Pedri: lo que va de un año a otro

HISTORIA SPORT

Su primera temporada en azulgrana solo se puede calificar de fantástica; superó con creces todas las expectativas

Esta campaña solo ha podido jugar cuatro partidos; la decisión técnica de regresar ante el Benfica fue precipitada

Pedri: La Eurocopa ha sido la mejor experiencia que he vivido | Perform

Pedri está viviendo en el Barça las dos caras de la misma moneda. De la explosión de la temporada pasada, donde se convirtió en una pieza indiscutible y clave del equipo de Ronald Koeman apenas cumplida la mayoría de edad, a la desolación de las lesiones. No juega desde el 29 de septiembre en Da Luz y tendría para un mes más por una inoportuna recaída. De un año a otro, las cosas han cambiado, y lamentablemente, para mal.

Irrupción estelar y el partido de Turín

Pedri pronto cautivó a Ronald Koeman, aunque su entrada en el equipo fue gradual. De los 21 minutos en el estreno oficial ante el Villarreal (4-0), esperó hasta el cuarto partido liguero para ser titular, pero el equipo cayó en Getafe (1-0). No obstante, fue mostrando maneras, como en el clásico pese a otra derrota (1-3) y a jugar demasiado escorado por la derecha o en su debut europeo, en el Camp Nou frente al Ferencvaros (5-1), cuando llegó su primer gol. Marcó el cuarto de los azulgranas tras asistencia de Dembéle.

Pero su propulsión definitiva, la noche que se dio a conocer en todo el mundo fue en Turín. Un recital futbolístico desde una posición más centrada para una gran victoria ante la 'vecchia signora' (0-2). A partir de ese momento, el 29 de octubre de 2020 y todavía con 17 años, Pedri ya fue insustituible en el Barça.

Pedri, el ángel de este Barça: su jugadón en Cornellà para que Braithwaite sentenciase el partido | RFEF

Sobrecarga de partidos

Quizás demasiado, porque no tuvo ni un solo descanso, lo jugó todo y le ha acabado pasando factura. Koeman no le dio respiro y la Roja, tampoco. Disputó la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. Demasiada tralla. En total, 73 partidos, repartidos de la siguiente manera: 52 con el Barça y 21 con la selección española entre absoluta, sub-21 y olímpica. Más de 5.000 minutos.

Como azulgrana, celebró cuatro goles y repartió seis asistencias. Logró terminar la temporada casi milagrosamente sin ningún percance, más allá de algún estiramiento muscular, pese a que ya en los últimos partidos se le percibió cansado. Las consecuencias vendrían después.

Lesión... y regreso precipitado

Pero se cerró una temporada (la final olímpica fue el 7 de agosto) y empezó la siguiente sin solución de continuidad. Pedri disputó los 90 minutos en el estreno liguero ante la Real Sociedad solo ocho días después y tras jugar una hora en San Mamés, solo entonces, inició sus merecidas vacaciones. Regresó para enfrentarse al Bayern y directamente al equipo titular. Se rompió. Sufrió una lesión muscular en el cuádriceps de la pierna izquierda.

¡Pedri sale en muletas del Sánchez Pizjuán! | @xlemus

Fue el 14 de septiembre, se perdió tres partidos con el Barça (Granada, Cádiz y Levante) y regresó, de nuevo para la competición continental, en Lisboa. La delicada situación del equipo llevaron al staff médico y a Ronald Koeman a apremiar al futbolista para una vuelta que fue precipitada. Se rehízo de un error que propició el primer gol de las 'águilas', le dio un pase de oro a Luuk de Jong que el neerlandés desaprovechó y aguantó 68 minutos sobre el césped de Da Luz, desfondado. Después se supo que había recaído.

La fecha de su regreso se ha ido demorando, aunque con ciertas esperanzas. El martes de esta semana se ejercitó, pero ya no lo hizo el jueves. Ni el viernes. TV3 informó, y SPORT lo pudo confirmar, de una nueva recaída que le podría tener un mes extra de baja sobre el período previsto. Un duro golpe para un futbolista que solo ha podido jugar cuatro partidos esta temporada (310 minutos). De la felicidad a la desazón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil