Fábricas

GRUPO PSA

PSA Vigo: made in Galicia

Citroën llegó a Vigo en 1958 para quedarse y formar parte de su paisaje y de su economía.

Planta PSA en Vigo
Planta PSA en Vigo | PSA
@Gemmagf_

La historia de Citroën en Vigo empezó con la fabricación de la legendaria furgoneta Citroën AZU, en 1958. Sin embargo, muy pocos de los que participaron en este proyecto, hace 60 años, podían imaginar la magnitud de lo que estaba naciendo: lo que acabaría siendo una de las principales plantas de producción del Grupo PSA en el mundo.

Con motivo de este aniversario, el Grupo PSA ha realizado un repaso de su trayectoria en Galicia y de la organización actual, la cual recogemos de una forma esquemática a continuación: “PSA Vigo: 60 años en cifras”. Además, Frederich Puech, director del Polo Industrial Ibérico y del Centro de Vigo del Grupo PSA dio muchas de estas cifras y aprovechó para anticipar el rumbo de la fábrica de Vigo y de los diferentes procesos de producción, tanto en la actualidad como en el futuro, en los que está involucrada la potente planta gallega.

PSA

En sus 60 años, la fábrica PSA de Vigo ha convertido en realidad las siguientes cifras: 2 líneas de producción, 5 modelos en fabricación –Citroën C4 SpaceTourer 5 y 7 plazas, C-Elysée, Berlingo, Peugeot 301 y Partner–, 117 proveedores de componentes en el entorno de la fábrica, 1.825 vehículos por día, 1958 año en el que arranca la producción del Citroën AZU, 5.500 colaboradores, 15.300 trabajadores de la industria de componentes, 20.800 trabajadores en la Planta de Vigo, 114.000 horas/año de formación para los trabajadores, 435.000 vehículos producidos en 2017, 547.000 coches como récord de producción de vehículos en un año, 812.951 Citroën AX producidos, 1.181.407 Citroën C-15 producidos, 1.531.816 Citroën Xsara Picasso producidos, 2.065.738 Citroën Partner producidos, 2.662.763 Citroën Berlingo producidos, 13.340.874 vehículos como cifra total de producción en estos 60 años, 64.000.000 euros de inversión, 1.410.000.000 euros en exportación de la industria de componentes, 5.740.000.000 euros en exportación de automóviles y 8.680.000.000 euros de facturación.

Con todo, la planta de Vigo se ha convertido con el tiempo en una de las mejor consideradas, la segunda por volumen en el mundo, la tercera por eficiencia y, sin duda, una de las que más se espera de cara al futuro.

TEMAS: Citroën