De Jong, un libre inspirado en Frank Rijkaard

HISTORIA SPORT

Koeman ha situado a De Jong de central, recordando al que fue su pareja en la defensa en la Eurocopa de 1988

Los paralelismos enfre Frenkie y Frank son múltiples: una forma de jugar que se entiende desde el fútbol total de Michels

Frank Rijkaard, con el trofeo de la Eurocopa del 1988
Frank Rijkaard, con el trofeo de la Eurocopa del 1988 | Sport

El espíritu del fútbol total neerlandés está muy presente en Ronald Koeman. El técnico del Barça ha demostrado en sus primeros meses como técnico barcelonista que no cree en las rigidez táctica. Ha probado varias fórmulas cambiando a jugadores de su teórica posición natural buscando soluciones. El último caso ha sido Frenkie de Jong. Formó de libre en la defensa de tres ante el PSG en París ya ha tenido continuidad tras sus buenas actuaciones. Las arrancadas de Frenkie desprenden un aroma similar a las de Frank Rijkaard, otro holandés que brilló de defensa, medio defensivo y medio ofensivo. Es decir, con el mismo perfil de De Jong.

Rijkaard formó precisamente con Ronald Koeman la línea defensiva que llevó a Holanda a ganar la Eurocopa de 1988. Koeman era más marcardor y Rijkaard tenía mayor libertad. Con su talento, la salida de balón estaba garantizada y el juego fluía hasta llegar a Van Basten y Gullit para que definieran.

Arquitecto del fútbol total

Fue el último gran título de Rinus Michels, el creador de un fútbol dinámico y preciso, que tuvo su continuidad posteriormente con Johan Cruyff. Michels dejó un legado y ello le hacía sentir orgulloso: "Estoy especialmente contento de haber podido ayudar a que la forma de jugar de los holandeses sea famosa en todo el mundo", dijo.

Rijkaard y Koeman compartiendo un almuerzo

| Sport

Rijkaard logró su gran trofeo con la selección después de un camino exitoso en el Ajax y un paso efímero por el Zaragoza tras no poderse consumar su fichaje por el Sporting de Lisboa. A los 26 años se marchó al Milan de Sacchi, donde pasó al centro del campo y fue demoledor. De Jong dio el salto al Barça mucho más joven, con 21 años, y lo hizo para jugar de interior, una posición en la que no se sintió nunca cómodo hasta que por fin ha visto el fútbol de cara jugando más retrasado, ya sea de doble pivote o ahora de libre.

Mandaba Baresi

El Milan de Sacchi tenía a otra leyenda para tirar el fuera de juego y ejercer de maestro atrás, Franco Baresi. La mítica línea de cuatro con Tassotti, Baresi, Costacurta y Maldini desplazó a Rijkaard a la medular, donde rompió y fue casi un delantero más. Incluso fue el autro del gol de la segunda Copa de Europa consecutiva milanista en 1990 en la final frente al Benfica.

De Jong ha destapado esta temporada su faceta goleadora. Ya ha marcado 6 goles en la presente temporada, los mismos que había conseguido sumando los registros de sus primeras temporadas como profesional. En el Ajax hizo 4 goles en 2 temporadas, mientas que en su primera en el Barça consiguió solo 2 goles.

Una escuela también con Van Gaal

El fútbol acostumbra a ser ciclico y Rijkaard volvió al Ajax para retirarse y nuevamente se situó en el centro de la zaga. Junto a Dany Blind comandaron desde atrás a un grupo de jóvenes que, impulsados por Louis van Gaal en el banquillo, ganaron la Champions de 1995 con gol de Patrick Kluviert. De Jong, a sus 23 años, tiene un potencial enorme y con mucho margen para evolucionar en distintas zonas del campo. Ahora se ha instalado de libre y es inevitable recordar a Frank Rijkaard. Un jugador total que hizo historia como futbolista y dio continuidad a una forma de entender el juego en el Barça cuando fue fichado por Joan Laporta en 2003. Las similitudes, puntos en común y paralelismos asustan.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil