El árbitro y Mendy colocan al Real Madrid con un pie en los cuartos de final

Una rigurosísima expulsión de Freuler a los 17 minutos le hizo la vida mucho más sencilla al equipo de Zidane

Mendy se puso el traje de héroe al marcar el 0-1 en el 86' y ser objeto del derribo que provocó la tarjeta roja

El Real Madrid gana con polémica en Bérgamo | MEDIAPRO

Una acción aislada cuando solo se llevaban disputados 17 minutos desniveló por sopresa la eliminatoria en favor del Real Madrid. El equipo madridista tardó más tiempo del esperado en aprovechar el regalo del colegiado alemán Tobias Stieler en forma de expulsión de Freuler, aunque salió de Bérgamo con media clasificación en el bolsillo gracias a un solitario gol de Mendy en el minuto 86 pese a haber jugado durante casi 70 minutos con un jugador más que el Atalanta.

FICHA TÉCNICA

Champions League

ATA

0-1

RMA

Atalanta

Golini, Toloi, Romero, Djimsiti, Mahele (Palomino, 86'), De Roon, Freuler, Gosens, Pessina, Zapata (Pasalic, 30') y Muriel (Ilicic, 56', Malinovskiy, 86').

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Nacho, Varane, Mendy, Modric, Casemiro, Kroos, Isco (Hugo Duro, 76'), Marco Asensio (Arribas, 76') y Vinicius (Mariano, 57').

Goles

0-1, Mendy (86').

Árbitro

Tobias Stieler (Alemania). Amonestó a Casemiro (23'), Mendy (55') y Gosens (71'). Expulsó a Freuler (17') con roja directa.

Incidencias

Partido de ida de los octavos de final de la Champions League disputado en el Gewiss Stadium de Bérgamo a puerta cerrada.

La rigurosísima y desproporcionada expulsión de Freuler por una carga a Mendy cuando el francés se disponía a entrar en el área fue un mazazo para las aspiraciones del Atalanta y puso una vez más de manifiesto la exagerada protección de la que también parece gozar el equipo madridista en la competición europea por parte de los árbitros. La sorprendente decisión del colegiado alemán Tobias Stieler fue un inesperado balón de oxígeno para el cuadro madridista, que afrontaba el partido de ida con muchas limitaciones por culpa de las numerosas bajas por lesión que acumula en estos momentos.

Para desesperación de Gasperini, técnico del Atalanta, el árbitro apostó por el castigo más duro, pese a que no se trataba de una situación clara de gol. El equipo lombardo comprobó de primera mano cómo se las gastan los colegiados con los rivales del Real Madrid. La roja limitaba considerablemente el margen de maniobra del Atalanta y ofrecía al cuadro de Zidane una clara ventaja para dejar resuelta la eliminatoria o, por lo menos, para vivir un cómodo partido de ida a la espera de resolverla en Madrid dentro de tres semanas.

OCASIONES

Hasta la expulsión, los dos equipos se habían limitado a tantearse, aunque a partir de ese momento el juego se fue decantando poco a poco a favor del Real Madrid. El Atalanta no bajó los brazos, pero poco a poco empezaron a llegar las ocasiones para que los blancos se adelantaran. Nacho (24') protagonizó la primera llegada y después llegaron las ocasiones de Isco (38'), Modric (38') y Vinicius (39'). El brasileño se plantó delante de la portería en una situación inmejorable tras recibir un buen pase de Isco, pero el disparo fue desviado a córner en el último momento por un defensa.

El Real Madrid olió el gol prácticamente en la última jugada del primer tiempo. Kroos colgó una falta al corazón del área con la precisión habitual y Casemiro cazó el balón pero su remate fue rechazado con el pecho por Golini.

El equipo de Zidane siguió dominando claramente tras el descanso, aunque sus llegadas no fueron excesivamente claras, salvo sendos disparos desviados a córner de Modric y Vinicius. Dio la sensación de que los blancos no se atrevían a dar el paso adelante definitivo para buscar una victoria que les colocase con pie y medio en los cuartos de final. Esa falta de ambición permitió que el Atalanta sobreviviese a base de entrega y pundonor.

ARDOR GUERRERO

Poco a poco al Real Madrid se le fueron acabando las ideas y no encontró vías de agua en la férrea defensa local. El ardor guerrero del Atalanta le permitió sobrevivir durante muchos minutos.

Poco antes del final, el colegiado alemán volvió a darle un empujoncito al Real Madrid al no mostrarle la segunda amarilla a Casemiro después de un piscinazo de éste en el área. Le advirtió pero no sancionó su teatro al caer. Curiosa esa doble vara de medir.

Al final apareció por sorpresa Mendy para ponerse el disfraz de héroe. El francés desniveló la eliminatoria con un zapatazo con la derecha desde la frontal cuando sólo faltaban cuatro minutos para el final del tiempo reglamentario. El 0-0 hubiera permitido que el Atalanta afrontara el partido de vuelta con opciones de seguir vivo en la competición. El 0-1 se la pone de cara al equipo de Zidane.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil