Fábricas

industria

Gestamp abrirá una fábrica en octubre en Japón

La multinacional española de componentes para vehículos quiere trabajar más para las marcas niponas, chinas e indias.

Fundición de Gestamp en Abrera (Baix Llobregat).
Fundición de Gestamp en Abrera (Baix Llobregat). | GESTAMP
@alexsoler66

El fabricante de componentes para vehículos Gestamp apunta directamente a los mercados japoneses, chinos e indios como sus próximos objetivos. En una conferencia de prensa en su planta de Abrera, Barcelona, el presidente de la firma, Francisco Riberas, ha admitido que quieren aumentar su producción para las marcas de esos países aunque no necesariamente se deba invertir en ellos. Aun así, la empresa se encuentra construyendo una planta en Japón, en Matsusaka, que iniciará su actividad el próximo octubre.

La estrategia pasa por mostrar la estampación en caliente a las marcas japonesas, un proceso novedoso que permite fabricar componentes más duros, resistentes y ligeros. Gestamp, controalda por la familia Riberas, es líder mundial en esta técnica utilizándola en el 38% de su producción.

Por otro lado, para convencer a las marcas chinas e indias, la firma española centrará sus esfuerzos en los vehículos eléctricos. No en vano, según la Agencia Internacional de la Energía, en China se vendieron más del 50% de los eléctricos e híbridos enchufables de todo el mundo en 2017.

Gestamp quiere empezar a trabajar con las marcas de estos mercados porque las firmas japonesas producen el 30% de los vehículos ligeros del mundo pero solo supusieron un 7% de los ingresos totales de la empresa en 2017. Los fabricantes chinos e indios, por su parte, fabrican el 13% de los coches del mundo pero su huella en las cuentas de Gestamp solo fue del 1%.

NO FORMARÁN PARTE DEL IBEX 35

Según RiberasGestamp, que en el 2017 ingresó 8.200 millones de euros, prevé crecer anualmente cerca de un 9% hasta el 2019. Además, la empresa pretende incrementar sus ingresos los próximos tres años.

Sin embargo, pese a ser una empresa líder en su sector, ha admitido que formar parte del Ibex 35 no es un "objetivo real", ya que aún es joven, se fundó en 1997, y antes quieren que la parte del accionariado que cotiza libremente en bolsa desde abril de 2017 crezca por encima del 35%, actualmente es del 30%. "Lo más importante es hacer las cosas bien, despacio y a largo plazo", ha admitido Riberas.