Memphis y Luuk de Jong se quedan

Memphis y Luuk de Jong se quedan

Un día más, Luuk de Jong no estuvo acertado de cara a portería... | Telefónica

El Barça cree que no puede debilitar más el ataque después de la lesión de Ansu y el caso Dembélé

Otra cosa bien diferente será lo que pueda pasar el próximo verano

Falta una semana para que se cierre el mercado y el Barça se ha reforzado, de momento, con Ferran Torres, mientras se ha desprendido de Philippe Coutinho, cedido al Aston Villa, y Yusuf Demir, de vuelta al Rapid de Viena. Todavía deben producirse más movimientos. En ello trabaja la dirección deportiva que dirige Mateu Alemany, que ha cerrado la puerta, salvo giro inesperado, a la salida tanto de Luuk de Jong como de Memphis Depay, dos jugadores que habían sonado como posibles bajas.

"No podemos debilitar más la plantilla en ataque", explican desde el club. Y es que la situación ha cambiado en los últimos días con la recaída y grave lesión de Ansu Fati y la negativa a renovar de Ousmane Dembélé, de momento castigado por el club con la gradería. Xavi se ha quedado solo con cuatro efectivos del primer equipo arriba: Ferran Torres, Braithwaite, Luuk de Jong y Memphis.

Luuk de Jong, que llegó como cedido desde el Sevilla en el último día de mercado estival por petición de Ronald Koeman, estaba en la rampa de salida porque no era el tipo de delantero que gustaba a Xavi. Incluso se tenía acordada la resolución de la cesión con el Sevilla y su marcha al Cádiz, operación que el neerlandés rechazó. Debido a las bajas, el técnico de Terrassa le dio una oportunidad y Luuk de Jong la aprovechó. No marcó en Vitoria, pero lo había hecho en los tres partidos anteriores que había disputado. El propio jugador dijo este fin de semana que no quería volver a mudarse, tras haber recibido los elogios de su técnico por su profesionalidad. Además, la opinión de Xavi ha cambiado y cree que el atacante le puede ser útil en determinados momentos.

MEMPHIS DEPAY

La situación de Memphis es diferente. Fue indiscutible hasta que cayó lesionado en el partido contra el Bayern del 8 de diciembre. Hasta ese momento lo había jugado todo. Solo había descansado un cuarto de hora contra el Dinamo de Kiev, habiendo marcado ocho goles. Volvió contra el Granada, pero se ha perdido los dos últimos partidos por molestias.

Su salida se ha  contemplado para crear Fair Play financiero y poder reforzar el equipo, pero tras los últimos acontecimientos se cree que mejor que se quede porque puede aportar el gol que le falta al grupo en muchos partidos. Otra cosa será lo que pueda pasar en verano, teniendo en cuenta que el neerlandés, que llegó desde el Olympique de Lyon con la carta de libertad y rebajándose el sueldo, acaba contrato en el 2023 y tanto el club como él deberán plantearse una renovación o una venta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil