.

`Tener algo por lo que pelear¿ podría ser el título de la película de la vida de Munitis, y también la mejor cualidad del Barça que mañana jugará ante el Racing. “Lo que están haciendo tiene un mérito enorme, mantener esa motivación, esas ganas de ganar. A mí me tienen maravillado, no solo por su juego, sino por todo lo que transmiten”.

Buena parte del mérito se lo lleva Pep Guardiola, con quien Munitis coincidió como jugador en la selección española que disputó la Eurocopa de 2000. “Tengo un gran recuerdo de él como compañero”, apunta. Y como entrenador, una admiración sin límites. “Su trabajo de campo es extraordinario, pero lo más impresionante es cómo consigue que sus jugadores estén siempre enchufados, que tengan ganas de mejorar cada día a pesar de todo lo que han ganado. También me gusta mucho la serenidad y lo que transmite en sus declaraciones. Para mí, es un genio”.

El paso de Munitis por el Madrid no le dejó un sabor de boca demasiado agradable, aunque ganó títulos, entre ellos la Champions de 2002. Pero no es de los que habla con rencor del pasado. “No voy a meterme en polémicas, pero admito que ahora mismo me seduce mucho más el Barça, y no sólo en lo futbolístico. Siempre he sido simpatizante del Madrid, pero la imagen del Barça atrae mucho más. Tengo un hijo de siete años y es del Barça, ¡con eso ya te lo digo todo!”.

La larga trayectoria de Munitis le ha permitido jugar ya 18 veces contra el Barça, aunque sólo ganó una vez, curiosamente la primera, el 11 de febrero de 1995. Inolvidable, porque fue un 5-0, aún con Johan Cruyff en el banquillo. “Era solo mi segundo partido en Primera división y fue algo realmente emocionante. El Sardinero tenía un ambiente para recordar. Recuerdo que lo viví con una ilusión tremenda porque era un chaval que estaba empezando”. Mañana, Munitis volverá al Camp Nou. Simplemente, por amor al fútbol.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil