Lo que el Barça no explica de Pedro

Lo que el Barça no explica de Pedro

Pedro, en una imagen del entrenamiento de este jueves
Pedro, en una imagen del entrenamiento de este jueves | FCBarcelona

El dramaturgo, escritor y director americano, David Mamet, escribió en 1997 un guión para una película bajo el nombre, 'Cortina de humo', en la que contaba la manipulación que ejercía un presidente de los Estados Unidos para desviar la atención de su mala gestión, llegando a inventarse una guerra en...¡Albania! El Barcelona no ha llegado, al menos todavía, a este grado de sofisticación, pero sí puso ayer una puesta en escena lo suficientemente brillante para los que solo se quedan en la superficie de las cosas quedaran más que convencidos.

Y es que ayer vimos a un Pedro sonriente, pizpireto y animoso participando en todas las actividades. Imágenes, por cierto, que nos sirvió diligentemente el club porque es el único canal que está presente por decreto en las sesiones matinales. El canario había vuelto, tras estar dos días ausente de los entrenamientos, sin que el club diera ningún comunicado oficial. Evidentemente, con esta puesta en escena, mostrando a un Pedro tan radiante y predispuesto, se quería dejar claro que el jugador se encuentra en perfectas condiciones y que su participación para los próximos partidos es prácticamente un dogma de fe.

Pero desgraciadamente la realidad es a veces más tozuda de lo que parece. SPORT como se encontró con un muro infranqueable por parte del club -el hermetismo a todos los niveles es una triste realidad- optó por sondear a algunas personas que estuvieron con el jugador durante la expedición de la selección española a Eslovaquia y Luxemburgo. Estas fuentes nos apuntaron que el jugador arrastra unos problemas crónicos de gastroenteritis durante hace ya mucho tiempo que se han agravado en las últimas semanas, hasta el punto que ha llegado a perder hasta tres o cuatro kilos. El jugador se muestra más cansado de lo habitual y se le han hecho una serie de analíticas para intentar buscar si sus problemas estomacales pueden ser el germen de este cansancio injustificado que podría acabar hasta en una anemia si no se ataja a tiempo.

En principio, el consejo que le han dado al jugador es el reposo durante unos días. De ahí que su presencia en los dos próximos partidos sea más que dudosa. Eso no quiere decir que no pueda jugar unos minutos, pero difícilmente podrá jugar en el once titular en estas condiciones. De ahí que en la edición de ayer informáramos que su presencia ante el Eibar y el Ajax era muy complicada.

El club mantiene su línea de oscurantismo que esta temporada se ha acrecentado. Solo recordar que hace unas semanas hubo un partidillo en el entrenamiento con jugadores del filial donde se puso a prueba el estado de Luis Suárez. Aquel día el club informó que Messi estaba haciendo trabajo específico y que no había participado en la sesión, pero un día después el periodista Oriol Domènech desveló que el crack argentino no solo había participado en la sesión sino que había sido la estrella del partidillo, marcando tres goles ¿Por qué se escondió?

Si a este nivel no se informa de las cosas qué más sorpresas nos pueden deparar. Pues que salga un jugador como Jordi Alba y que, entre titubeo y titubeo, asegure que Pedro ha entrenado todos los días esta semana y que está en perfectas condiciones para jugar. Está claro que le ha tocado al ex valencianista el papel ingrato de desviar la atención, ejerciendo además de abogado del diablo, pero desgraciadamente ocultando mucha parte de la verdad.

Temas