VOLKSWAGEN

¿Cuál es el trabajo de un experto en robótica?

En el Smart Production Lab de Volkswagen, los expertos programan cerebros de software para robot.

Expertos en robótica en Volkswagen
Expertos en robótica en Volkswagen | VOLKSWAGEN
@Gemmagf_

En Volkswagen están muy al día en lo que a tecnología e innovación se refiere. La colaboración entre personas y máquinas está a la orden del día, convirtiéndose cada vez en una parte más importante del proceso de producción de cada automóvil. Así, es esencial que los robots entiendan aquello que los trabajadores humanos quieren y necesitan de ellos, y viceversa. Y, por ello, es necesario educar a estos robots para lograr la máxima eficiencia en el trabajo.

En la planta de Volkswagen de Wolfsburg, empleados cualificados ensamblan motores mientras, sobre la cadena, los motores de Golf pasan junto a ellos a intervalos regulares. Los trabajadores reciben el apoyo de un robot que trabaja a su lado sin ningún tipo de barreras protectoras. Este principio se conoce como colaboración humano-robot (HRC).

Planta de Wolfsburg | VOLKSWAGEN

Estos robots que trabajan tan cerca de personas requieren unos conocimientos y unas habilidades considerables. “Últimamente, se instalan cada vez más y más sensores en los robots”, explica Johannes Teiwes, uno de los expertos en robótica de Volkswagen. “Esto requiere un nuevo modo de programación y nos plantea nuevos retos a los que trabajamos en TI”.

El robot del que tanto Teiwes como el resto de sus compañeros se encargan es capaz de diferenciar entre los distintos tipos de motores por su cuenta –gasolina, GTI, TDI, etc.– y de ejecutar su función con rapidez y precisión. Además, si uno de sus compañeros humanos se acerca demasiado, lo registra y ralentiza su actividad, ya que aquí la seguridad es la máxima prioridad.

Actualmente, el Smart Production Lab cuenta con un equipo de cuarenta expertos en TI. “Nuestro trabajo se focaliza en las tecnologías inteligentes usadas en la producción, siempre desde la perspectiva del desarrollo de software”, explica Teiwes. Sin embargo, el equipo no se conforma, y ya se encuentran trabajando en su siguiente proyecto de robot, un prototipo de dos brazos sobre una plataforma móvil.

“Para programar robots se necesita una buena imaginación y mucha paciencia”, confiesa, antes de añadir que “programar es un proceso muy creativo”. De hecho, en el caso de Teiwes, le ayuda el hecho de que toque el piano en su tiempo libre, y que disfrute especialmente al improvisar y crear nuevas melodías.

TEMAS: Volkswagen