Competición

500 millas de Indianápolis

Oriol Servià: "Para ganar en Indianápolis hay que hacerlo todo perfecto"

"Alonso estaba sorprendido y desesperado como McLaren no llegaba con el grado de preparación que le habían prometido".

Servià se clasificó 19º para las 500 Millas
Servià se clasificó 19º para las 500 Millas. | CHRIS JONES / INDYCAR

Oriol Servià ya es todo un veterano en Indianápolis. El de Pals, de 44 años, afincado en Estados Unidos desde 1998, afronta su undécima participación en una prueba bautizada como ‘la madre de todas las carreras’.

¿Qué representa la Indy500?

Llevo 20 años en Estados Unidos y, poco a poco, he ido descubriendo las 500 Millas hasta el punto de que ahora focalizo aquí todo el año. Es la carrera reina, una de las más grandes del mundo, pero también como gran acontecimiento deportivo. Hay más de trescientos mil espectadores, millones en audiencias de televisión, 103 años de historia y tradición y todo ello hace que tenga un gran peso. Tengo la suerte de haberme hecho un especialista de la carrera, de haber estado cerca de la victoria en varias ocasiones y sé que la puedo ganar.

¿Se puede optar a ganar haciendo solo una carrera al año?

Es una carrera completamente distinta al resto y para ganarla lo tienes que hacer tú todo bien, también el equipo y tener la suerte de cara. Es una de las más difíciles, pero al mismo tiempo de la manera que está organizado el proceso de la carrera permite que un piloto que solo corra aquí la pueda ganar. Hay muchas horas de entrenamiento previo para acostumbrarte al coche y al circuito, dentro de un equipo que compite todo el año y hay un sinfín de cosas que hacen que sí tengas posibilidades si consigues entrar en un equipo competente.

¿Dónde radica la clave?

Son todas. Esta es, precisamente, la clave. Si fallas en un apartado no ganas. El pilotaje tiene que ser perfecto, los rebufos, el momento de asumir riesgos, pero también la estrategia, las paradas, la mecánica y en este caso la experiencia es vital porque he aprendido cuándo y cómo asumir riesgos. Si vas subiéndote por las paredes toda la carrera no la acabas.

2012 fuiste cuarto, has estado otras dos veces luchando por la victoria… ¿Indianápolis te debe una?

No me debe nada, pero pienso que me toca, aunque hay otros veinte que piensan lo mismo. Todo tiene que ir de cara. El año pasado hice la mejor carrera de mi vida, adelantando a toda la parrilla dos veces, pero al final no salió bien. Lo importante, tanto por mi parte como del equipo, es ponernos en situación de estar en las últimas 15 vueltas en situación de ganar la carrera, ya sea por velocidad o estrategia.

¿Sería imposible hacer un pronóstico?

El circuito cambia tanto que el coche que va bien al principio puede tener problemas al final y viceversa. Además, hay siete u ocho paradas en boxes, situaciones de banderas amarillas, estrategias y todo influye para ganar, con lo que los candidatos son muchos.

¿Fue una sorpresa la eliminación de Alonso?

Fue una sorpresa para todos. La primera sorpresa fue comprobar que no venían preparados como se espera de un equipo como McLaren y a partir de ahí un cúmulo de errores. No era de esperar ni el nivel de preparación ni como lo ejecutaron una vez aquí. Una lástima, sobre todo para Alonso, que tiene el talento para ganar la Triple Corona.

¿La carrera con Fernando en la pista luce más?

A todos nos hubiera gustado que él hubiese participado, ya que es una atracción mediática mundial. Fernando es un referente para mí y que venga a correr la Indy 500, a mi casa, y tener la opción de intentar ganarle es un bonus. Sería un sueño poder llegar a la última vuelta con él y jugarnos la victoria. Él querría ganar, yo también, y deseo que el año próximo vuelva con McLaren u otro equipo y ambos estemos en condiciones de hacerlo.

¿Estaba hundido?

Hundido no, pero sí sorprendido y desesperado como McLaren no llegaba con el grado de preparación que le habían prometido y que cada paso que daban les hundía aún más.

¿Pudo haber cogido su coche?

La norma que lo permite le parecía increíble. Es un campeón, quiere ganar por sus méritos, trabajando con su equipo, con su coche y no subiéndose al de otro. La posibilidad estuvo sobre la mesa, mi coche era el más adecuado porque tenemos un patrocinador en común con McLaren. 

¿McLaren subestimó el nivel de la Indy?

No. Zak Brawn, el CEO de McLaren, es americano y conoce bien la prueba, y Gil de Ferrán, que es el director deportivo, ha ganado las 500 Millas como piloto y saben perfectamente las dificultades. A mi entender, el problema estuvo en que su prioridad es la Fórmula Uno y que pusieron todos sus esfuerzos para mejorar el monoplaza y, de hecho, Carlos Sainz tiene hoy mejor coche que el que tenía Fernando el año pasado. Los esfuerzos que han hecho a última hora no han sido suficientes. Quizá luchas con equipos con menos presupuesto y recursos, pero luchas con gente muy capacitada y experimentada. Ellos sabían que no se enfrentaban a un enemigo fácil. A parte de los errores que han hecho, han venido el año en el que ha habido menor diferencia entre la pole y el último.

¿Es lógico tardar dos días en recomponer un coche tras un accidente?

Por reglamento no puedes tener el coche de recambio a punto y hay que coger el motor y el cambio y ponerlo en otro chasis. A mi equipo le pasó con el coche de Hinchcliffe y mientras nosotros tardamos cuatro horas a ellos les costó un día y medio. Si llegas con retraso y después pierdes este tiempo te vas hundiendo un poco más.