Inicio Fitness & Yoga 10 Beneficios del entrenamiento de fuerza

10 Beneficios del entrenamiento de fuerza

Puede que sea el momento de cambiar tu rutina de entrenamiento para centrarte en el entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza tiene una serie de beneficios que van más allá de aumentar los bíceps.

El entrenamiento de fuerza es un tipo de ejercicio que utiliza la resistencia para desarrollar la fuerza y la resistencia muscular. Puede realizarse mediante ejercicios con el peso del cuerpo, pesas libres o máquinas de pesas. El entrenamiento de fuerza es importante para personas de todas las edades, ya que sus beneficios son múltiples como veremos a continuación:

1. Mejora de la densidad ósea

A medida que envejecemos, nuestros huesos empiezan a perder densidad de forma natural y se debilitan. Este proceso se acelera aún más si tenemos un estilo de vida sedentario. El entrenamiento de fuerza ayuda a combatir esta situación al someter a los huesos a un esfuerzo, lo que indica al cuerpo que necesita mantener la masa ósea. En consecuencia, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a mejorar la salud general de los huesos y a reducir el riesgo de fracturas a medida que se envejece

2. Aumento de la masa muscular

No es ningún secreto que levantar pesas ayudará a aumentar la masa muscular. Mucha gente no se da cuenta de lo beneficioso que puede ser el aumento de la masa muscular. Es importante por muchas razones. En primer lugar, el tejido muscular es más activo metabólicamente que el tejido graso, lo que significa que quema más calorías incluso en reposo. Esto puede ayudar a promover la pérdida de peso o a prevenir el aumento de peso.

En segundo lugar, la masa muscular ayuda a sostener los huesos y las articulaciones, reduciendo el riesgo de lesiones. En tercer lugar, unos músculos fuertes pueden mejorar la salud cardiovascular al hacer que el corazón bombee la sangre con mayor eficacia. Por último, tener una cantidad saludable de masa muscular puede aumentar la autoestima y la confianza. Por lo tanto, está claro que tener masa muscular tiene muchos beneficios.

3. Mejora la salud de las articulaciones

Las articulaciones son las que permiten que nuestro cuerpo se mueva libremente y sin dolor. Sin embargo, los movimientos repetitivos y las lesiones pueden provocar problemas articulares en el futuro. El entrenamiento de fuerza ayuda a mejorar la salud de las articulaciones al desarrollar los músculos que las rodean, proporcionando apoyo y estabilidad. Esto puede ayudar a prevenir lesiones y a aliviar el dolor de enfermedades como la artritis.

4. Mejora de la postura

Una mala postura puede causar todo tipo de problemas, como dolor de espalda, dolores de cabeza y fatiga. Si te encuentras encorvado, el entrenamiento de fuerza puede ayudarte Al fortalecer los músculos del pecho y los hombros, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a mejorar la postura y aliviar el dolor causado por los malos hábitos posturales.

5. Reduce grasa corporal y visceral

Como hemos visto, el entrenamiento de fuerza es una forma eficaz de reducir la grasa corporal y la grasa visceral. La grasa visceral es un tipo de grasa que rodea los órganos, y se relaciona con enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

El entrenamiento de fuerza ayuda a reducir la grasa visceral al aumentar la masa muscular. El tejido muscular quema más calorías que el tejido graso, incluso en reposo. Por ello, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a aumentar el metabolismo y a reducir la grasa corporal.

6. Prevenir y controlar la resistencia a la insulina.

La mayoría de la gente es consciente de que el entrenamiento de fuerza es importante para construir músculo y mejorar el rendimiento deportivo. Lo que mucha gente no sabe es que el entrenamiento de fuerza también puede ser una herramienta esencial para prevenir y controlar la resistencia a la insulina.

Las investigaciones han demostrado que el entrenamiento de fuerza regular puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina, lo que a su vez puede ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2. Además, el entrenamiento de fuerza también puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en personas que ya tienen diabetes.

7. Mejoras en tu mente

Según un nuevo estudio, el entrenamiento de fuerza regular puede conducir a un mayor reclutamiento neuronal. Los resultados sugieren que puede ser una forma eficaz de mejorar la función cognitiva.

En el estudio participaron 74 adultos sanos de entre 55 y 79 años de edad. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a uno de los tres grupos: un grupo de control que no realizó ningún ejercicio, un grupo que participó con ejercicios aeróbicos tres veces por semana y un grupo que participo con entrenamiento de fuerza tres veces por semana. Se evaluó la función cognitiva de los participantes al principio del estudio y a los seis meses.

Los resultados mostraron que el grupo que participó en el entrenamiento de fuerza tenía niveles significativamente más altos de reclutamiento neuronal que los otros grupos. Esto sugiere que este tipo de ejercicio puede conducir a una mejora de la función cognitiva. Los resultados coinciden con otros estudios que han demostrado los beneficios del entrenamiento de fuerza para la salud del cerebro.

8. Energía y metabolismo

El entrenamiento de fuerza es un tipo de ejercicio que ayuda a desarrollar los músculos. EL cuerpo debe utilizar más energía para mantener los músculos. Como resultado, el metabolismo aumentará, permitiendo quemar más calorías incluso cuando estás en reposo.

Además incrementarás la capacidad del cuerpo para utilizar el oxígeno de forma más eficiente. En consecuencia, las personas que realizan ejercicios de fuerza suelen tener más energía y resistencia.

9. Equilibrio y coordinación

Esto se debe a que el entrenamiento de fuerza ayuda a mejorar la función del sistema propioceptivo, que es responsable de detectar el movimiento y la posición. Como resultado, las personas que entrenan la fuerza con regularidad son menos propensas a tropezar o caerse, y tienen una mejor coordinación de los movimientos.

10. Imagen y autoestima

Las personas que tienen más masa muscular tienden a tener un aspecto más saludable y en forma, lo que puede aumentar la confianza y autoestima. Además, tienden a ser vistas como más atractivas. Y, por último, acostumbran a rendir más en las actividades físicas, lo que puede generar una sensación de orgullo y logro.

Vemos que existen innumerables razones por las que el entrenamiento de fuerza deber formar parte de tu rutina de ejercicios. No importa cuáles sean tus objetivos, la incorporación del entrenamiento de fuerza en los entrenamientos es una forma segura de ayudarte a alcanzarlos.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad