TRANSPORTE

La empresa de motosharing Yego cierra una ronda de 1,2 millones de euros

La start-up aterriza en Valencia con 120 motos

Motos de la start-up Yego.
Motos de la start-up Yego. | periodico

El Periódico

La start-up de 'motosharing' Yego, con sede en Barcelona, ha cerrado una ronda de inversión de 1,2 millones de euros. La firma ha anunciado también que ha empezado a operar en Valencia.

En esta operación, The Crowd Angel ha entrado con 402.000 euros y el resto del importe proviene de 'business angels', muchos de ellos ya socios de la compañía. La firma nació en Barcelona y fye fundada por los franceses Benjamin Viguier, Tim Ougeot y Yann Sander.

"El importe de esta ronda nos permitirá seguir aumentando la flota de motos eléctricas y ampliar nuestro equipo tech para seguir llevando a cabo nuestra visión", ha destacado Ougeot. "Como empresa de movilidad compartida, nuestro foco siempre ha estado en que el crecimiento del número de vehículos vaya acompañado de la mejor distribución de los vehículos en las zonas urbanas para asegurar un uso eficiente de la flota por parte de un número creciente de usuarios", ha añadido.

Actualmente, Yego ya cuenta con más de 30 trabajadores en sus oficinas de Barcelona habiendo doblado su equipo en los últimos meses y arranca en Valencia con 7 personas más. "Sabemos que nuestra tecnología es la clave para esa optimización del uso de los vehículos y en ella recae futuro de las Smart cities, por ello, siempre hemos apostado por un equipo tecnológico in-house con analistas de datos, ingenieros y desarrolladores", comenta.

Yego cuenta a día de hoy con una flota de 400 motos silenciosas y sin emisiones y una comunidad de 30.000 usuarios en Barcelona.  En Burdeos, Yego opera en forma de franquicia donde está llevando a cabo su prueba piloto que sigue creciendo con ya 100 motos disponibles.

En Valencia se ha empezado a operar con 120 scooters y se irán añadiendo progresivamente para asegurar su optimización con un crecimiento escalable como en el resto de ciudades.