Final de Liga de infarto

Hoy y mañana la liga vivirá un hecho poco usual: los cuatro primeros equipos clasificados, todos con posibilidades de ser campeón, se enfrentan entre ellos

El Barça debe correr el riesgo de ganar hoy al Atlético y ver si con ello ayuda o no al Madrid a ser campeón

Así ha sido el último entrenamiento del Barça antes de la final ante el Atlético | FCB

El destino, llamado en esta ocasión calendario, ha querido que, a falta de cuatro partidos para finalizar la liga, los cuatro equipos que tienen opciones de ganarla se midan entre ellos en esta jornada. Sí, por un lado, el Barça-Atlético de Madrid de esta tarde (16,15 horas) y por otro, el Real Madrid-Sevilla que se disputará mañana a partir de las 21,00 horas. Para bien o para mal, madridistas y sevillistas saltarán al césped del Alfredo di Stéfano de Valdebebas sabiendo lo que han hecho sus dos rivales. En este sentido, la presión se antoja máxima para ellos.

Será la primera de las cuatro jornadas de infarto que viviremos hasta que el próximo domingo día 23 (o quizás antes, quién sabe...) conozcamos al campeón de una liga no apta para cardíacos. El líder indiscutible y continuado desde la novena jornada hasta el día de hoy, el Atlético de Simeone, visita esta tarde el Camp Nou ante un Barça que sí dio la talla en Valencia, pero que cometió el imperdonable error de dejar escapar tres puntos en casa frente al Granada. De no haber tenido ese traspié, el Barça hubiera llegado al duelo frente a los colchoneros como líderes y dependiendo de sí mismos para ganar esta Liga. No fue así y ahora los de Koeman no pueden permitirse el lujo de fallar más. O sí si sus rivales también lo hicieran.

En cualquier caso, el Barça tiene la obligación de mirar por sus intereses en el regreso de Luis Suárez al Camp Nou. Aunque lo hará en un estadio vacío, será uno de los grandes alicientes de un duelo que también se ha convertido en el otro clásico del fútbol español.

Si el Barça perdiera, diría prácticamente adiós a la Liga ya que los colchoneros se escaparían con cinco puntos cuando solo quedarían nueve en juego... más el ‘gol average’ particular a favor del Atlético. No podemos obviar otra posibilidad derivada directamente de la obligación del Barça de doblegar al líder. Si lo hace y mañana domingo el Real Madrid derrota al Sevilla, serán los blancos quienes se pondría líderes y también serían ellos los que tendrían la Liga en sus manos. Si ganaran sus próximos tres partidos. Dicho de una manera rápida y simple. El Barça podría ayudar al Real Madrid a ser campeón. 

A los azulgranas les quedan, además de la hoy, tres finales más: Levante el martes, y Celta y Eibar en las dos últimas jornadas que, como marca el reglamento, se jugarán en horario unificado. Es decir, todos a la misma hora si hay algo en juego. Ronald Koeman volvió a repetir ayer lo que ya dijo antes de medirse al Granada: “Si ganamos nuestros cuatro partidos seremos campeones”. Es decir, el técnico azulgrana está convencido de que el Real Madrid perderá puntos contra alguno de estos cuatro rivales: Sevilla, Granada, Athletic y Villarreal.

Mañana veremos si la eliminación de la Champions League en semifinales ante el Chelsea afectará o no en el rendimiento de un Real Madrid que, todo sea dicho, en los duelos directos contra Barça y Atlético de Madrid ha sido mejor esta temporada. Y ojo, también derrotó al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Es decir, ha sabido competir bien en los partidos más importantes de la temporada liguera.

Cuatro jornadas, cuatro partidos, cuatro aspirantes. Una verdadera Final Four para todos ellos. La Liga entra en una dimensión desconocida para todos en los últimos años, donde o bien estaba decidida conmuchas jornadas de antelación o era cosa de dos. 

Hoy y mañana podría aclararse un poco más el panorama... o enreversarse más. ¡Viva el fútbol!

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil