Higgins vuelve a ser un líder en el Barça

El estadounidense realizó el pasado domingo uno de sus mejores partidos en el Barça con 19 puntos y +33

Cory Higgins se siente más importante con Saras y cada vez recuerda más al que maravillaba en el CSKA

Higgins emerge ante Tavares en el reciente clásico liguero
Higgins emerge ante Tavares en el reciente clásico liguero | EFE

Actual campeón de la Euroliga como jugador del CSKA Moscú, Cory Higgins acaba de completar sus mejores semanas desde que fichó por el Barça en el verano de 2019.

Meses antes, el conjunto moscovita se impuso en la Final Four de Vitoria tras derrotar en la final al Anadolu Efes por 83-91 con 20 puntos y tres rebotes de un colosal Higgins. Fue el segundo cetro continental para el californiano, quien se convirtió en uno de los fichajes estrellas del cuadro azulgrana pese a que quedó eclipsado por la llegada de Nikola Mirotic.

Importante... pero menos

Dotado de unas excepcionales condiciones físicas que le permiten ser clave tanto en ataque como en defensa y ‘apadrinado’ nada más y nada menos que por Michael Jordan (es íntimo amigo de su padre), el estadounidense no estaba del todo contento con su rol a las órdenes de Svetislav Pesic.

Pese a que era uno de los jugadores más utilizados, los sistemas del serbio estaban demasiado focalizados en Nikola Mirotic, lo que motivaba que jugadores como el propio Higgins, Àlex Abrines o Adam Hanga tuviesen que buscarse las habichuelas sobre todo a través de acciones individuales o de algún bloqueo directo.

Problemas físicos

Otro aspecto importante que explica la irregularidad que mostró el de Dainville en su interrumpida primera temporada como azulgrana hay que buscarlos en el tema físico.

Higgins estuvo arrastrando todos esos meses unas importantes molestias de la fascitis plantar crónica que sufre en su pie derecho. Se trata sin duda de unas de las dolencias más complicadas para un jugador de baloncesto por los continuos impactos con el parquet, como lo demuestra por ejemplo que Kevin Pangos se pasase el curso pasado en blanco por un problema en un dedo del pie o que Víctor Claver lleve KO desde octubre y haya tenido que ser operado.

Higgins, defendiendo a Punter ante el Olimpia Milán

| EFE

Por fin, el ‘combo’ azulgrana pasó por el quirófano el pasado 6 de julio y estuvo unos dos meses y medio fuera de las pistas hasta que reapareció el 20 de septiembre en la Liga Endesa frente a Unicaja. Aunque se trata de un problema crónico, el blaugrana se encuentra mucho mejor y por fin es capaz de forzar sin ese molestísimo dolor.

Al igual que a buena parte de la plantilla, el aterrizaje en el Barça de Sarunas Jasikevicius ha mejorado la vida baloncestística del ex del CSKA

Muy contento

Jugando prácticamente el mismo tiempo que en la temporada pasada y con unos números similares, su importancia en el equipo está yendo en claro aumento a medida que se va encontrando mejor y la verdad es que no lo puede disimular.

Higgins burla la defensa de Mickey ante el Khimki

| EFE

Higgins realizó el domingo en Fuenlabrada uno de sus mejores encuentros como blaugrana, recordando al jugador que maravillaba a las órdenes de Dimitrios Itoudis por su capacidad para hacer muchas cosas bien: llevar la pelota, anotar, asistir, ayudar en el rebote y defender como un ‘currante’ más.

En una gran serie, el estadounidense anotó 19 puntos (4/6 de dos, 1/2 en triples y 8/9 desde la línea), atrapó seis rebotes en defensa y se fue a +33 de valoración. Por cierto, que es el quinto con mejor porcentaje en tiros libres en la Euroliga con un espectacular 47/50 (94%).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil