Las verdades de Jasikevicius

El técnico azulgrana se sinceró a SPORT: "Aún estamos lejos de lo que queremos estar; toca seguir mejorando"

"A mí lo que me obsesiona es construir los hábitos para un proyecto largo"

Saras reflexionó en voz alta para SPORT
Saras reflexionó en voz alta para SPORT | VALENTÍ ENRICH

Sarunas Jasikevicius se confesó a SPORT. Es una persona y un técnico con las convicciones muy claras. Sabe lo que quiere y cómo lograrlo. El pasado verano, tras años de especulaciones e intentos frustrados, desembarcó en el banquillo de ‘su’ Barça que, de momento, progresa adecuadamente.Está imbuyendo su espíritu ganador en un colectivo que ya cree en sí mismo. Pero Saras, perfeccionista como pocos, quiere más. Sabe donde está:En un club en el que solo vale conjugar el verbo ganar. Pero ¿Quién dijo que sería fácil? 

Antes que nada, es lo que toca en estos tiempos de pandemia, hay que preguntar cómo están de salud usted y sus familiares

Bien, bien. En Lituania todos bien, gracias a Dios. Aquí hemos pasado la covid mi mujer y yo. Hemos tenido unos casos bastante parecidos. Cuatro días mal y luego bien. Creo que lo pasamos mejor que mucha gente que estuvo mucho peor.

¿Cuando le dijeron que era positivo por coronavirus qué pensó?

Pues nada. Era y soy consciente de que mucha gente lo va a pasar. Toca cuidarse lo mejor posible y la verdad es que no estaba preocupado. Estaba preparado para que aparecieran más síntomas con los días y llegaron. Tocó aguantar y aguantar y pensar que otra gente lo está pasando mucho peor.

¿Qué cosas le han pasado por la cabeza desde que toda esta pandemia se desató en marzo?

Es una cosa que esperamos que pase una vez en la vida. Hay que aguantar, seguir con nuestra vida y ser positivos. Creo que nosotros, al final, somos gente muy afortunada que tiene su trabajo, que cobra,  que puede hacer lo que nos gusta hacer. Siempre he dicho que somos unos afortunados así que no me vas a escuchar quejarme.

Ya metidos de lleno en el basket. ¿Cree que con este escenario se podrán acabar la Euroliga, la ACB?

Sí. Estoy seguro que de una manera u otra acabaremos este año. Creo que estamos cumpliendo ahora mismo. Todos entendemos que en una temporada,  a lo largo de diez meses, habrán altibajos y quienes tengan más suerte que otros. Y ya está.  Empezamos la temporada con la idea de sobrevivir y esto es lo que estamos haciendo. Repito. Creo que lo tenemos bastante bien.

Se lo habrán preguntado multitud de veces pero reincidimos. Esto de jugar sin público es extraño ¿No?

Es lo que hay; si no pueden entrar los aficionados no entran. Aunque a mí me resulta difícil entender que la gente pueda ir al teatro u otras cosas pero que no pueda ir al fútbol, sobre todo, que es al aire libre.  Soy consciente de otras cosas como el transporte público etc. Pero  yo creo que meter dos mil personas en el Palau, meter diez mil en el Camp Nou no es mucho peor que ir a un restaurante o al teatro. La gente también tiene que pensar un poco en esto. Pero, repito, los que toman decisiones entienden más que nosotros. Nosotros, por nuestra parte, somos afortunados en poder jugar Euroliga,Liga y podemos desarrollar nuestro trabajo que amamos tanto.

¿En qué momento en su camino de evolución sitúa a su Barça?

Estamos muy lejos de lo que queremos estar. En el aspecto de la actitud de los jugadores, entendimiento, lo que queremos de ellos, el esfuerzo que tienen que hacer por llevar esta camiseta estamos en el buen camino. Pero, repito, estamos muy lejos de donde queremos estar aunque es verdad que los chicos están entendiendo el nivel de exigencia, a nivel físico, mental y táctico. Y luego toca seguir mejorando. Esto es lo más importante: mejorar y mejorar.

¿Porqué se dilató tanto en el tiempo su vuelta al Barça cuando las dos partes buscaban hacerlo realidad?

No sé. La verdad es que hemos hablado mucho de esto. Siempre tenía claro como quería trabajar y quizá el Barça en esos momentos no quería darme esas condiciones. Pero seguimos hablando, teniendo buena relación y con el tiempo se arreglaron las cosas. Es siempre cuestión de hablar, de sentarte. De un verano a otro cambia mucho. Tienen que cuadrar las cosas por las dos partes y el pasado verano pues llegamos al acuerdo.

Cuando llegó se encontró un equipo hecho al que solo ha llegado Calathes. ¿Cómo valora la plantilla que tiene?

Siempre hay que tener claro que estos son nuestros jugadores y hay que trabajar con ellos. Es verdad que encontré la plantilla hecha, una plantilla muy buena y compensada. A partir de aquí no pienso en otra cosa que no sea trabajar, trabajar y mejorar.

¿Vendrá algún fichaje más como se ha estado hablando desde el verano?

La verdad es que en estos momentos no es fácil fichar sabiendo que no tenemos presidente. Esto ya no es cuestión para mí es más para Nacho (Rodríguez). Nosotros seguimos trabajando en el día a día, también estamos mirando el mercado. Pero, al final, los que tienen que dar el OK son los de arriba.

¿En las últimas temporadas, por lo que usted veía, cree que al Barça le faltó continuidad en todos los aspectos?

No puedo opinar mucho de lo que sucedía cuando no estaba aquí. A mí lo que me obsesiona es construir los hábitos para un proyecto largo. Ójala sea conmigo pero el club necesita estabilidad. Lo que estamos haciendo, desde el punto de vista muy de mentalidad, es que los que entren tengan que saber donde entran,  tienen que dar el máximo esfuerzo, respeto a todo el mundo. Y después ya podemos hablar de cosas de baloncesto.

¿La apuesta por los jóvenes desde qué punto de vista la valora en su ideario?

El Barça siempre ha tenido muy buena cantera y hay que dar oportunidades a los chicos. Es cierto que es muy difícil hoy en día que los chicos del filial vengan a entrenar con nosotros para que veamos su progresión porque a veces jugamos tres partidos por semana y nuestros entrenamientos muchas veces son de recuperación. Pero lo vamos intentando. Creo que Sergi, Leandro han entrado muy bien en la dinámica, ‘Papi’ (Brancou Badio) hizo la pretemporada con nosotros, ha jugado partidos y también ha entrado muy bien. Llevamos cuatro jóvenes que han debutado con nosotros y estamos muy contentos. Pero ahora todo depende de ellos.

Por cierto. Bolmaro seguirá en el club al menos una temporada pese a ser escogido como número 23 del draft. ¿Còmo fue el tema?

Lea tenía previsto desde principio de temporada quedar se con nosotros este año. ¿La temporada que viene? Ya se verá.

¿Cómo resumiría su filosofía de basket Jasikevicius?

Antes que hablar de filosofía hay que valorar aspectos globales de la vida que valoro la entrega, el esfuerzo, ser buen compañero, buen amigo, respeto a todos. Y luego hablamos de cosas del deporte. Siempre hay que saber que estás en el Barça, que es una exigencia enorme. Hay que vivir y prepararse cada día con esto. Los chicos tienen que entender que cada entrenamiento tiene que ser como una guerra. Luego, claro, al final tiene que haber gente de talento que está muy implicada con el club, con esta camiseta. Y al final ójala lleguemos a ganar.

La  defensa está siendo una de sus señas de identidad. A partir de ella todo fluye…

Estamos mejorando en defensa, estamos mejorando en ataque. Pero creo que sacar conclusiones en esta temporada con las lesiones, el virus es muy difícil. Yo no miro mucho las clasificaciones, solo me importa  mejorar, como he dicho antes, y poner las bases para que, ójala, nos sirva en la segunda parte de la temporada para ganar.

Usted es todo un carácter. Si hay que echar una bronca la echa…

Al final uno es como es. La verdad es que intento llegar a los jugadores de diferentes maneras. A veces hablando de una manera, otras veces de otra. El mundo del basket va muy rápido y al final no tenemos mucho tiempo para explicar lentamente como están las cosas. Y a veces hay que decirlo de una manera, digamos, más agresiva que en otras situaciones.

Conviven, una temporada más con un calendario infernal con varias competiciones.  ¿Hacia donde va todo esto?

No sé. Yo creo que esta temporada atípica con el virus hay que sobrevivir. Sabemos que si no podemos jugar por el coronavirus una semana nos esperará otra con tres partidos. Toca sobrevivir.El año pasado vimos que la Euroliga con 18 equipos funcionaba. Es cierto que con una carga alta para los jugadores, pero asumible. En esta habrán semanas muy malas. En eso estamos de acuerdo. Compaginar la Euroliga con la Liga ACB es muy duro pero, bueno, todo el mundo está sufriendo y nosotros no somos diferentes.

¿Colocamos al Barça entre los favoritos de la Euroliga?

Colocarlo o no colocarlo lo podréis hacer vosotros los periodistas. A mí lo que me importa es crecer partido a partido. Sabemos quienes somos, tenemos talento pero para mí, como ya he dicho antes, la clave es crecer, crecer y crecer.

Cambiemos de tercio. Usted es socio del Barça  que ha vivido la dimisión de la junta de Bartomeu. En enero habrán elecciones a la presidencia, el equipo de fútbol, al que usted es buen aficionado, va como va. ¿Cómo ve el escenario?

Hablando del fútbol creo que estamos en una parte inicial de la temporada. A veces hay temporadas que empiezas bien y acabas mal y al contrario. Pero aún no tiene nada perdido, tiene jugadores con experiencia, carácter y calidad y creo que saldrán adelante. Y el nuevo presidente, como estamos en un club democrático, los socios van a elegir al candidato que quierán y ójala salgan las cosas bien.

¿Y qué le pediría Saras al nuevo presidente del Barça?

Es muy difícil decirlo. Los que vengan lo harán con sus ideas. Nosotros lo que queremos es que lleven al club lo más arriba posible que estoy seguro que lo van a hacer para seguir estando entre los mejores en Europa.

El socio 86.993

Desde hace años Sarunas Jasikevicius ha dejado clara su militancia azulgrana. Pero no es una afirmación de cara a la galería sino que el técnico lituano es socio de la entidad desde el 2006 con el carnet 86.993. Desde que llegó en 2000 al Barça como jugador se enamoró de la ciudad y en ella, incluso, llegó a abrir un negocio de restauración  y compró casa. Su primera etapa en el club azulgrana (2000-2003) le marcó. Luego se separarían los caminos de ambas partes y solo se volverían a reencontrar de manera fugazen la temporada 2012-13 cuandoSaras evolucionó a las órdenes de Xavi Pascual.

Un tiempo después Jasikevicius colgaría las botas e iniciaría su carrera como entrenador. En todo este tiempo nunca olvidaría a Barcelona -a la que visitaba cuando podía- ni al Barça siempre ejerciendo con orgullo su barcelonismo. Hasta que el pasado verano los planetas se alinearon y Jasikevicius -buen aficionado también al fútbol- acabó convirtiéndose en nuevo entrenador del  Barça.. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil