HARLEY-DAVIDSON

Harley-Davidson adelanta la llegada de su moto eléctrica a 2019

La caída de ingresos y ventas de la marca ha precipitado una nueva estrategia para llamar al público joven.

harley-davidson-livewire
Harley LiveWire, el prototipo eléctrico de 2014. | HARLEY-DAVIDSON
@alexsoler66

El sonido de una Harley-Davidson es inconfundible. El rugido que emiten sus tradicionales motores en V, que tanto aman sus seguidores, se puede escuchar desde muy lejos y al pasar no deja otra opción que girarse a mirar como pasa y admirarla, por su imagen y por su presencia. Harley-Davidson es, probablemente, una de las marcas más auténticas del planeta, pero incluso las leyendas deben adaptarse al mundo para seguir avanzando.

Otros, como el Dodge Viper, desaparecieron por no querer ofrecer variantes más sostenibles y nunca montar un bloque de menos de 8.0 litros de cilindrada. Sin embargo, Harley, una de las marcas de motos más famosas del mundo, no quiere correr la misma suerte y sabe que debe renovarse y lanzar algo distinto, tanto, que ya en 2014 presentó la LiveWire, un prototipo de moto eléctrica que nunca se llevó a producción pero que debía servir de base para la futura moto eléctrica, prevista para lanzarse en 2021. Sin embargo, los resultados negativos de ingresos de los últimos años han precipitado el lanzamiento y la firma de Milwaukee asegura que estará lista en 2019.

LAS CAUSAS

Hay varias causas, la primera es la tendencia mundial a decantarse por los motores más sostenibles y ecológicos. La segunda, y la que ha precipitado el lanzamiento de la moto eléctrica, es que la misma compañía presentó unas cifras alarmantes. La facturación total cayó un 8,5% con respecto a 2016, registrando una caída del beneficio del 24%, 521 millones, y las ventas descendieron un 11% en Estados Unidos

Además, Harley-Davidson quiere renovar una flota 'demasiado buena pero envejecida'. El fabricante asegura que el 70% de sus motos que circulan en Estados Unidos no son nuevas. Esto se debe a que las motos clásicas, que ya montaban sus increíbles motores, contaban con una imagen muy particular y poseen detalles característicos de cada versión, son muy fiables, funcionan muy bien y, el principal problema, son mucho más baratas en el mercado de segunda mano que una nueva Harley a estrenar. Así, a la marca se le acumulan unidades en el inventario y, ya a principios de 2016, tenía motos por valor de 581 millones de dólares que representaban más gasto que beneficio.

Texto Alternativo
Hay muchas más Harley clásicas en las carreteras que nuevas. | HARLEY DAVIDSON

Por culpa de esto, la empresa ha tenido que anunciar el cierre de su planta de Kansas y el despido de 260 trabajadores, con lo que ahorrarán 65 millones en 2019 y 75 en 2020. Además, la previsión si no hay cambios no pinta mucho mejor, pues la firma de Milwaukee espera que las ventas caigan un 5% más durante 2018.

LAS SOLUCIONES

La solución propuesta por Harley-Davidson es una nueva estrategia de producto y ventas que apunta directamente a las generaciones más jóvenes como el principal comprador, que deben ser los que rejuvenezcan la flota de la marca. Para ello, y con la esperanza de atraer hasta dos millones de nuevos clientes durante los próximos 10 años, la compañía prevé lanzar nuevos modelos y ya anunció una inversión de entre 25 y 50 millones de euros para crear su primera moto eléctrica. Con todo, además de atraer al público joven, la marca quiere convertirse en la referencia de las motos de lujo en el mundo.

Texto Alternativo
Una nueva estrategia para reflotar las ventas y los ingresos de la marca. | MOTOR

La moto eléctrica, aunque no se ha confirmado que se base en la LiveWire, se está desarrollando después de que clientes elegidos por la marca probaran por todo el mundo su prototipo eléctrico. "Queríamos saber qué pensaba el público de la moto, qué querían y cuáles eran sus expectativas", declaró Jeff Strunk, gerente de la cartera de productos de la marca, al medio The Drive a principios de febrero. "Todo lo que hacemos está relacionado con lo que el cliente quiere. Con algo tan rompedor y diferente, realmente teníamos la necesidad de ir y preguntarle a la gente directamente", añadió. 

"Aprendimos mucho de los clientes en pruebas que hicimos por todo el mundo. Nos dieron mucha información y la estamos utilizando para hacer una moto eléctrica fabulosa. Llegará en 18 meses y será muy emocionante", sentenció Strunk en el medio estadounidense. Se desconoce el nombre que podría tener la moto, así como sus prestaciones y otros detalles. Sin embargo, la LiveWire ya tenía una autonomía de 250 kilómetros, una velocidad máxima de 300 km/h y la agencia Bloomberg publicó que la nueva Harley eléctrica podría acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4 segundos, así que el resultado es muy prometedor.