Ford Focus ST

Ford Performance mete mano al Focus y crea el Focus ST

Con 280 CV con su motor de gasolina, el Focus ST será la variante más potente de la cuarta generación.

Nuevo Ford Focus ST.
Nuevo Ford Focus ST. | FORD
@alexsoler66

Ford ha desvelado hoy el nuevo Focus ST, la versión más deportiva de momento, a falta de la RS, de la cuarta generación de su modelo más popular. En este caso, Ford Performance ha trabajado para mejorar su denamismo mejorando aspectos como su suspensión, sus frenos y la configuración de su motor para una respuesta más directa y una agilidad, según Ford, "nunca vista en carretera y circuito".

El nuevo Focus ST llegará a Europa este verano en su coarrocería compacta de cinco puertas como en la Wagon, la familiar. Desde su comercialización, será el Focus más potente a la venta hasta que llegue el nuevo RS y se ofrecerá con motor diésel o gasolina, ambos más potentes que los que se ofrecen para el resto de versiones actualmente.

Cambios estéticos

Como suele ocurrir, la versión ST aplicará algunos cambios estéticos respecto a su variante estándar para acentuar el carácter deportivo del vehículo. En este caso, Ford apuesta por unas nuevas llantas opcionales de 19 pulgadas en color Magnetite, detalles en color gris en la parrilla y dos salidas de escape. Los paragolpes se mantienen intactos, como también lo hacel el spoiler trasero. 

En el interior, el Forcus ST llegará con un volante deportivo ST, molduras que imitan la fibra de carbono, un material muy popular en los vehículos deportivos, y asientos deportivos firmados por Recaro. En general hay pocos cambios respecto al resto de versiones, pero los pocos detalles que se introducen van orientados a otorgarle más carácter 'racing' al compacto estadounidense. Exclusivos para el ST, Ford ofrecerá los colores exteriores Ford Performance Blue y Orange Fury.

280 CV de potencia

Bajo el capó el comprador podrá decantarse por un motor diésel o un motor de gasolina. El de gasolina será un EcoBoost de 2.3 litros de 280 CV de potencia y 420 Nm de par máximo asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, o automática de siete relaciones como opción. Con este bloque, el Focus ST hará el 0 a 100 en menos de seis segundos. Para mejorar sus prestaciones y su respuesta, además de contar con un turbocompresor de doble entrada, este motor ofrecerá la tecnología anti-lag que Ford Performance ofrece en el Ford GT y en el F-150 Raptor para asegurar el máximo impulso en los modos más deportivos.

El motor diésel será un EcoBlue de 2.0 litros que entregará 190 CV de potencia y 400 Nm de par máximo asociado, de nuevo, al cambio manual pero con opción de cambio automático de siete velocidades. Este motor se valdrá de la tecnología del catalizador SCR con inyección de AdBlue para neutralizar las emisiones de Óxidos de nitrógeno (NOx).

Ambas versiones serán de tracción delantera y ofrecerán el sistema eLSD, que permitirá mandar el 100% del par motor a una de las dos ruedas para mejorar sus sensaciones al volante y su estabilidad y agarre en situaciones complicadas, como el exceso de agua en el asfalto. No faltará el sistema de suspensión adaptativa CCD (Continuously Controlled Damping), un selector de modos, con los modos Slippery/Wet (para condiciones de asfalto resbaladizo o mojado), Normal y Sport, que actuará sobre la respuesta del acelerador, la transmisión (en caso de ser automática), el CCD y el eLSD para adaptarse a las necesidades del conductor. En caso de comprar el pack opcional Performance, se sumará un modo Track al selector, que ajustará el Focus en su configuración más extrema para ofrecer su versión más deportiva. De serie, el Focus ST calzará unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S.

Tecnología y seguridad

En cuanto a la tecnología de conectividad y seguridad, el ST mantiene la mayoría de opciones disponibles en las otras versiones de la cuarta generación del Focus. Así, el nuevo Focus ST llegará con el control de crucero adaptativo con función Stop&Go, reconocimiento de señales, alerta de cambio involuntario de carril, ayudas para el aparcamiento o Head-up Display, entre otros.

No faltará tampoco una pantalla táctil de ocho pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, que será compatible con aplicaciones como Apple CarPlay y Android Auto y el sistema FordPass Connect, que dota al vehículo de WiFi para hasta 10 dispositivos.

Prueba del Ford Focus en Motor Zeta.

Ford aún no ha desvelado el precio desde el que partirá el nuevo Focus ST y solo ha confirmado que su llegada está prevista para verano.