Remedios caseros para el dolor de pies

Remedios caseros para el dolor de pies

14124
3
Compartir
remedios caseros para el dolor de pies

Hola a todos l@s amig@s de la Bolsa del corredor. Aprovechando que los dos mejores podólogos del Oeste del Mississippi (@podoalf y Alejandro Bayo) no están mirando, pues están en una convención probando métodos de tortura china para nuestros pies, nos hemos propuesto revisar algunos remedios caseros que podamos hacer para aliviar el dolor de pies, sin ponerlos en peligro alguno. 

No queremos sustituir el diagnóstico, ni el tratamiento del podólogo (imaginad lo que nos harían ellos, ¡nos pincharían punción seca en zonas de máximo dolor! … o qiuen sabe que nueva tortura estarán probando en esa convención) sino que podáis cuidar y aliviar el dolor de vuestros pies con cosas habituales de casa.                                                              

Desde ya os avisamos, que nada de lo que os pongamos curará definitivamente alguna patología, ya que se suelen ver aconsejados muchos tratamientos que lejos de ser beneficiosos, lo que hacen es empeorar algo que tiene fácil solución por parte de un profesional, el podólogo.

De todos modos, te damos algunos consejos caseros que puedes hacer si te duelen los pies, los tienes hinchados, o tienes algún callo o dureza:

Remedios para pies hinchados o doloridos

-Haz algún baño de contraste. Ya tu sabes, cuando te apetezca (no vamos a poner períodos que nadie cumple). Pon dos recipientes (uno de agua bien fría y otro de agua tibia, con una cucharada de sal). Primero metemos los pies en el agua caliente, para al cabo de un par de minutos, pasarlos al agua fría. Esto relaja los pies y hace que se deshinchen ligeramente. Puedes hacerlo mientras ves tu peli o serie favorita, no tienes excusa.

-Aplica hielo. El hielo tiene unos efectos, principalmente de vasoconstricción, es decir cierra un poco el calibre de los vasos sanguíneos, y en general podemos decir que la aplicación de hielo tiene un efecto de reducción del dolor, la inflamación y la hinchazón que se producen inmediatamente después de hacerse una lesión (traumática o microtraumática). Si tu dolor es en la planta del pie, puedes hacerte un auto-masaje con una botella de agua congelada.

El masaje-estiramiento debe hacerse desde la parte del talón hasta la punta de los dedos. Podemos hacer esto durante unos 5-10 minutos (depende de lo que aguantéis, lo que ya os dejará el pie fresquito), y repetirlo cada hora (más o menos). Si en unos días no ha desaparecido el dolor, será conveniente que visitéis a un buen podólogo.

Remedios para pies cansados o secos

Masajea tus pies cada día con una pequeña cantidad de crema hidratante a base de urea o bien con un aceite esencial (aceite de argán, de rosa mosqueta, de almendras, de coco). Primero, da gustico (¿podríamos pedir algo más?), segundo estos productos tienen un cierto poder hidratante y regenerador de la piel. Así, las pequeñas capas de piel endurecida o las pequeñas fisuras de la piel podrán curarse día a día, no acumulándose para hacer algo más grave. Tienes la alternativa que el masaje te lo de tu pareja, y ya sabes, será masaje en los pies y lo que surja.

Anda descalzo. Por casa, por la playa, por alguna zona sin demasiadas piedras o elemento que puedan hacerte daño, pero intenta andar descalzo. Tus pies se tonificarán y serán más fuertes para aguantar la paliza que les damos. Caminar descalzo por la playa, por ejemplo, también ayuda a eliminar de manera natural el exceso de piel seca y dura de la planta de los pies y los talones.

Si eres papá o mamá, no te preocupes, tus hijos no se resfriarán por andar descalzos por casa, pues los virus son respiratorios … no entran por los pies.

Entonces, queridos corredor@s, estos son unos consejos básicos para remediar de forma casera los dolores de vuestros queridos pies, que son la base de vuestro organismo, lo que primero os permite andar y sobretodo, correr. Seguid estos consejos por los efectos beneficiosos que puede tener sobre vuestra salud, ¡aunque no esperéis correr más!. Y sobre todo, huid de todos aquellos consejos (supuestamente milagrosos), que aseguren quitar las durezas, los hongos, etc. Se han visto multitud de “destrozos” causados por tratamientos tipo ponerse una rodaja ¡de tomate! (o ajo) en las durezas (el tomate tiene un ácido, que aplicado de forma continua nos puede quemar la piel). Ante cualquier patología dolorosa, o que os preocupe, dejad el tomate para hacer un buen Pa amb tomàquet o Pantumaca y acudid a vuestro podólog@. 😉

Compartir

Te puede interesar...

3 Comentarios

  1. Hola,buenas tarde tengo triple problema 1pie cavo,2fascitis plantar3 hernia lado izquierdo,los pies me arden y pinchan ,es un horror,quisiera un consejo para los pies.
    Gracias y muy agradecida❤.

    • Hola, en tu caso, el mejor consejo sería acudir a un podólogo, que seguro que te puede ayudar con algún tratamiento con plantillas o bien de infiltraciones para la fascitis. Un saludo y suerte !

Dejar una respuesta (Comentarios bajo la aceptación de nuestro Aviso legal)