MotoGP

EL MUNDOA SE DESPIDE EN VALENCIA

Quartararo insiste en derrotar a Márquez en Cheste

El 'Diablo', proclamado ya el mejor novato de la temporada de MotoGP, logró su sexta 'pole' del año y liderará la parrilla.

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) saluda, feliz, tras lograr, hoy, la pole en el GP de Valencia.
El francés Fabio Quartararo (Yamaha) saluda, feliz, tras lograr, hoy, la pole en el GP de Valencia. | EFE / KAL FORSTERLING

Es posible, sí, que hayan algún invitado en la carrera que cierra el año (14.00 horas, DAZN) en un repleto, fijo, circuito de Cheste, en Valencia. Será una carrera, ya les aviso, apasionante por muchas razones. Primera, Marc Márquez (Honda) quiere abrochar su magnífico año con otra victoria (12ª) que le proporcione (si puede, pues no depende solo de su resultado) un nuevo título de escuderías al flamante equipo Repsol Honda. Segunda, el ‘rookie’ del año, el hombre llamado a ser campeón algún día (con o sin permiso de Márquez), el francés Fabio Quartararo (Yamaha) quiere recibir el bautismo del Mundial con su primera victoria en MotoGP. Y, tres, Maverick Viñales, la auténtica alternativa oficial y madura para la marca de los diapasones, que podría abandonar en el 2021 para fichar por Ducati, quiere demostrar que entre el ‘Diablo’ y él, el bueno es él.

Les hablaba de un invitado ¿verdad?, pues no parece que vaya a ser el subcampeón italiano Andrea Dovizioso (Ducati), que intentará, con todas sus fuerzas, que no parecen muchas en el retorcido trazado de Cheste, retener el liderato y el título mundial de equipos, el único que podría conseguir la firma italiana de Borgo Panigale, después de que Márquez, él solito, les haya arrebatado el de pilotos y el de constructores. El invitado sería, probablemente, el australiano Jack Miller, que está siendo, de momento, la mejor ‘Desmosedici’ del fin de semana.

La misma historia de siempre

La temporada se cerrará con el escenario que viene siendo habitual y, probablemente, sí, tiene pinta de que tendrá, también, un desenlace parecido a lo que ha sido la tónica general: pelea en la pista hasta que Márquez, el ‘dios’ de las dos ruedas, mucho más que un ‘doctor’, un maestro, un pura sangre, como le gustaría ser recordado cuando se retire, decida que la incertidumbre se ha terminado. Es decir, viernes para Quartararo; sábado muy peleado, aunque Márquez ha logrado 10 ‘poles positions’ y su séptimo BMW de lujo consecutivo desde que está en MotoGP, sexta ‘pole’ (gesto valiosísimo) del ‘Diablo’ y, al final, carrera para Márquez. O segundo puesto. Recuerden: 11 triunfos más 6 segundos puestos en 18 carreras. Vamos por la 19 y última.

Marc Márquez (Honda), en una de sus vueltas de hoy en el coqueto Cheste. / AFP / JOSÉ JORDAN

La ‘pole’ hoy ha sido peleadísima: 1.30.800 para Márquez, en el inicio; 1.30.086 para Miller, en la continuación y dos vueltas de suicidio del ‘rookie’ francés: 1.30.007 y el definitivo 1.29.978. Eso sí, no lo olviden, Márquez ha sido segundo a ¡32 milésimas de segundo! de Quartararo. Y Miller, a 0.108; y Viñales, a 0.200. Luego vienen los demás que tienen poco que decir: ‘Dovi’ saldrá sexto, a 0.533; y Valentino Rossi, el 12º.

“Estoy muy feliz por el tiempo logrado, aunque creo que todos hubiésemos podido correr un poco más”, ha explicado Quartararo al llegar al ‘corralito’ de los triunfadores. “Se ha levantado algo más de viento que ayer y la moto se movía horrores. Pero más contento estoy por haber mejorado mi ritmo de carrera, que ayer no lo veía suficiente para soportar 27 vueltas a saco detrás o delante de Marc”.

Márquez, lider en todo

Y Marc, pues ya saben, feliz por lo conseguido. “La ‘pole’ estaba complicadísima. Yamaha y Quartararo, a una vuelta, siguen siendo terribles, veremos mañana si soportar un ritmo tan alto”, comenta Márquez, que tiene muchas más vueltas a 1.30 (4), que los demás pilotos. Buen ritmo, pero no como el del octocampeón, tienen Quartararo y Miller. También Viñales, pero sale desde la segunda fila y sabido es que al catalán de Yamaha se le suelen atragantar los arranques.

“Correré para ganar, no pienso hacer cuentas en plena carrera pensando en qué necesitamos, como equipo, para ser campeón. Yo saldrá a por la victoria y esperemos que Jorge (Lorenzo) se sienta motivado, en su última carrera, para tratar de conseguir un buen puñado de puntos”, explica Márquez, cuyo equipo, Repsol Honda, está a dos puntos del Ducati Team en el Mundial de escuderías.

El Mundial de MotoGP acaba, pues, con 10 ‘poles’ para Marc Márquez, insisto, que añade otro BMW deportivo a su garaje como premio; seis para el mejor ‘rookie’ de la temporada, Fabio Quartararo, que, incomprensiblemente, seguirá, el año que viene, en el equipo ‘satélite’ de Yamaha (Petronas), pues Rossi no piensa retirarse (aún) y tres para Viñales, el otro gran piloto de Yamaha