SMART MOBILITY

La movilidad alcanzará unos ingresos de 237.000 millones de euros en 2040

La mayoría de los usuarios pagaría más por acceder a soluciones integrales de movilidad inteligente.

Smart mobility.
Smart mobility. | RACE

Motor Zeta

Del informe de Oliver Wyman "Movilidad 2040. Cruzada por la movilidad inteligente”, se desprende que los nuevos servicios de movilidad alcanzarán unos ingresos de 237.000 millones de euros en 2040. Asimismo, el informe destaca que el futuro con un sistema de transporte eficaz, sin fisuras y personalizado, está cada vez más cerca. De hecho, a corto plazo, las plataformas digitales estarán diseñadas para gestionar una experiencia de viaje completa, permitiendo a los consumidores planificar, reservar y pagar sus viajes desde una única plataforma.

En la actualidad, las empresas se apresuran a desarrollar aplicaciones y servicios de movilidad inteligente que incluyen ofertas más dinámicas y personalizadas. Operadores de viajes como aerolíneas y compañías ferroviarias, gigantes digitales como Google y Amazon y startups tecnológicas intentan obtener la ventaja competitiva en el control de portales de movilidad inteligente que conecten a la perfección todas las opciones de transporte.

Los beneficios que la movilidad inteligente podría conllevar ser enormes. De hecho, se estima que, para el año 2040, los nuevos servicios verán multiplicado por cinco su participación en los gastos del viaje, con ingresos estimados de 237.000 millones de euros y beneficios para los proveedores de hasta 131.000 millones de euros.

Sin embargo, es esencial saber si los consumidores están listos para adoptar la movilidad inteligente. Según una encuesta realizada por Oliver Wyman a 7.500 consumidores en Alemania, Francia, Italia, China y Estados Unidos, la mayoría está lista para cambiar su modo de transporte preferido y pagar más para obtener acceso a este tipo de servicios.

Los resultados muestran que, en China, un 98% de los encuestados lo califican de importante o muy importante; en Europa, el 93%; y en Estados Unidos, un 83%. Entre los encuestados de 18 a 35 años de edad cuyo transporte principal es el automóvil particular, el 97% consideraría cambiarse al transporte público para obtener acceso a servicios de movilidad inteligente. Incluso entre los mayores de 65 años, el 76% consideraría un cambio. Otra de las conclusiones que destaca el estudio es que el 84% de los encuestados están dispuestos a agregar una tarifa plana mensual a su factura de transporte actual por acceder a soluciones integrales de movilidad inteligente. 

Además, la movilidad inteligente incluye actividades que pueden mantener ocupados a los pasajeros durante su trayecto, como navegar por sitios de compras, acceder a cursos online o disfrutar de una visita turística al finalizar el servicio. Los encuestados mostraron, además, un interés considerable en los servicios de seguros: para viajes de larga distancia estarían dispuestos a añadir un 5,4% más a la tarifa base por la compra de seguros de cobertura de accidentes, viajes y robos, y un 2,5% más por acceder a webs de comercio electrónico.