Mercado

Un agosto negro

Agosto apunta a desplome tras caer las ventas un 37% en 20 días

El enorme incremento de ventas del agosto pasado ante la llegada de la WLTP se traducirá en una gran caída este año.

Las ventas caen en agosto.
Las ventas caen en agosto. | MOTOR
@alexsoler66

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos cayeron, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), un 37,4% durante los primeros 20 días del mes de agosto por culpa del efecto WLTP, la normativa de homologación de emisiones y consumos que entró en vigor el 1 de septiembre del año pasado.

En total, a día 20 de agosto se habían vendido 30.691 unidades registrando caídas importantes en todos los canales del mercado. Según los datos de Ganvam, el canal de particulares redujo sus ventas en agosto un 30,2% hasta las 18.834 unidades desde las 27.002 del año pasado. El canal de empresas matriculó durante los primeros 20 días de mes 10.096 unidades, un 46,3% menos que el año pasado, y el de alquiladoras 1.761 unidades, un 45,5% menos.

El efecto WLTP

Ya en julio se pudo ver el efecto WLTP con el descenso de las matriculaciones del 11% registrado ese mes. En agosto, el efecto está siendo mucho más acusado. El año pasado se vivió un verano de récord en términos de ventas ante la inminente llegada en septiembre de la normativa WLTP, un nuevo modo de homologar los vehículos más estricto que hizo subir el consumo y las emisiones de la gran mayoría de vehículos, con lo que muchos que antes no pagaban el Impuesto de Matriculación, ahora sí lo hacen, encareciendo su precio.

Además, la necesidad de las marcas de liberar stock antes de su entrada en vigor, ya que los vehículos vendidos a partir del 1 de septiembre de 2018 debían estar homologados bajo la nueva normativa, provocó un alud de ofertas y descuentos durante los meses estivales del año pasado. Por si fuera poco, los concesionarios también optaron por automatricular vehículos antes de la WLTP para poder ofrecerlos en el mercado de ocasión posteriormente. Ante todas estas causas, se formó una tormenta perfecta que se tradujo en un incremento de las matriculaciones del 48,7% en agosto de 2018, un mes tradicionalmente flojo en ventas.

Es por eso que en la comparación interanual, el agosto de 2019 va a sufrir una caída muy significativa, porque además el mercado se ha desacelerado. Desde la entrada en vigor de la WLTP, el mercado español solo consiguió subir, un 2,6%, en abril gracias a los incrementos de los canales de empresas y alquiladores. El canal de particulares no ha levantado cabeza desde septiembre.

Desde Ganvam entienden que el efecto WLTP está detrás de la caída, pero que los datos del canal de particulares indican que la salud del mercado "no es buena" e instan al gobierno a tomar medidas para tranquilizar al comprador particular, sumido en una nube de incertidumbre por la misma WLTP, la llegada de los eléctricos o la demonización del diésel, entre otros asuntos, para que vuelva a acudir al mercado.