La emoción de los árbitros sale a la luz antes de la final de la Copa del Rey

HISTORIA SPORT

El trío arbitral ofreció una rueda de prensa con naturalidad en la previa de la final de Copa Athletic - Real Sociedad

Una línier, Guadalupe Porras, estará en la banda y el catalán Xavier Estrada cumplirá un sueño por la ausencia del Barça

El equipo arbitral de la final de Copa del Rey, con Estrada Fernández al frente
El equipo arbitral de la final de Copa del Rey, con Estrada Fernández al frente | RFEF

El proceso de modernización que está llevando a cabo la Federación Española de Fútbol ha dado otro paso adelante en la previa de la final de la Copa del Rey pendiente del 2020 que este sábado jugarán Athletic y Real Sociedad en La Cartuja de Sevilla. No solo los entrenadores y futbolistas fueron protagonistas, sino que también el trío arbitral pudo compartir sus sensaciones ante los medios.

Xavier Estrada, el colegiado pricipal, Roberto Alonso y Guadalupe Porras, asistentes, se expresaron con normalidad, un tono didáctico y dieron una imagen que, sin duda, ayuda mucho al colectivo arbitral, muy opaco históricamente.El trío abitral rompió moldes, guiados por el eficiente departamento de comunicación de la Federación Española, y habló abiertamente de todo. No hubo límites de preguntas ni de medios. Máxima pluralidad para aclarar cualquier aspecto, desde el más sentimental al más técnico.

Aún quedan barreras

Xavier Estrada, por ejemplo, se emocionó al recordar el sufrimiento durante la pandemia y que por fin pueda cumplir a sus 45 años el sueño de arbitrar una final de Copa. Hasta ahora solo había podido ejercer de cuarto colegiado en la final de 2013, un derbi madrileño, pero la presencia continuada del Barça había sido sido un impedimento al ser catalán. En este sentido Estrada pidió que se rompa otra barrera histórica y llegue el día que los árbitros puedan dirigir cualquier partido, sean de la comunidad que sean, "sin que se cuestione su honorabilidad".

Roberto Alonso, por su parte, aclaró el funcionamiento del polémico VAR y apuntó que "se están revisando constantemente las jugadas, otra cosa es que la decisión no sea la que se espera". Es decir, nada se obvia y si no se pita es porque los colegiados de la sala VOR así lo consideran oportuno.

Guadalupe Porras tiene la experiencia de haber dirigido tres finales de Copa del Reina, pero se estrenará en el fútbol masculino en un partido decisivo por el título. "Ojalá llegue el día que esto deje de ser noticia y no distinguir hombre o mujer por estar ahí", expresó.

Los árbitros mostraron que sienten el fútbol, que echan de menos al público, aunque les puedan increpar, y que vivirán el partido como un día muy especial en sus vidas. No son de otro mundo, son cercanos y les gusta explicarse.

En esta final de Copa se abrió otra puerta y dio la impresión que la empatía de la afición con los colegiados mejoraría mucho si estas iniciativas llegaran más a menudo. El árbitraje, en pleno siglo XXI, necesita airearse mucho más.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil